RSE RSI

El bar para inhalar alcohol, ¿un consumo más responsable?

Te presentamos el único bar donde se respira alcohol, ¿Te atreves a entrar?

Foto vía telegraph.com.uk

Foto vía telegraph.com.uk

Por Marisol López

Europa se caracteriza por tener a los mayores consumidores de alcohol en todo el mundo, seguido de América, según el Global Status Report on Alcohol and Health 2014, realizado por la Organización Mundial de la Salud (OMS).

Hablar de alcohol no es un tema fácil, según la OMS, es uno de los problemas que genera más pérdidas sociales y económicas, provocando 3.3 millones de muertes.

Es en este contexto en el que los amigos Sam Bompas y Harry Parr unieron esfuerzos para crear Alcoholic Architecture, un bar ubicado en Borough Market de Londres que cuenta con una arquitectura única e historia medieval. La idea de los jóvenes fue hacer un contraste de olores con cocteles, cervezas y vino, mezclados en una atmósfera de humo.

Foto vía eliberico.com

Foto vía eliberico.com

Para ingresar a esta experiencia debes esperar turnos, al entrar deberás ocupar un impermeable para evitar que el 140% de humedad que hay en el ambiente empape tu ropa. El recorrido es de una hora máximo, y una vez dentro tendrás que inhalar el alcohol que se encuentre en la atmósfera. Pero, ¿podrás controlar lo que respiras?

Bompas y Parr afirman que se logra consumir un 40% menos de calorías y sentir los mismos efectos que al beber alcohol. El precio por sesión es de 10 libras (aprox. 257 MXN). ¿Lo pagarías?

Estos jóvenes ya habían creado proyectos gastronómicos donde mezclan sabores, texturas y olores, experimentando por la vía sensorial y cognitiva.

Algunas personas han inundado las redes sociales con comentarios positivos y afirman que es una experiencia única e incomparable.

Nosotros no somos capaces de controlar lo que respiramos, pues es un proceso vital de nuestro cuerpo para recibir oxigeno y así nuestro cerebro envía funciones a nuestro sistema nervioso correctamente.

Aunque los consumidores y creadores defiendan el proyecto, el médico especializado en adicciones y trastornos mentales William Shanahan, afirma con bases científicas que el proyecto es una idea cuestionable a nivel de responsabilidad, pues al inhalar el alcohol evita que se metabolice en el hígado y los efectos van directamente al cerebro, por lo que es mucho más intoxicante hasta causar un daño cerebral.

Fuente: infobae.com

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga egresada y titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por las lecturas románticas y dramáticas. Aprende sobre todo tipo de herramientas que están en la red y amante de los conciertos.

Dejar un comentario