RSE

Emprender sin pena: un negocio con sentido social

rubberitUn modelo de negocios con impacto social: un sistema de suscripción de condones a domicilio.

Según datos de la Organización Mundial de la Salud, Los jóvenes de 15 a 24 años representaron el 40% de todos los casos nuevos de infección por VIH registrados entre los adultos en 2009 mientras que la Encuesta Nacional de Salud y Nutrición en 2012, sólo el 41% de los hombres y 24.5% de las mujeres usaron protección en su última relación sexual. Si entendemos este problema con cualidad emprendedora, la resolución tendría que ser innovadora y con generación de cambio.

Según May Alba, CEO y cofundadora de Ruberit, esta startup surgió gracias a estas cifras. “El mejor amigo de mi novio murió por VIH y yo no podría dormir después de haber vivido eso. Pensé que era ridículo que alguien se muriera por no usar protección” señaló. Para resolver el problema, pensó en crear una ONG en nuestro país, cosa que resultó complicada por los trámites de arranque, con lo que pensó en hacer una empresa con enfoque social: un sistema de suscripción de condones a domicilio.

“Llegamos a la conclusión de que no sólo en México sino a nivel global la idea es que ‘no se siente igual con condón’ o porque ‘no los tengo a la mano’ y finalmente porque ‘son muy caros’; ésos fueron los tres puntos más importantes que tratamos”. La pena de algunos de ir a la farmacia, las personas que no tienen dinero para comprarlos y la cuestión cultural de qué no se siente igual han sido los elementos clave para que el proyecto de Rubberit florezca.

¿Socialmente rentable o rentabilidad social?

El proyecto comenzó su aceleración con 500 Startups cuando se fusionaron con Mexican V.C. el año pasado. “. Fue muy importante este proceso porque te abre este nuevo mundo de startups que es aún muy pequeño en México pero que sigue siendo una familia” aseguró Alba.

Su mercado principal son hombres y mujeres de 16 a 29 años, y desde su creación hace siete meses, se encuentra en un proceso de crecimiento de 30% al mes.

Todo negocio tiene como principal objetivo generar ganancias, cosa que esta startup tiene muy clara, pero que se combina con la cuestión social para dar un giro de valor doble. “Si el dinero que estás haciendo sirve para resolver un problema social es lo que hace diferente a la empresa. Es rentable, pero es social” apuntó la joven CEO, quien detalló que al mes están vendiendo alrededor de 50,000 preservativos.

Responsabilidad social como base de la empresa

Un problema de salud pública se resuelve con educación, situación que esta startup ha buscado reforzar desde su creación. Con aliados como DKT México con los que realizan donaciones en conjunto, la Fundación de Bill y Melinda Gates además de otras relaciones con instituciones gubernamentales como Censida e Institutos de la Mujer a nivel estatal, Rubberit busca no sólo vender, sino crear conciencia a partier de donaciones “acompañadas de una campaña de concientización y de atención médica y social integral porque no sólo se trata de ‘dar por dar’ sino de generar una solución de fondo’ comentó.

La directora May Alba no se considera una emprendedora social sino “la herramienta de una solución: yo no me veo queriendo tener otra empresa en seis meses”. Ya sea con un modelo de negocios o un emprendedurismo social, la innovación y la solución de problemas deberán ser los elementos fundamentales para que un proyecto sólo tenga un solo destino: el éxito.

Fuente: Dinero en Imagen

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario