Noticias

Filantropía en los E.U.: un panorama histórico

La filantropía tiene fuertes raíces en las creencias religiosas, en la historia de la asistencia mutua, en los principios democráticos de participación cívica, en las aproximaciones pluralistas de la resolución de problemas y en las tradiciones americanas de la autonomía individual y el gobierno limitado.

Las penurias de los primeros colonos de Norteamérica, en donde el gobierno era débil y distante, las personas se vieron forzadas a unirse para gobernarse a sí mismas, para ayudarse entre ellos y para desarrollar actividades comunitarias, tales como construir escuelas e iglesias y combatir incendios. De estas experiencias surgió una tradición de iniciativas ciudadanas y esfuerzos individuales para promover el bienestar público. Posteriormente, los inmigrantes apoyaron a las comunidades con donativos a través de iglesias y formando grupos para ayudar a los pobres, así como organizando asociaciones para asistirse mutuamente en su nueva tierra. Los americanos nativos y los afroamericanos también tenían profundamente enraízadas las prácticas filantrópicas.

Los líderes religiosos alentaban a sus miembros a donar para los pobres y para los trabajos de caridad de sus iglesias. Muchas personas consideraron una obligación el proporcionar recursos para personas necesitadas de sus comunidades, para los pobres de otras tierras, para las víctimas de desastres naturales y para sus iglesias. Las creencias religiosas son todavía una motivación importante para estar involucrado en la filantropía.

Filántropos pioneros y fundaciones

Benjamín Franklin, el inventor y político de la era colonial, fue un filántropo pionero. El realizó aportaciones para mejorar su comunidad y para brindar oportunidades a fin de que las personas se ayudaran a sí mismas. El fundó organizaciones civiles locales, tales como la compañía voluntaria de incendios, e instituciones como el Hospital de Pensilvania, la Universidad de Pensilvania y la Biblioteca Pública de Filadelfia.

No fue hasta principios del siglo veinte cuando los individuos comenzaron a emplear la filantropía para buscar formas de combatir problemas, realizar investigación y promover la ciencia.

Uno de los primeros personajes de la filantropía moderna fue Andrew Carnegie, un rico empresario. El consideró al individuo que poseía bienestar como un producto de la selección natural resultante de las fuerzas de la competencia. A través de ganar bienestar, una persona se convertía en un Agente de civilización, y la filantropía en una herramienta para mejorar la civilización y establecer reformas radicales. Su filantropía incluyó el establecimiento de bibliotecas públicas y otras agencias que proporcionaran “escaleras a través de las cuales el aspirante pueda ascender”.

Durante los primeros años del siglo veinte, varios líderes cívicos y empresariales – Andrew Carnegie, John Rockefeller y Margaret Olivia Sage – organizaron sus donativos filantrópicos en una nueva forma, similar a las corporaciones que entonces eran tan exitosas. La nueva estructura organizacional corporativa permitió mayor flexibilidad que la beneficencia, el modo tradicional de proporcionar recursos moldeado en la ley inglesa. Las Juntas de Directores eran responsables de supervisar sus operaciones.

Las fundaciones corporativas aparecieron más tarde, después de que el concepto de donativos provenientes de negocios se resolvió por medio de la ley de los Estados Unidos en 1935. Las fundaciones corporativas crecieron a una taza rápida durante los años cuarenta, una era de grandes ganancias y niveles impositivos altos.
Fuente: Embajada Americana en México

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario