Género RSE

Es importante eliminar la brecha educativa de género

130 millones de niñas no van a la escuela debido a que su educación no se considera importante

Tras la celebración del Día Internacional de la Niña, se dio a conocer que la educación puede cambiar la vida de las personas alrededor del mundo. Lamentablemente las dificultades para tener acceso a ella todavía existe en algunos países. De acuerdo con Animal Político, la cantidad de niñas que no van a la escuela se redujo un 40% desde 2000, todavía son 130 millones.

Esta falta de acceso a la educación puede ayudar a explicar por qué a las mujeres les cuesta más que a los hombres hallar trabajo significativo y bien remunerado, y también por qué la proporción de mujeres en la fuerza laboral mundial sigue siendo menor a la de los hombres.

Un ejemplo claro de esto es Aishetu Mahmoudu Hama, una joven de Níger, quien de acuerdo con El País, nunca estuvo segura de si podría terminar la escuela primaria.

“Estudiar era difícil”, recuerda. “Nos sentábamos en el suelo, sobre una esterilla algunas veces, otras directamente sobre la tierra”.

A pesar de los obstáculos, Aishetu perseveró, y ahora, a los 23 años, estudia en la universidad. Lo hace porque sabe que sin educación, sus únicas opciones serían probablemente cuidar animales, labrar la tierra, casarse y tener muchos hijos. Sencillamente, no tendría oportunidad de hacer otras cosas.

Como las maestras que la inspiraron para aprender, Aishetu quiere ser un modelo de rol para otras chicas, incluidas sus hermanas menores. Espera que su historia las motive para que ellas también terminen la escuela.

Según un estudio publicado en 2015 por el Foro Económico Mundial, “pese a que hay más mujeres que hombres matriculadas en la universidad en 97 países, estas solo representan la mayoría de los trabajadores cualificados en 68 países y la mayoría de líderes en cuatro”.

Divergencias de género como estas son un importante problema generacional para las empresas, grandes o pequeñas, que en todo el mundo ya tienen problemas para hallar suficiente personal cualificado para sus cada vez más automatizados procesos de trabajo.

En 2016, la Comisión Internacional sobre la Financiación de Oportunidades para la Educación Mundial informó que casi el 40% de los empleadores tienen dificultades para encontrar trabajadores con las habilidades adecuadas.

Las empresas que invierten en países de menos ingresos también necesitan que los trabajadores estén sanos, algo en lo que la educación de las madres cuenta. Las madres educadas y sus familias tienden a tener mejor salud que las otras. De hecho, una investigación muestra que si todas las mujeres en edad de tener hijos terminaran la escuela secundaria, cada año se evitarían unas 350 000 muertes de niños de hasta cinco años.

Las empresas que invierten en países en desarrollo y emergentes donde se concentra la mayoría de las niñas no escolarizadas tienen motivos para ayudarlas a obtener la educación que se merecen. Con mejoras en sus resultados educativos es probable que muchas más sigan las carreras técnicas de alto nivel que demanda el mercado laboral.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]