Ambiental

Desarrollo Sustentable

Fondo y Forma

Política sustentable, proyectos sustentables, sustentabilidad ambiental y muchos otros términos que se cobijan bajo el concepto, que sigue en la palestra porque todos hablan de él, aunque su alcance continúa vago.

Hasta 1970 los países desarrollados, se dieron cuenta de que su prosperidad dependía del uso intensivo de recursos naturales finitos y que además de los aspectos económicos y sociales, un tercero estaba descuidado y no se tomaba en cuenta: el medio ambiente.

Se conoce como desarrollo sostenible, perdurable o sustentable, se aplica al desarrollo socio económico y apareció por primera vez en 1987 en el informe Brundtland de las Naciones Unidas.

Su objeto: satisfacer las necesidades de las generaciones presentes con proyectos viables, sin comprometer las posibilidades futuras para atender sus propias necesidades: alimentación, ropa, vivienda y trabajo. Mejorar la tecnología y la organización social para que el medio ambiente se recupere al mismo ritmo que es afectado por la actividad humana. Contribuir a abatir la pobreza en el mundo, ya que de continuar, las naciones se encaminan a catástrofes de varios tipos, incluida la ecológica.

Aunque su ámbito inicial es lo económico, social y ambiental, hay que considerar un cuarto ámbito: la diversidad cultural,

Económico: basado en el funcionamiento financiero clásico, pero con la capacidad de contribuir al desarrollo económico creando empresas y fuentes de trabajo.

Social, por las consecuencias de la actividad de las empresas: trabajadores, condiciones laborales, salarios, etc., proveedores, clientes, comunidades locales, sociedad en general y necesidades humanas básicas.

Ambiental: buscando la compatibilidad entre la actividad social de la empresa y la preservación de la biodiversidad y de los ecosistemas.

Diversidad cultural: ya que el medio ambiente es una combinación de naturaleza y cultura, ésta última, clave de la nueva estrategia para el desarrollo sustentable.

El crecimiento económico debe ir a la par con la preservación ambiental: producir más consumiendo menos recursos y generando menos residuos, buscando la equidad social mediante la mejora de las condiciones de vida.

El desarrollo industrial, agrícola y urbano ha generado contaminaciones inmediatas como lluvia ácida y gases de efecto invernadero que contribuyen al cambio climático, a la explotación excesiva de recursos naturales y a la deforestación de la selva tropical.

Provoca pérdidas de diversidad biológica en términos de extinción de especies de plantas y animales, agotamiento de combustibles fósiles y materias primas de otros recursos naturales vitales. Sin olvidar la pobreza y la equidad: los más pobres son los que más sufren la crisis económica y climática.

La justificación del desarrollo sustentable proviene de los recursos naturales limitados, nutrientes de suelo, agua potable, minerales, etc., susceptibles de agotarse, así como la creciente actividad económica incontrolada que produce graves problemas medio ambientales que pueden llegar a ser irreversibles.

Como ejemplo, en la extracción de agua, como recurso limitado, debe hacerse en forma sostenible, conociendo reservas, cantidad, calidad susceptible de explotar en el espacio y el tiempo, tasa de recarga, lugares hídricos y geológicos más convenientes para su explotación, construcción de pozos, etc., para no afectar la flora y fauna: el caudal ecológico.

Así, la visión profunda del concepto de desarrollo sustentable no es por sí mismo un elemento sociológico, sino que forma parte de un tejido en el que la producción, la economía, la educación, la problemática social y el quehacer político van de la mano con la ecología, de acuerdo a la visión de la Agenda XXI de las Naciones Unidas.

Los ritmos de desarrollo sustentable deben considerar que: ningún recurso renovable deberá utilizarse a un ritmo superior al de su generación; ningún contaminante deberá producirse a un ritmo superior al que pueda ser reciclado, neutralizado o absorbido por el medio ambiente y ningún recurso no renovable deberá aprovecharse a mayor velocidad de la necesaria para sustituirlo por un recurso renovable utilizado de manera sostenible.

Tema polémico, que se enfrenta a intereses de diversa índole pero que finalmente no puede dejarse de lado porque las consecuencias las tenemos enfrente. La forma: con una decidida reingeniería en el esquema nacional y en las políticas sociales que incluyan a todos los sectores de la población, convencer de que cualquier solución está únicamente en manos de quienes habitamos el planeta. El fondo: el deseo de más de cien millones de mexicanos para tener un país progresista y con mejor calidad de vida, es aprender a aprovechar, generar y distribuir nuestros recursos porque: TODOS SOMOS NATURALEZA.

Fundación ACACIA

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario