3er Sector Gobierno

Critican acciones para indigentes en NY

indigente (2)Indigente vía Shutterstock[/caption]

Todos los días, tres veces por día, las puertas de la Misión Bowery se abren para ofrecer una comida a los habitantes más vulnerables de Nueva York: los sin techo.

Algunos, no todos, pasarán allí la noche.

En febrero, el tercero más frío de la historia, hubo mucha más gente.

“Nunca dejamos afuera a nadie. Siempre hacemos lugar”, dijo a REFORMA James Winans, jefe de desarrollo de la Misión Bowery, al albergue más famoso de la ciudad, ubicado en la Avenida Bowery de Manhattan, entre Chinatown y Nolita, uno de los rincones más coquetos de la isla.

Los sin techo dejan al descubierto una de las grandes paradojas de Nueva York: nunca ha habido tanta riqueza en una de las ciudades más ricas del mundo y nunca la Alcaldía tuvo tanto dinero para ayudarlos, y nunca, desde la Gran Depresión, los indigentes han sido un problema tan acuciante y a la vista de todos.

Cada noche, poco más de 60 mil personas se las arreglan para dormir en albergues o en la calle, casi la mitad son niños.

Vicente es un puertorriqueño corpulento de 38 años que se reparte entre los puentes de la ciudad, las entradas de los negocios y la iglesia de la Misión Bowery, donde se acomodan unos 200 indigentes todas las noches.

“Me levanto a veces a las 3 o 4 y voy con un carro de compras a reciclar botellas en el frío, para hacer unos 15, 20 dólares”, describió.

“En este momento, estoy durmiendo aquí. Pero antes, cuando no hay nieve, en la calle. En los parques, en las entradas de los negocios. Cartón, y para afuera”.

Vicente está separado y tiene una hija de seis años.

Trata de recolectar basura todas las noches para juntar dinero para ayudar a su ex mujer a cuidar de la niña.

Desde chico, vivió por su cuenta y nunca tuvo oportunidad de ir a la escuela.

“Me ha sido difícil, ¿tú me entiendes? Entonces crucé a este país para ver si podía mejorar la cosas, pero al no tener amigos o familia no es fácil”, afirmó.

Un tercio de los indigentes son latinos, según la Coalición para los Sin Techo, una de las principales organizaciones que intenta revertir el problema.

Entre los sin techo hay inmigrantes, veteranos de guerra, personas con problemas mentales o de adicción, la gran mayoría son familias.

Muchos duermen en los albergues que paga la ciudad, operados por organizaciones sin fines de lucro a un costo superior por persona al de un alquiler.

Por esto, hay quienes ven a los sin techo como un negocio.

Patrick Markee, director ejecutivo adjunto de la Coalición para los Sin Techo, dijo a REFORMA que uno de los problemas fundamentales es que la ciudad gasta dinero en soluciones de emergencia en vez de soluciones permanentes.

Markee brindó un número: a la ciudad le cuesta 28 mil dólares por año albergar a una persona, o 37 mil dólares a una familia.

Por menos dinero, se podría cubrir el costo de un alquiler.

“Es un problema político complicado, pero todo se reduce a que hay un falla en el liderazgo de los funcionarios”, sintetizó Markee.

Winans dice que se requiere de un enfoque holístico para resolver el problema.

Markee cree que es necesario un programa de apoyo residencial permanente para hacer frente a la falta de residencias asequibles en la ciudad.

Ambos coincidieron en que el Alcalde, Bill de Blasio, ha dado pasos para revertir las políticas de la era de Michael Bloomberg, que, según Markee, empeoraron la situación.

Fuente: Reforma

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]