RSE

Empresa que abusaba de jornaleros era “socialmente responsable”

jornalerosEl gobernador de Jalisco admitió que hay otras denuncias e informó que habrá operativos en otras agroindustrias para erradicar la explotación laboral

Bioparques de Occidente, empresa en la que trabajaban los 275 jornaleros bajo condiciones de esclavitud, aparentaba ser un organismo socialmente responsable, incluso había recibido reconocimientos de esa índole, además de haberse beneficiado con apoyos gubernamentales.

El Centro Mexicano de la Filantropía (Cemefi) es la institución independiente que otorga dicho reconocimiento.

Ante esto, el secretario de Economía federal, Ildefonso Guajardo Villarreal, condenó la explotación laboral que padecían los jornaleros en un invernadero de jitomate en el municipio de Tolimán, al sur de la entidad.

Sobre los apoyos gubernamentales dijo que desconoce las particularidades.

El funcionario federal, aseguró ayer, durante la firma de un convenio que tiene como objetivo acelerar la competitividad y el crecimiento económico en la entidad mediante la simplificación administrativa, que en el momento en que se detecta una anomalía de esta naturaleza el esquema de revisión y apego a la ley es fundamental.

“Sin duda todo acto que viola los derechos elementales de la gente, y de los trabajadores en este caso, es condenable totalmente… Eso no se llama competitividad. La competitividad no se logra así, se logra a través de mayor productividad, innovación, tecnología. Poder pagar salarios dignos de alto nivel a gente capacitada en donde los ahorros no están en pagar salarios miserables.

“Los ahorros están justamente en la innovación, en los procedimientos eficientes, en nueva tecnología y el aumentar la productividad. Ahí está el secreto de la productividad”, señaló en entrevista el funcionario federal al concluir la toma de protesta del nuevo consejo de Cámaras Industriales de Jalisco.

“Obviamente hay leyes que se tienen que respetar, son obligatorias. La Secretaría del Trabajo tendrá una acción directa en cuanto a este caso. Es indiscutible que cuando uno participa en el comercio internacional la única manera de hacerlo eficiente con sustentabilidad a largo plazo es hacerlo de manera responsable.

“Ustedes han visto que el Tratado de Libre Comercio con América del Norte incluye un par de capítulos: uno ambiental y otro laboral, que son fundamentales para exigir que nuestros socios comerciales así como nosotros mismos estamos comprometidos con un comercio responsable y social”, añadió Guajardo Villareal.

Por su parte, en el mismo evento, el gobernador de Jalisco, Aristóteles Sandoval, adelantó que habrá operativos de revisión en otras agroindustrias para erradicar la explotación laboral de personas de escasos recursos.

“La conquista de los trabajadores no debe de quedar en letra muerta, debe de haber una autoridad que las haga actuar con firmeza y con el peso de la ley. Éstas son denuncias que se han presentado ya hace muchos años, hoy iniciamos con estos operativos

“Una revisión con seguridad, porque en muchas regiones, bueno, pues en algunas de éstas regiones difícilmente llegan los inspectores porque son amenazados, por eso se va a hacer un operativo general para poder acudir a las regiones del estado en donde tengamos previas denuncias y sobre todo llamar a regularizar a quienes invierten en Jalisco, sus patrones laborales, llamar al cumplimiento de la ley y sobre todo a que el trabajador, trabaje en condiciones dignas para un ser humano”.

El mandatario estatal reconoció que tienen otras denuncias contra empresas que aprovechando la necesidad de la gente les ofertan empleo y caen en actos fraudulentos, como sucedió con estos jornaleros originarios de poblaciones humildes de Veracruz, Hidalgo y San Luis Potosí.

“Esto fue una violación garante de todos los derechos, violentando cualquier tratado internacional, la Convención de Derechos Humanos, la propia ley local, la Constitución; es decir, un nuevo modelo de esclavitud moderna como ustedes pudieron observar ésta gente vivía en condiciones infrahumanas, ésta gente comía frijol y arroz, muchos de los niños se detectaron con desnutrición”

“Ellos lo que querían pues era trabajar y una oportunidad y a base de engaños ofreciéndoles 100 pesos diarios pues los trajeron y después eran explotados.”

“Nos hacían trabajar, enfermos”

Los jornaleros que eran explotados en Jalisco dieron algunos detalles sobre las condiciones en las que trabajaban.

“Te tratan bien mal, no te dan de comer bien. Si no trabajas no te dan de comer ni te dan tortillas, te obligan a trabajar. Y si se queda uno (por enfermedad) te obligan a trabajar en la cocina para que te ganes las tortillas y la comida”, explica con tristeza su experiencia Anastasia Aguilar, originaria de Veracruz.

