Ambiental

En 2011 hubo muerte masiva de delfines en el Golfo de México

En el año 2011 se presentó un fenómeno de muerte masiva de crías de delfín en el Golfo de México, cobrando de la vida de, por lo menos, 186 crías de pocos meses de nacidas.

Esta cifra únicamente incluye el conteo de cuerpos localizados en costas de Estados Unidos, sin que se tenga un reporte de los cadáveres de delfín que pudieron haber sido arrojados a playas mexicanas o que se pudieron precipitar al fondo del mar.

El reporte sobre la muerte masiva de los delfines jóvenes y recién nacidos de la especie nariz de botella (Tursiops truncatus) fue publicado en la edición más reciente de la revista científica PLoS ONE, que es el órgano de divulgación de la Biblioteca Pública de Ciencia (Public Library of Science) de Estados Unidos.

Todos los decesos registrados se produjeron en la zona norte del Golfo de México en 2011, durante la primera temporada de parto, después de dos perturbaciones ambientales bien documentadas: el sostenido clima frío en el año 2010 y el derrame de petróleo por la explosión de la plataforma Deepwater Horizon (DWHOS).

Estas dos perturbaciones ambientales se combinaron con un tercer elemento, que fue la llegada de grandes volúmenes de agua dulce fría, las cuales llegaron desde el Océano Atlántico Norte por el derretimiento de glaciares.

Los tres factores ambientales adversos provocaron un sistema desastroso que casi triplicó el número de muertes de delfines recién nacidos, pues el 46% de los cuerpos encontrados correspondía a crías que sólo vivieron algunos días tras nacer.

Según los datos combinados de las universidades del Sur de Alabama, del Sur de Mississippi y Central de Florida, durante el período de 4 meses de parto de delfines, entre enero y abril de 2011, los cuerpos de 186 delfines jóvenes fueron colectados en territorio estadunidense. Esta cifra es más del doble de decesos registrados, en promedio, entre los años 2001 y 2009. El reporte no incluye datos de México, por ello se desconoce el número de delfines que pudieron haber aparecido muertos, en el mismo periodo en playas de este país.

La principal autora del estudio es Ruth H. Carmichael, de la Universidad del Sur de Alabama y del Laboratorio Dauphin Island Sea. Ella, redactó el reporte, apoyada en datos proporcionados por otros cuatro biólogos marinos: William M. Graham, Allen Aven, Graham Worthy y Stephan Howden.

El calendario en el que fueron detectados los cuerpos le permitió a los investigadores registrar que la mayor cantidad de muertes ocurrió durante las semanas 5, 8 y 12 de 2011, coincidiendo con los meses de febrero y marzo, pero sólo dos semanas después de las fechas en las que se midieron las aguas más frías de todo ese año.

Asimismo, se vio que uno de los lugares donde se encontraron más delfines varados fue en la Bahía de Mobile, en Alabama, que es el cuarto lugar más grande donde desemboca un río de agua dulce que cruce terrenos de Estados Unidos.

“Si la condición de delfín ya era pobre debido a recursos alimenticios empobrecidos, las infecciones bacteriana y otros factores cíclicas, es plausible pensar que, el año pasado, el deshielo de primavera contribuyó al mayor enfriamiento del agua, desencadenando más muertes. Estos factores de frío en las aguas superficiales se combinaron con la contaminación de las aguas profundas, ocurrida tras el derrame, lo que dejó muy pocas opciones para que los delfines más jóvenes pudieran fortalecerse y sobrevivir”, indica el reporte.

Fuente: cronica.com.mx
Por: Antimio Cruz
Publicada: 27 de Julio de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]