Noticias

El vacío de ética

El tema de la ética ha comenzado a escucharse una vez más en México y América Latina. Ahora, su estudio y la importancia de los Códigos de Conducta no solo implícitos sino también declarados, van en aumento.

La pregunta es: ¿es esta necesidad creada para poder llenar requisitos para un premio? ¿U obedece a la demanda legítima de la sociedad en general?

Me inclino por lo segundo. La exigencia de nuestra sociedad no solo para las empresas, sino para todo tipo de organizaciones, es cada día mayor en lo que a ética se refiere. Creo que llegamos al tiempo en el cual sabemos que si queremos hacer una diferencia permanente, debemos actuar como sociedad.

El hecho de que México haya estado entre los 3 países más corruptos para hacer negocios en la última encuesta de International Transparency (al lado de China y Rusia), debe de preocuparnos. Nos debe poner a recapacitar en la forma de manejar nuestra sociedad.

Somos uno de los países con más recursos naturales del mundo, nuestra riqueza es enorme… pero somos un país pobre. Nuestras formas no son las correctas. La actuación de nuestros gobiernos y de una gran parte de la sociedad no se basa en la ética, sino en el bien personal. ¿A qué se debe? ¿Puede la falta de ética afectar de tal manera el desarrollo de un país?

Pongamos por ejemplo a Noruega, quien es líder mundial de transparencia y la corrupción es casi inexistente. ¿Por qué? Porque los valores sociales predominan. La sociedad civil se encarga de señalar los actos no éticos de sus miembros y sus instituciones. ¿Podemos decir lo mismo en México?

La falta de ética traducida en corrupción, no se da solamente en los negocios y el gobierno, sino en todos los ámbitos de nuestra sociedad, y ha afectado a la creación de Capital Social, tan necesario para el desarrollo sustentable de toda nación. Nuestros códigos de conducta personales, deben de ser más estrictos y ser declarados, para de esta forma poder crear círculos virtuosos de desarrollo.

Durante la década de los noventas, se dejó de enseñar civismo y ética en la mayoría de las escuelas, a todos los niveles. Esto, aunado a la creciente individualidad con la que somos criados hoy en día, solo agrava el problema. El saberte parte de un conjunto, evita el cometer acciones que afecten al mismo. Ahora, se ha regresado a las clases de ética y civismo, lo cual aplaudo. Nuestras generaciones nuevas tendrán la educación para poder ser personas éticas en un futuro.

El vacío de ética se va llenando poco a poco, con las acciones que cada actor (individuo, familia, gobierno, medios, empresas) lleva a cabo en su campo. ¿Está haciendo usted su parte?

Saludos!


Karla Guerrero

Lic. en Relaciones Internacionales, con certificación en Involucramiento Comunitario por el Centro de Ciudadanía Corporativa del Boston College, ha sido el representante nacional de la Industria Mexicana para la creación de ISO 26000 a nivel internacional por los últimos tres años. Así mismo, administró el Comité de ética de CEMEX los últimos cuatro años, y fue asesora de responsabilidad social y ética empresarial para la misma empresa. Actualmente, dirige Ética y Estrategia, despacho de consultoría en temas de responsabilidad social, como desarrollo de códigos de ética, reportes basados en GRI, desarrollo de estrategias de RSC, Involucramiento Comunitario, Certificaciones y reconocimientos de RSE, ISO 26000, entre otros.

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]