“Lo peor es el trabajo, en cualquier trabajo es por día, aquí es por tanto y si no lo haces, pues te dan 50 o 60 pesos y el ticket viene saliendo a la semana de siete días. Salen 400 pesos o 500 pesos”, dijo otra trabajadora, Maria Elodia Alvarado.

“Trabajé un mes y medio. Nos trajeron por contrato de 90 días. Nos tratan mal aquí, pues no se vale, que nos paguen lo que es”, lamentó un jornalero oriundo de San Luis Potosí que escuchó por la radio la oferta laboral y fue enganchado.

“Si no queríamos ir a cortar tomate nos mandaban a sacar estacones. El ingeniero nos decía que a fuerza teníamos que ir. ‘Les voy a poner un trabajo duro también a las mujeres, para que no digan que no quieren ir a trabajar’, dijo el ingeniero”, recuerda Gloria González, otra jornalera.

“Nos prometieron tres comidas al día y sobre todo guisados, nos prometieron literas, nos prometieron prestaciones. Pide uno préstamos y nos dicen ‘espérate al viernes’, y el viernes nos dicen que el domingo y luego que no abrieron el banco y nunca nos dan. Uno pide préstamo porque luego la familia está enferma.

Las víctimas reciben apoyo y regresan a sus hogares

Los jornaleros comenzaron el éxodo a sus lugares de origen, de donde salieron para dejar la pobreza extrema, pero llegaron a Jalisco a padecer esclavitud laboral, otras vejaciones y la pobreza nunca los abandonó.

Ayer los trabajadores agrícolas recibieron apoyo del Sistema para el Desarrollo Integral de la Familia (DIF) Jalisco, se les trasladó del municipio de Tolimán a un refugio temporal en la unidad deportiva Adolfo López Mateos en Guadalajara.

Ahí se atendió a 206 adultos y 33 menores de edad con hospedaje y alimentación, atención médica, sicológica y de trabajo social mientras aguardaban los traslados. Y para que regresaran a sus lugares de origen en las mejores condiciones de salud.

Muchos de los jornaleros migrantes querían antes regresar a sus hogares, pero “no teníamos ni para el camión”, aunque trabajaban hasta más de 12 horas al día.

La familia González está compuesta por cuatro miembros, a Jalisco viajaron sólo el padre, la madre y su pequeña de tres años, a la niña más grande la dejaron con otros familiares en San Luis Potosí de donde son originarios. Ellos ya quieren dejar en el pasado su experiencia y no regresar más a estas tierras. “Dormíamos en el piso los tres, mi esposa yo y la niña”, explicó Édgar, quien tiene 29 años de edad.

El joven padre de familia lamenta haber sido embaucado: “no es justo. Nos dijeron que iban a pagar 200 pesos diarios y que iba a haber préstamos. Nada de eso. A veces pagaban 70 pesos al día”.

Recuerda Édgar que salió de su tierra porque como albañil ganaba muy poco para mantener a la familia y considera un error haber aceptado la oferta laboral en la empresa jitomatera. “Es un fracaso estar aquí. Allá aunque sea comíamos frijoles”.

Ahora con el anhelo de que en breve regresará con su familia a la huasteca potosina detalla cómo se manejaba la tienda de raya donde tenían que comprar la comida al doble de precio promedio, se les apuntaban los consumos y al final salía con que no les alcanzaba el dinero.

Ayer en el transcurso del día apoyados con el pago de su transporte por el Sistema DIF Jalisco, los jornaleros estuvieron regresando a sus tierras.

“Tuvimos población de Veracruz, que ya salió ayer por la noche, fueron 42 adultos y diez menores, que trasladamos en un autobús. Hoy (ayer) salen a San Luis Potosí 118 adultos y 20 menores, en tres autobuses; y de Hidalgo son 46 adultos con tres menores”, señaló la directora de Trabajo Social y Vinculación de DIF Jalisco, Blanca Ninfa Álvarez Ruiz.

Finalmente les pagaron cinco mil pesos como liquidación para que pudieran llevar algo de dinero en sus bolsillos.

Arturo Zamora Jiménez, secretario general de Gobierno, dijo que se teme que estos casos se estuvieron repitiendo durante seis años, según declararon los detenidos.

“Tenían seis años estas prácticas y en todo este tiempo nunca había pasado la inspección, que es obligatoria”, lamentó el funacionario estatal.

Fuente: Excelsior

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario