RSE

¿Dejarías de ducharte un año para salvar el medio ambiente?

Rob Greenfiel1

Duchas de 100 litros, cepillado dental incorrecto que cuesta 5 litros cada 60 segundos o lavar el carro con una manguera que escupe 12 litros por minuto. Estas y otras fugas se ven reflejadas en nuestro consumo diario aún cuando no reparemos en ello, por lo que cada vez es más importante reflexionar sobre el aprovechamiento adecuado de este y otros recursos naturales a fin de adoptar hábitos más eficientes para salvaguardar el planeta.

Si tuvieras que elegir ¿qué actividad decidirías dejar con tal de cuidar el agua? Rob Greenfiel eligió la ducha convencional.

Lo que comenzó como un viaje de 100 días por el país con el fin de promover un estilo de vida más sostenible, se convirtió en bastantes días más sin ducha para este residente de San Diego, California; quien hace un año decidió subir a su bicicleta con una sola meta en la cabeza: Llamar la atención del mundo sobre el consumo desmedido de agua.

Desde el inicio de su aventura Greenfiel se propuso obtener este preciado recuso únicamente de fuentes naturales, por lo que tuvo que olvidarse de la ducha tradicional para asearse utilizando jabón orgánico y el agua de ríos, lagos y otras fuentes que encontraba en su camino.

De esta forma demostró que el consumo diario superior a los 300 litros per capita en Estados Unidos, los 200 litros en Europa e incluso el de África subsahariana que se encuentra entre los 9 y los 20 litros es excesivo en comparación a los 7.2 litros al día que le fueron suficientes para sobrevivir.

AL terminar su viaje decidió no volver al viejo hábito de bañarse en una regadera que desperdicia grandes cantidades de agua, por lo que continuó haciendo uso de las fuentes naturales. En un futuro cercano espera lanzar una nueva red social a través de la cual buscará incentivar la participación activa de las comunidades a favor del medio ambiente y por el bienestar social; esta nueva red se llamará goodfluence.

Además de sus acciones a favor del agua, el activista también se alimentó de productos provenientes de prácticas de comercio justo y obtuvo energía a partir de paneles solares, lo que complementó a la perfección su experiencia sustentable.

“Creo que hemos de ser conscientes de cuál es el origen de las cosas que consumimos cada día, como el agua, la comida o la energía. En este caso quería mostrar lo valiosa que es el agua e inspirar a la gente a que la conserve y la proteja”, comentó a BBC.

Como todo un activista de tiempo completo esta no es la primera aventura que Rob ha emprendido a favor del medio ambiente, sus viajes completos y sus causas pueden ser consultados a través de su página de internet.

Rob greenfiel5rob greenfiel4

Rob Greenfielrob greenfiel0

Rob Greenfiel3Rob Greenfiel2

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]