RSE

Cultura Empresarial “verde”; visión Giftwork y Mottainai

Tener un ambiente de confianza y comunicación entre los colaboradores de una empresa facilita la difusión de prácticas que impulsen el desarrollo sustentable. En un tiempo, el equipo y sus familias adoptaran esta filosofía como propia.

El cuidado de nuestro entorno ha venido cobrando relevancia en la medida que, como sociedad, estamos experimentando las consecuencias negativas de no hacerlo. Independientemente del origen de los cambios ambientales, no podemos ignorar que debemos tomar acciones concretas para, al menos, no abonar a la transformación climática que estamos sufriendo.

En este compromiso universal, las empresas han comprendido su rol fundamental y, desde hace más de dos década, han venido modificando su cultura organizacional, el espíritu de sus negocios e, incluso, sus propios procesos productivos, de distribución y hasta de mercadotecnia, con el objetivo de ser parte del cambio de hábitos de la comunidad global.

Actualmente, la participación de las corporaciones en el desarrollo sustentable es clave, y no sólo se ha observado a través de la transformación de sus estrategias de negocio, sino también en el mensaje que están transmitiendo a sus propios colaboradores. Asimismo, en el impulso de actividades concretas en donde los integrantes de las empresas participan de forma activa.

En general, al perseguir un desarrollo sustentable debemos concentrarnos en la forma en que consumimos o utilizamos los recursos naturales para: no romper el equilibrio de los ecosistemas, y asegurar que los recursos estén disponibles para generaciones futuras. El desarrollo sustentable implica, en pocas palabras, no contaminar, no desperdiciar, no agotar los recursos naturales, y buscar otras fuentes renovables, sustitutas y no contaminantes.

Con esta visión, GreatPlace to Work Institute México está trabajando para que las organizaciones se transformen en excelentes lugares para trabajar, no sólo desde el punto de vista de clima y cultura laboral, sino también para beneficio de la sociedad y el ambiente. Y es que, entendemos, que Las Mejores Empresas para Trabajar tienen mayor facilidad de generar una visión de cultura sustentable, de respeto a la naturaleza y a las generaciones futuras. Además, pueden obtener más fácilmente el compromiso de los colaboradores para que sigan la cultura de sustentabilidad, aprovechando el talento interno para generar este tipo de programas y llevarlos a cabo con la participación de todos. En pocas palabras, Las Mejores Empresas para Trabajar cuentan con una ventaja sobre las empresas que no tienen un excelente clima ni cultura laboral: la alta confianza que los líderes tienen con sus colaboradores.

Para ganar y mantener un alto nivel de confianza, los lideres en Las Mejores Empresas para Trabajar practican la cultura Giftwork®, cuya visión es regalar una gran disposición, gran interés, y apoyo generoso a los colaboradores, para que ellos a su vez retribuyan a la empresa con mayor productividad, mayor participación, entusiasmo, compromiso, mejores ideas y mayor iniciativa para lograr la misión, visión y objetivos estratégicos de la organización.

Las prácticas de la cultura Giftwork son 9:

1. Contratando
2. Inspirando
3. Hablando
4. Escuchando
5. Agradeciendo
6. Desarrollando
7. Cuidando
8. Celebrando
9. Compartiendo

¿Cómo se aplican estas prácticas de Giftworke en un excelente lugar de trabajo con el objetivo de generar una visión de cultura de sustentabilidad?

Se pueden aplicar cada vez que los líderes interactúen con los colaboradores.

1. Contratando a nuevos colaboradores que sean compatibles con la visión de cultura de sustentabilidad.

2. Inspirando a los colaboradores sobre la visión que se desea impulsar.

3. Hablando con los colaboradores, explicándoles lo que significa una cultura de sustentabilidad, informándoles de los programas y acciones que la organización hace a favor de esta cultura.

4. Escuchando las ideas o propuestas de los colaboradores para generar más y mejores acciones alineadas a la visión.

5. Agradeciendo a los colaboradores por lograr metas trazadas en la visión.
6. Desarrollando las capacidades y competencias en los colaboradores para poder ejecutar las estrategias derivadas de la visión.

7. Cuidando a los colaboradores, y al entorno, y dando el ejemplo como líderes.

8. Celebrando junto con los colaboradores cuando se alcancen éxitos en la visión.

9. Compartiendo para lograr una mayor efectividad de las acciones de sustentabilidad.

Como resultado de esta cultura, obtenemos una organización que se preocupa y respeta a sus colaboradores, sus líderes, sus clientes, su entorno, la ecología y la sociedad.

¿Qué ejemplos de grandes lugares para trabajar existen donde se ha desarrollado esta cultura Giftwork© con visión de sustentabilidad? Hay muchos, y podemos partir de un país donde la cultura de sustentabilidad está profundamente cimentada en la gente y en las organizaciones: Japón.

Desde el “Sol Naciente”.

A nivel nacional, Japón vive una cultura de sustentabilidad arraigada en sus costumbres y forma de pensar. Esta cultura esta sintetizada en una palabra de uso común en el idioma japonés. Se trata de Mottainai, que en japonés significa: el sentimiento de gran remordimiento por desperdiciar algo (objeto, un recurso, tiempo, alimentos, talentos, etc.) cuyo valor intrínseco no es aprovechado o usado debidamente.

Por ejemplo, Mottainaies llegar dos o tres minutos tarde a una reunión de negocios, desperdiciando el tiempo de los asistentes, o cuando una persona que domina perfectamente varios idiomas (inglés, alemán, y japonés, por ejemplo) no se dedica a una profesión en la que pueda aprovechar su capacidad, como podría ser un intérprete profesional para una empresa multinacional o una organización como las Naciones Unidas.
Mottainai es cuando el tren bala en el que viajamos de la ciudad de Tokio a la de Osaka se atrasa, porque hace perder el tiempo de todos sus pasajeros, para quienes puede significar perder su trasbordo o llegar tarde a una reunión; o cuando no usamos las dos caras de las hojas a la hora de imprimir algún documento.

Pero Mottainai no sólo implica un desperdicio en si del objeto, sino del esfuerzo detrás implícito que es desperdiciado también.

Wangari Maathai, Premio Nobel de la Paz 2004, visitó Japón y conoció el concepto japonés Mottainai, y tras comprenderlo decidió darlo a conocer al mundo, pues desde su perspectiva reflejaba en una sola palabra las 3 R’s: Reducir, Reusar, Reciclar.

En la cultura Giftwork©, los lideres y los colaboradores se intercambian dones, en forma de tiempo, recursos, esfuerzos, palabras, dedicación y perfección en cualquier interacción laboral. Esta interacción es valorada por ambas partes generando alta confianza y mayor productividad. Cuando un líder o un colaborador desperdician un don, se podría decir que es Mottainai.

¿Cómo ha impactado la cultura Mottainai en el cambio climático en Japón? Cada vez la sociedad japonesa está más consciente de las emisiones de CO2 que genera la industria, pero sobre todo, la que se genera a diario en los hogares y en las oficinas. Cada aire acondicionado en funcionamiento, cada aparato eléctrico encendido, cada cuarto alumbrado con energía eléctrica, cada automóvil en marcha, genera CO2 directa o indirectamente.
Japón es uno de los principales emisores de CO2 a nivel mundial, en 2005 tenía una participación de 4.7% (1,250 millones de toneladas de CO2) de las emisiones mundiales, ocupando el cuarto lugar después de Estados Unidos, China, y Rusia.

Gracias a los esfuerzos del gobierno, organizaciones y sociedad, en 2007 este porcentaje se redujo a 4.2% (1,210 millones de toneladas de CO2), ubicándose en el quinto lugar a escala mundial, después de China, Estados Unidos, Rusia, e India.

En contraste, en México la tendencia de generación de CO2 ha sido creciente. En 2005 mantenía una participación de 1.6% (426 millones de toneladas de CO2), ocupando el undécimo lugar. Sin embargo, para 2007, aunque mantuvo su participación de 1.6% (461 millones de toneladas de CO2), ocupando el decimo lugar, experimentó un incremento en el volumen generado. En términos absolutos, las emisiones aumentaron 8.0% aproximadamente en dos años.

¿Qué acciones ha emprendido la comunidad japonesa para disminuir su generación de gases de efecto invernadero y contribuir al desarrollo sustentable?

La ciudad de Hiroshima es un ejemplo del liderazgo en visión de sustentabilidad. A finales de 2010, el gobierno de la ciudad anunció el programa “CO2 Torihiki (Exchange)”. Fue la primera ciudad en ofrecer cupones a los hogares por reducir sus emisiones de CO2, medibles a través de sus recibos de luz y gas.

Por su parte, casi todas las empresas locales tienen muy en alto la consciencia de la sustentabilidad y la responsabilidad social. La visión de esta cultura está muy presente en Las Mejores Empresas para Trabajar en Japón.

La empresa Asahi Breweries, calificada como uno de los mejores lugares para trabajar en Japón 2007, 2008, 2009, y 2010, es una importante cervecera. Su visión de sustentabilidad es: “Preserving Nature’s Gift for Tomorrow: Asahi Breweries Group conducts business activities that make use of the gifts of nature, such as water and grain. We are able to deliver safe and reliable products to our customers only when the global environment and human society are sustainable.”

Es interesante notar que en su visión, ellos valoran al agua y a los granos, sus insumos más importantes para la producción de sus bebidas, como regalos de la naturaleza. Además, es loable notar que ellos están dispuestos a dejar de servir a sus clientes si el ambiente y la sociedad en general no son sustentables.

Esta empresa utiliza energía eólica y solar y reciclan el agua en algunas de sus plantas productoras. En sus informes de responsabilidad social incluyen estadísticas anuales de cuánto han reducido sus emisiones de CO2 y consumo de agua. Para lograrlo, se basan en la confianza entre líderes y colaboradores.

Uno de los ejemplos más interesantes es el Grupo Hitachi, cuya división Tecnología calificó como una de Las Mejores Empresas para Trabajar en Japón 2010. Cabe destacar también que dentro de su misión se puede leer: “Ourmission is to identify the real needs of society and our customers and to set and achieve goals that surpass those needs… As a good corporate citizen, our goal is the harmonious coexistence of environmental preservation and economic growth”.

La última oración de su misión es muy interesante. Hitachi busca la coexistencia armoniosa entre el crecimiento económico y la preservación ecológica. El concepto de esta coexistencia armoniosa se explica a través de su modelo de sustentabilidad que tiene tres componentes: la prevención del cambio climático a través de la reducción de emisiones de CO2 en la producción de energía, la conservación de recursos a través de programas de recolección de productos para reciclaje o reutilización, y la preservación de ecosistemas a través de la reducción de impactos negativos en el aire, el suelo y el agua.

Otro aspecto interesante de la cultura laboral de Hitachi es su visión de sustentabilidad 2025: “We will help reduce annual CO2 emissiones by 100 millon tonnes by 2025 through Hitachi products and services for the prevention of global warming”.

Es difícil pensar que una empresa se ponga como meta ayudar a la reducción de millones de toneladas de CO2 en el mundo a través de sus productos y servicios. Si comparamos con las estadísticas previas, 100 millones de toneladas de CO2 son cerca de una quinta parte de lo que todo México emitió de CO2 en 2007.

Pequeños grandes pasos

Aunque en México no existe una cultura tan arraigada de sustentabilidad, quienes integran la lista de Las Mejores Empresas para Trabajar en México han emprendido pequeñas grandes acciones que paulatinamente redoblaran su impacto social y ambiental.

Como ejemplo, una compañía ubicada en el norte del país se ha comprometido a cuidar las playas cercanas a sus instalaciones.
Desde hace dos años alinearon sus esfuerzos con la organización Salvemos la Playa, y como resultado, de forma semestral (marzo y 2008-2012. Al tiempo, avanzó en la septiembre) asisten más de 200 colaboradores a limpiar la playa.

Desde el presidente de la compañía, directores, ingenieros, contadores, administrativos y operadores, todos, con sus familias, limpiaron las playas de Tijuana. En 2010, se estimó que fueron retiradas más de 44.7 toneladas de residuos sólidos de al menos 12 sitios de limpieza por más de 3,000 ciudadanos de Tijuana, Tecate y Rosarito.

Por otro lado, una institución financiera con oficinas en todo el país, decidió implementar un programa de sustentabilidad apoyado en cinco líneas de acción: recursos naturales, compras sostenibles, partes interesadas, emisiones y eficiencia energética a través de su Plan Global de Ecoeficiencia 2008-2012. Al mismo tiempo, avanzó en la construcción de su sede corporativa bajo la certificación LEED (Líder en Energía y Diseño Ecológico), la cual permitirá un considerable ahorro en energía, agua, reciclaje y gestión de recursos. Esta certificación reconoce a las construcciones comprometidas con el cuidado de su entorno.

Las organizaciones que mantienen una visión de sustentabilidad, apoyadas de una cultura Giftwork y Mottainai, tienen grandes posibilidades de implantar acciones que ayuden a frenar los impactos negativos, modificando incluso, la filosofía de su gente y sus familias.

Fuente: Gestión, p. 184.190.
Por: Antonio Ono.
Publicada: Abril-Mayo 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario