Estrategias infalibles para ganarte la confianza de tus colaboradores – ExpokNews

tips de liderazgo

Cuando se habla de confianza dentro de una empresa normalmente es en términos de consumidores, ya que estos deben de creer en los productos y servicios que están adquiriendo. Pero la confianza dentro de la organización es también muy importante: todos los empleados deben tenerse confianza, porque cuando esto no sucede, inevitablemente habrá fallas en la comunicación, el trabajo en equipo y el desempeño general.

La confianza es algo fluido, que evoluciona con el tiempo. No basta con simplemente ganarla una vez, sino que es un proceso constante. Pero los jefes jamás sabrán la verdad de su compañía si no tienen la confianza de sus colaboradores. Aquí algunos tips para lograrlo:

Haz una conexión:

Cuando una persona tiene poder, comienza a generar desconfianza, porque ya no depende de los demás. Para volver a ganarla, debes conocer bien a su equipo, y también permitir que este te conozca. Esto puede lograrse con pláticas casuales, compartir una comida en la cafetería, etcétera. Cualquier cosa que demuestre que eres parte del equipo y que todos están en el mismo barco.

Sé transparente y di la verdad:

Comparte lo más que puedas sobre la empresa y sus metas, para así evitar rumores. Si hay un vacío de información, las personas lo llenarán con chismes, que casi siempre serán negativos. Por supuesto, no puedes hablar de todos los temas, pero sí puedes distribuir regularmente ciertos datos, como los resultados financieros, las métricas de desempeño y algunos comentarios de las reuniones de consejo. Esto demuestra que confías en tus empleados, y ayuda a que ellos confíen en ti.

Ser transparente también significa tener la integridad para decir la verdad, aunque se trate de malas noticias.

Ofrece apoyo, no órdenes:

Los empleados saben la diferencia entre recibir apoyo y recibir órdenes. Como líder, debes motivar a la gente, no decirles qué hacer. Cuando una persona siente que las metas de su empresa se alinean con las propias, trabaja mejor y de forma más inteligente. Los jefes deben delegar y otorgar autonomía, pero siempre dejando claro cuáles son las expectativas y cómo se medirá el desempeño.

Toma la responsabilidad y dá crédito:

Nadie quiere un jefe que acapara toda la gloria pero hace críticas cuando las cosas van mal. La mejor forma de hacer que las personas se comporten bien es darles crédito, ya que esto refuerza la impresión de que todos trabajan para metas conjuntas. No culpes a otros por despidos o pocas ganancias, admite siempre que la empresa y su liderazgo son las que tienen que mejorar.

No tengas favoritos:

Una forma fácil de perder la confianza es tener favoritos dentro de la oficina. La gente siempre notará si tratas mejor a unas personas que a otras, y la confianza sufrirá. Evita hablar mal de otros a toda costa, porque hacerlo te hace ver como un hipócrita.

Demuestra competencia:

Si no eres bueno en tu trabajo, olvídate de ganarte la confianza de tu equipo. Aun si le caes bien a todos, lo importante es ser competente. Esto significa recibir capacitación constante, cumplir promesas y también evitar ser un experto en todo, ya que quienes sí sepan sobre el tema notarán las fallas. Si tienes la humildad de hacer preguntas y tener una actitud de aprendizaje, tu trabajo y el de tus empleados será más inteligente.

Fuente:
Harvard Business Review

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.