RSE Videos

El emblema de México, a punto de la extinción

Escrito por Pamela Garcidueñas

Conoce lo que está haciendo Reino Animal y Bio Pappel para la preservación del águila real en México.

Para los antiguos mexicas, el águila real era un ave que simbolizaba lo grande, lo alto, el dominio y la fuerza en una batalla. En la actualidad, esta especie, posada sobre un nopal devorando a una serpiente se transformó en el símbolo y emblema de toda una nación. Sin embargo, lamentablemente su supervivencia se encuentra bajo amenaza.

Además de ser parte de la identidad del mexicano, el águila real es considerada el ave rapaz más grande de la región y una especie extraordinaria, ya que su visión es ocho veces más potente que la humana; es capaz de enfocar dos puntos al mismo tiempo: en uno mantiene un enfoque binocular y en el otro uno monocular, permitiéndole calcular la posición y distancia del objetivo.

Este tipo de ave silvestre se encuentra sometida a múltiples amenazas, como la caza furtiva, depredadores, captura, uso de pesticidas, accidentes con cables de alta tensión y destrucción de su hábitat natural, colocándola al borde de la extinción , con una población de solo 100 parejas en México.

aguila

Dada la disminución de esta especie, el parque temático Reino Animal, en Teotihuacán, Estado de México, inauguró recientemente las instalaciones de un centro de conservación para el rescate del águila real, con la intención de proteger a esta ave por medio de programas de rehabilitación y reproducción.

En alianza con Bio Pappel, se destinó un área de 15 mil metros cuadrados, con una reserva para crecer 5 mil metros cuadrados más. Se trata de un espacio con las condiciones idóneas para la protección de este animal, que utilizó para su construcción materiales reciclados como postes de luz para sostener las estructuras, redes de pesca para las mayas de protección y madera reutilizada para las casas y comederos de las aves.

reserva

La inversión de este proyecto fue de 15 millones de pesos y el tiempo de construcción fue de dos años. Además de apoyar económicamente al proyecto, Bio Pappel tiene como compromiso la conservación del medio ambiente y la biodiversidad como parte de su estrategia de responsabilidad social.

El refugio salvaje que puede llegar a albergar hasta 55 animales, cuenta con un área de incubación pediátrica, un consultorio médico que garantiza una atención veterinaria de calidad para las aves y una zona de reproducción. Todo esto auxiliado por 20 colaboradores entre veterinarios y personas de mantenimiento.

Actualmente el refugio cuenta con cuarenta aves de diez diferentes familias, Inka es el nombre del águila real que dio pie a la fundación del proyecto. Entre las especies que podemos admirar se encuentran: águila real, aguilillas de Harris, aguilillas de cola roja, búho real y lechuza, entre otras.

“Este es un proyecto cuyo objetivo principal es la educación ambiental, la rehabilitación, la reproducción y la investigación, para que la gente conozca la situación del Águila Real en México y contribuya con acciones efectivas que permitan su conservación”. Afirmó Ithiel Berrum, director de Reino Animal.

Diego Rodríguez, fundador del Refugio Salvaje añadió: “La idea de crear este refugio surge como un compromiso con la especie, que lo importante es hacer algo concreto, que sirva a la especie y que las acciones sean efectivas y reales”.

Acerca del autor

Pamela Garcidueñas

Lic. en Ciencias de la Comunicación, egresada de la Universidad de La Salle Bajío, interesada en el conocimiento, la sociedad y el medio ambiente. Ha trabajado para distintas empresas formulando información de temas sociales; actualmente forma parte de Expok en el área de desarrollo de contenido.

Dejar un comentario