Persona, Empresa y Sociedad

El futuro de la RSE pasa por las alianzas

Por: Josep M. Lozano

He tenido la oportunidad -invitado por Comfandi e Icesi- de participar en Cali en diversos encuentros enmarcados en el proyecto de Sistema de Responsabilidad Social del Valle del Cauca. Dicho sistema pretende movilizar y articular a las empresas del valle (sea cual sea su actividad y su tamaño) para facilitar el avance de cada una de ellas en la senda de la responsabilidad social y la sostenibilidad; para contribuir a mejorar las condiciones de desarrollo humano sostenible del valle; y para generar opinión y participar en las decisiones de lo público que afecten al desarrollo de la región.

El proyecto, impulsado por una energética mezcla de compromiso, voluntad e interés va avanzando a través de una dinámica de indagación y aprendizaje compartidos, en la que inevitablemente hay que manejar, simultáneamente, avances, innovaciones, tensiones y discrepancias. Estas dinámicas son tan estimulantes como complejas, y de lo único de lo que podemos estar seguros es de que no todos los involucrados avanzan en ella a la misma velocidad. Respetar la diversidad de ritmos sin amenazar el dinamismo del proyecto exige una finura de gestión y un liderazgo distribuido no fáciles de conseguir pero que son un ingrediente fundamental para el éxito de un proyecto de este calibre.

La experiencia del Valle del Cauca nos muestra y confirma de manera fehaciente algo que, en mi opinión, marcará decisivamente el futuro del desarrollo de la RSE: la construcción alianzas. En más de una ocasión he sostenido que fue una ilusión la creencia de que el movimiento de la RSE, tras el impulso inicial al que se incorporaron muchas empresas –algunas de ellas muy relevantes-, desembocaría en un crecimiento sostenido e imparable. Esto no es así, no podía ser así, y sería un error de bulto atribuirlo a la crisis. La RSE no puede seguir creciendo a base de que las empresas se sumen a ella una a una. La siguiente fase del desarrollo de la RSE se basará –se está basando- en alianzas. Alianzas de todo tipo: no hay un único modelo, por supuesto. Pero es en el marco de las alianzas donde de pueden generar los incentivos, los estímulos, las motivaciones y, sobre todo, los aprendizajes compartidos que permitan a las empresas de todo tipo comprender e interiorizar que es posible una competitividad responsable y sostenible. Se ha hablado mucho –y con razón- de que las nuevas realidades sociales que están emergiendo y los retos que debemos afrontar requerirán acabar con divisiones estereotipadas y avanzar hacia nuevas formas de relaciones, convirtiendo lo que hasta hoy eran fronteras en membranas porosas. De ahí, por ejemplo, el énfasis creciente en la importancia de los partenariados público-privados. Partenariados que no nos deben hacer olvidar la importancia decisiva, especialmente en determinados contextos, que puede tener las alianzas privadas-privadas.

Porque, desde esta perspectiva es más fácil que emerja algo que considero cada vez más como consustancial en el desarrollo de la RSE: el compromiso empresarial a favor del espacio público que comparten con otros actores sociales. Los escépticos podrán decir que lo más probable es sólo veamos corporativismo o, lisa y llanamente, lobbies. Como siempre, a los escépticos no les faltan razones, pero no siempre tienen razón. Partamos del supuesto de que el espacio público no debe confundirse con el ámbito político: lo incluye, pero lo político no agota lo público. Y mucho menos debe abducirlo. Precisamente por esa misma razón adquiere pleno sentido que las alianzas empresariales se involucren en al análisis, presentación, impulso y fortalecimiento de propuestas que afecten a los retos y prioridades que deben plantearse en una región. Algo que es más difícil que pueda asumir cualquier empresa por su cuenta. Por supuesto esta involucración debe situarse más allá del clásico “qué hay de lo mío” y debe inscribirse en una convicción que no excluye la defensa de los propios intereses pero que los sitúa en un marco que los modula y contextualiza: la responsabilidad compartida en la construcción del espacio público común. Enfoque, por cierto, que puede ayudar a replantear y enriquecer las aproximaciones convencionales a la relación con los stakeholders. De manera que, sin que cada organización deje considerarse el centro de la relación con sus diversos grupos de interés, sepa al mismo tiempo relativizarse a si misma y verse a su vez como stakeholder de otras. Todas ellas configurando un sistema de relaciones que dibuja el espacio público común del que todas y cada una –a partir de su propia especificidad, sin renunciar a ella y sin necesidad de desbordarla- son y se sienten co-responsables activas.

Es desde esta perspectiva desde la que creo que tiene sentido afirmar que el futuro de la RSE pasa por las alianzas.

[Artículo publicado conjuntamente con Àngel Castiñeira en La Vanguardia el 23.10]



Josep M. Lozano

Profesor del Departamento de Ciencias Sociales e investigador senior en RSE en el Instituto de Innovación Social de ESADE (URL). Sus áreas de interés son: la RSE y la ética empresarial; valores y liderazgos en las organizaciones; y espiritualidad, calidad humana y gestión. Ha publicado sus investigaciones académicas en diversos journals. Su último libro es La empresa ciudadana como empresa responsable y sostenible (Trotta) Otros de sus libros son: Ética y empresa (Trotta); Los gobiernos y la responsabilidad social de la empresa (Granica); Tras la RSE. La responsabilidad social de la empresa en España vista por sus actores (Granica) y Persona, empresa y sociedad (Infonomía).

Ha ganado diversos premios por sus publicaciones. Fue reconocido como Highly commended runner-up en el Faculty Pionner Award concedido por la European Academy of Business in Society i el Aspen Institute. Ha sido miembro de la Comissió per al debat sobre els valors de la Generalitat; del Foro de Expertos en RSE del MTAS; del Consejo Asesor de la Conferencia Interamericana sobre RSE del BID; y de la Taskforce for the Principles for Responsible Business Education del UN Global Compact. En su página web mantiene activo un blog que lleva por título Persona, Empresa y Sociedad

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario