Ambiental

Estudio señala cuánto menos contamina un vehículo eléctrico

Estudio señala cuánto menos contamina un vehículo eléctrico

Investigadores de la Universidad Radboud de los Países Bajos analizan las emisiones de los vehículos eléctricos en comparación con los de gasolina.

Un equipo dirigido por investigadores de la Universidad Radboud de los Países Bajos analiza las emisiones de los vehículos eléctricos en comparación con los de gasolina para descubrir si conducir un automóvil eléctrico realmente puede producir emisiones globales más bajas.

Los automóviles eléctricos están destinados a ayudar a mitigar los impactos climáticos del sector del transporte, que es responsable de aproximadamente  15% de las emisiones mundiales de gases de efecto invernadero . Pero dado que los vehículos eléctricos, en la mayoría de los casos, funcionan con una red de energía que aún depende en cierta medida de los combustibles fósiles, existe la preocupación de que en realidad no brinden los beneficios esperados para el clima.

Empero, una nueva investigación muestra que esas preocupaciones son injustificadas en casi todas las partes del mundo.

Un equipo dirigido por investigadores de la Universidad Radboud de los Países Bajos analizó las emisiones de los vehículos eléctricos en comparación con los de gasolina y descubrió que conducir un automóvil eléctrico produce emisiones totales más bajas en aproximadamente el 95% del mundo.

En países como Suecia y Francia, donde la electricidad se genera principalmente a través de fuentes de energía nuclear y renovable, las emisiones promedio de por vida de los automóviles eléctricos son hasta un 70% más bajas que los automóviles que funcionan con gasolina. Los investigadores encontraron que solo en unos pocos lugares donde la generación de electricidad aún depende en gran medida del carbón, como Polonia, los automóviles eléctricos no confieren ningún beneficio climático.

Los investigadores también examinaron las bombas de calor domésticas y determinaron que producen emisiones más bajas que las alternativas alimentadas con combustibles fósiles en el 95% del mundo. Los resultados del estudio se detallan en un artículo  publicado en la revista Nature Sustainability  esta semana.

la idea de que los vehículos eléctricos o las bombas de calor eléctricas podrían aumentar las emisiones es esencialmente un mito.

Aquí hay un estudio definitivo que puede disipar esos mitos. Hemos ejecutado los números de todo el mundo, analizando toda una gama de automóviles y sistemas de calefacción. Incluso en el peor de los casos, habría una reducción en las emisiones en casi todos los casos. Esta idea debería ser muy útil para los responsables políticos.

Florian Knobloch investigador, Universidad de Radboud.

Teniendo en cuenta las diferencias en los tipos de combustible y las tecnologías utilizadas para la generación de electricidad, Knobloch y su equipo dividieron el mundo en 59 regiones, luego calcularon las emisiones de gases de efecto invernadero generadas en cada región no solo cuando se utilizan automóviles y sistemas de calefacción, sino también durante todo el proceso de producción y procesamiento de residuos.

Descubrieron que los automóviles eléctricos y las bombas de calor ya son menos intensivos en emisiones que las alternativas alimentadas con combustibles fósiles en 53 de esas regiones, incluidas toda Europa, Estados Unidos y China.

Teniendo en cuenta las emisiones de la fabricación y el uso continuo de energía, está claro que debemos alentar el cambio a automóviles eléctricos y bombas de calor domésticas sin ningún remordimiento.

Florian Knobloch investigador, Universidad de Radboud.

Para 2050, la mitad de todos los automóviles en las calles podrían ser eléctricos, según el estudio. Eso reduciría las emisiones globales de carbono hasta en 1,5 gigatoneladas, la cantidad de emisiones de CO2 de las que todo el país de Rusia es responsable cada año.

Las bombas de calor eléctricas podrían reducir las emisiones globales de CO2 en 0,8 gigatoneladas por año, lo que equivale aproximadamente a la cantidad de emisiones de las que Alemania es responsable anualmente.

Los investigadores dicen que sus hallazgos ya han llamado la atención de los responsables políticos.

Comenzamos este trabajo hace unos años, y los responsables políticos en el Reino Unido y en el extranjero han mostrado mucho interés en los resultados.

La respuesta es clara: para reducir las emisiones de carbono, deberíamos elegir automóviles eléctricos y bombas de calor domésticas en lugar de alternativas de combustibles fósiles.

Jean-Francois Mercure de la Universidad de Exeter, coautor del estudio.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact