Cumpetere

¿Es mi responsabilidad? El papel público del sector privado

¿Podemos ser indiferentes? ¿Es responsabilidad de la empresa privada resolver las deficiencias en la gobernanza pública? ¿Se afectan las actividades de la empresa como consecuencia de estas deficiencias? ¿Puede la empresa privada permanecer indiferente ante esta situación y esperar que el gobierno lo resuelva? ¿Le conviene a la empresa operar en un entorno de negocios favorable?

Aunque esta situación es relativamente común en países en vías de desarrollo, los países mas desarrollados también adolecen de deficiencias en gobernanza, particularmente relevantes en el ámbito de los gobiernos locales.

Este artículo pretende dar algunas respuestas a estos interrogantes, considerando el potencial de las alianzas público-privadas de contribuir al
desarrollo económico y social.

Si bien es cierto que la corrección de las deficiencias técnicas o administrativas de los gobiernos no es responsabilidad de la empresa en el sentido estricto de la palabra “responsabilidad”, no es menos cierto que si sus actividades se ven afectadas no puede permanecer indiferente.

Si las actividades de apoyo al buen gobierno redundan directa o indirectamente, tangible o intangiblemente, en los beneficios presentes o futuros de la empresa, estas podrían considerarse como parte legítima de la responsabilidad empresarial, entendida esta, en una forma muy simplificada, como el conjunto de actividades que mejorando la contribución de la empresa a la sociedad, mejoran su propia situación.

Recientemente, líderes del Foro Económico mundial han hecho una exhortación a los líderes empresariales a trabajar en conjunto para mejorar la gobernanza. Estas llamadas se han venido haciendo, con mayor o menor intensidad desde la Cumbre de la Tierra en Rio en 1992, comenzando con temas puramente ambientales y progresivamente incorporando otras preocupaciones hasta la actual, en la que se reconoce la necesidad de las empresas de trabajar en mejorar la gobernanza públicas.

Éste es tan sólo el inicio del artículo de Antonio Vives. Si desea descargarlo completo en PDF, puede hacerlo desde aquí.


Antonio Vives

Con un Ph.D. en Mercados Financieros de Carnegie Mellon University y con una trayectoria como profesor en 4 escuelas de negocios, Antonio Vives es actualmente catedrático y consultor en la Stanford University. Socio Principal de Cumpetere. Ex-Gerente de Desarrollo Sostenible del Banco Interamericano de Desarrollo. Creador de las Conferencias Interamericanas sobre RSE. Autor de numerosos articulos y libros sobre RSE y del blog Cumpetere en español.

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • En efecto, si una empresa contribuye honesta y eficazmente con actividades de beneficio socioeconómico en su entorno, independientemente de sus actividades normales como empresa y su influencia positiva en la sociedad,ésto redundará en su propio beneficio al poner de manifiesto su filosofía empresarial de responsabilidad social y le redundará en una calidad y cualidad ético-moral que le facilitará hablarse de tú con todo mundo.

Dejar un comentario