Fundaciones Empresariales

Falta de audición, causa de fundaciones empresariales

icono-audio

Por: Emilio Guerra Díaz

Personas de Zacatecas y Puebla recibieron apoyo la semana pasada de dos fundaciones empresariales que tienen similar misión institucional para una de las discapacidades más excluyentes como es la falta de audición.

En el primer caso, la Fundación Starkey de la empresa comercializadora de aparatos auditivos homónima entregó 400 pares de aparatos para población de diversas edades que tienen problemas auditivos. En ese caso los beneficiarios provenían de 47 municipios del estado zacatecano.

En Puebla, la Fundación MVS de la empresa de telecomunicaciones que atinadamente eligió dicha causa como foco de su trabajo, entregó 362 aparatos auxiliares auditivos a 231 personas de entre 3 y 93 años de edad de 48 municipios de la entidad, según lo reporta Puebla Noticias en su nota del 7 de junio pasado.

En ambos casos las fundaciones Starkey y Fundación MVS realizaron la donación mediante alianzas con los gobiernos estatales, el Sistema Integral de Atención a la Familia DIF, Sedesol y presidentes municipales.

El Programa de ayuda en Zacatecas se denomina “Misión Oye Zacatecas” mientras que en Puebla se llama “Ponte Oreja” y además ésta contó con el apoyo de Compartamos Banco.

La discapacidad auditiva se erige como una de las más excluyentes, ya que si la falta de audición es congénita, en la mayoría de los casos es irreparablemente, pero aísla al individuo del mundo. No le permite entrar a los aportes del lenguaje para realizar el ejercicio de codificar, significar, interpretar e incorporar conocimiento del mundo a la vida personal como lo hacen las personas que no padecen de ese mal.

Por otra parte, la pérdida gradual de audición es un problema que tiene mayor dimensión en el país de la que se estima. La vida moderna y las abundantes fuentes de ruido disminuyen la capacidad auditiva. Está probado que otras enfermedades pueden alterar o dañar el sistema auditivo de las personas, sobre todo en las grandes urbes. En otras ocasiones la edad avanzada en las personas es otro factor de riesgo para perder el oído.

Afortunadamente existen en México varias organizaciones de la sociedad civil que trabajan en este tema. Una que lo hace de manera ejemplar y que desde hace años recibió el talento de María Luisa Lara y otras personas, diseñó una campaña de financiamiento muy bien planeada y estructurada.

Se trata de la asociación que tiene como misión institucional desde hace 40 años: “Formar y educar niños y adolescentes sordos, con problemas de lenguaje y aprendizaje, independientemente de su situación económica, y contribuir a su integración digna a la sociedad.” Es el Instituto Pedagógico para Problemas del Lenguaje IAP (IPPLIAP); la campaña “Oye tu que oyes” llevada a cabo a nivel nacional en todas las tiendas Mixup, cuyos establecimientos venden discos y videos.

Dicha campaña fue original y es justo decirlo, en su primer año pese a la excelente conceptualización falló en el diseño gráfico. A diferencia de los colores agradables y el logo atractivo de hoy que destaca a una persona sonriendo por poder escuchar; la primera edición utilizó un distorsionada efigie del afamado Ludwing Van Beethoven con una casaca de cueto alto y grandes patillas, que podría hacer al espectador suponer  que fuese otro personaje de la historia como Agustín de Iturbide o un general del ejercito realista español del siglo XIX. El fondo y la tipografía era de colores blanco y rojo, lo que resulta accidentado para leer mensajes o frases.

Para la segunda edición de la campaña se rectificaron esas fallas, se rediseño la imagen y afortunadamente la alianza entre el IPPLIAP y Mixup continúa a la fecha.

El llamado a la acción, aspecto que toda campaña debe contener, proviene y está contenido desde su nombre, lo que le hace contar con un extraordinario mensaje comunicativo: “Oye, tu que oyes”… puedes apoyar a quienes no pueden disfrutar como tu, melómano, de esa fuente de placer…

Así, en las tiendas Mixup cuando el cliente paga sus discos es invitado a donar 5 pesos. Quien acepta recibe además una pulsera de tela con el slogan-título de la campaña. Pero como sucede en estas campañas, los cajeros juegan un papel de gran relevancia para procurar o no fondos. Si ellos están desanimados o indiferentes no harán su parte de invitar. Es justo decir que muchos cajeros abandonan todo acto de involucrar a los clientes en estas donaciones porque reciben respuestas groseras o agresivas de los consumidores que escépticos no desean ayudar.

Pero en el caso de  la campaña “Oye, tu que oyes” está tan bien ideada que convoca a la solidaridad por una identidad del propio gusto del potencial donante con la persona que está excluida de esa fuente de placer, que es la música. La sensación de imaginar que el melómano cliente de la tienda, pueda siquiera por alguna razón perder la audición, provoca la ayuda.  El mensaje se sitúa en la realidad del donante y no de una absurda compasión que indigna a quien requiere la ayuda. Por eso es una campaña clave para el aprendizaje de mercadotecnia del sector filantrópico para convocar apoyos de una manera inteligente.

Sin duda, el ver involucradas a fundaciones empresariales en el tema de la pérdida de audición es un acierto. Demuestra la amplia posibilidad del actuar socialmente responsable en causas que aparentemente no están vinculadas al core business de empresas.

Desde el Consejo Directivo

La Secretaria del Consejo Directivo comentó que recientemente el Sistema de administración Tributaria de la SHCP dio a conocer que en México existen ya 7 mil 930 donatarias autorizadas. Pero hay algo más. Existe el compromiso de que el tiempo para autorizar a una asociación civil para ser donataria ha disminuido considerablemente. Este es in duda un reconocimiento del gobierno federal de considerar que la sociedad civil organizada puede contribuir a los programas de bienestar general.

El Director de la fundación señalo que importantes resultados están brindando fundaciones empresariales como la de Coca Cola que continúa desarrollando su programa “Ponte al 100” para combatir la obesidad y sobrepeso. Además la fundación de la firma refresquera anunció que ampliará su participación en el Programa Nacional de Reforestación y Cosecha de Agua. Por su parte la Fundación Telmex continúa apoyando con su programa de fianzas para primo-delincuentes y brindar cirugías extramuros para apoyar la visión de miles de personas. La Fundación Telefónica ha firmado un convenio de colaboración con el Museo Rufino Tamayo y difundirán arte. Inician con una muestra fotográfica.


emilio guerraEmilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact