¿El cambio climático nos pone en riesgo? Un nuevo estudio lo revela. ¡Descúbrelo!

Aunque nos cueste creerlo, el cambio climático está sucediendo; basta con abrir nuestro buscador en la web para saber cómo se encontraban los polos geográficos hace algunas décadas y ahora ver la diferencia. Incluso ver documentales acerca de la contaminación de los océanos y cómo ha afectado a miles de especies marinas y terrestres.

Hace algunos días se dio a conocer un nuevo informe histórico elaborado por el Instituto para la Investigación de Políticas Públicas (IPPR, por sus siglas en inglés), en el que advierte que el período para evitar la era de ruptura ambiental se está acabando.

Este informe toca temas como el calentamiento global, la degradación del suelo y la pérdida de biodiversidad. El documento de 44 páginas, que se basa en docenas de estudios científicos y declaraciones de líderes de opinión, este nuevo informe está poniendo a los sistemas sociales y económicos de todo el mundo en riesgo de colapso.

El portal Edie rescata siete de los signos clave del informe ante esta situación y a continuación te los presentamos:

1. Los desastres naturales extremos ocurren con mucha más frecuencia

El texto principal del informe comienza con la cita de una serie de estadísticas impactantes sobre aumento global de desastres naturales y fenómenos meteorológicos extremos que cada vez se vinculan más con la actividad humana. El informe señala que los fenómenos meteorológicos fueron responsables de $326 mil millones de pérdidas económicas durante 2017, una cifra casi tres veces mayor que en 2016.

El informe señala que además de ser perjudiciales para los sistemas financieros, los fenómenos naturales están afectando cada vez más la infraestructura local y causando enfermedades, pobreza y muerte. Además cita a las inundaciones como el peor evento de mortalidad y las sequías como el conductor más peligroso para la vida.

2. Las emisiones aceleran el aumento de la temperatura global

En octubre pasado, el Panel Intergubernamental sobre el Cambio Climático (IPCC) concluyó en su informe histórico un aumento de la temperatura global de 1,5°C probablemente se superaría en 2030 sin «cambios rápidos, de gran alcance y sin precedentes» en todos los aspectos de la sociedad. Cualquier aumento más allá de este punto, empeoraría significativamente los riesgos de sequía, inundaciones, calor extremo y pobreza para cientos de millones de personas.

El informe del IPPR destaca esta conclusión en su examen del calentamiento global, y agregó que los 20 años más cálidos desde que comenzaron los registros en 1850 han sido en los últimos 22 años.

3. La biodiversidad está amenazada

El calentamiento global y los desastres naturales extremos también forma parte de la crisis climática junto con factores que incluyen la deforestación y el aumento del uso de productos químicos en todo el sector agrícola, están estimulando la extinción de hasta 58,000 especies cada año, afirma el IPPR.

Según el informe, las tasas de extinción para la flora y la fauna son ahora hasta 1000 veces más altas que la «tasa de fondo», un nivel que ha sido «invisible desde la época de los dinosaurios».

Una conclusión clave es que las tasas de extinción han sido particularmente altas para los insectos, ya que algunas poblaciones se han reducido en más del 60% desde la década de 1970. Este hallazgo se produce en la misma semana en que un estudio separado reveló que los insectos, que son vitales para la polinización y, por lo tanto, para la seguridad del sistema alimentario, podrían desaparecer en el próximo siglo. Es un estado crítico, ¿no crees?

4. La actividad humana ha acabado con el suelo

Además de la pérdida de insectos, el informe destaca la degradación del suelo causada por el hombre y la erosión como una amenaza clave para los sistemas alimentarios globales. Afirma que, a nivel mundial, la capa superficial del suelo ahora se está perdiendo de 10 a 40 veces más rápido de lo que se está reponiendo por procesos naturales, con tres cuartas partes de todas las tierras cultivables que se han degradado en cierta medida.

El informe afirma que la deforestación también es una causa clave de la crisis climática, con otros factores que incluyen prácticas agrícolas deficientes y cambios en el uso de la tierra.

Al referirse a las selvas tropicales y las granjas en todas las naciones del hemisferio sur, el informe también revela la magnitud del problema a nivel local, afirmando que cada año se pierden en el Reino Unido 2,2 millones de toneladas de tierra.

5. Acidificación de los océanos

Existen algunas investigaciones recientes que afirman que el calentamiento global ha calentado los océanos por el equivalente de una explosión de bomba atómica por segundo durante los últimos 150 años, el informe del IPPR cita las crecientes emisiones de carbono como una causa clave de la degradación marina.

Afirma que los océanos absorben alrededor de un cuarto de todas las emisiones de CO2 hechas por el hombre cada año, y que esta absorción ha aumentado la acidez media del agua de los océanos en un 26% desde el inicio de la Revolución Industrial.

En el peor de los casos, el informe afirma, que la acidez del océano podría aumentar en un 170% para 2100 en comparación con una línea de base de 1850, creando un hábitat que es «imposible de vivir» para el coral. Incluso esta problemática puede hacer que cambien de color los océanos.

6. La marea plástica aún está por cambiar

En el documental Blue Planet II lanzado a fines de 2017, se logra ver como las empresas, los consumidores y los gobiernos han desatado una revuelta mundial contra los plásticos de un solo uso.

Pero la acción para abordar el problema mundial de la contaminación de los plásticos, que ahora está produciendo que 12 millones de toneladas de plástico ingresen a los océanos y las vías fluviales cada año, no ha sido lo suficientemente rápida como para evitar un «punto de inflexión», afirma el IPPR.

El informe indica que la producción global de plásticos ha aumentado de dos megatoneladas en 1950 a 407 megatoneladas en 2017, y solo el 9% de todos los plásticos vírgenes producidos hasta la fecha se han reciclado con éxito.

Nuestra creciente dependencia del plástico, afirma el IPPR, no ha dejado ningún hábitat natural sin contaminar. El informe destaca el hecho de que se ha encontrado que todos los hábitats oceánicos estudiados por los investigadores hasta la fecha, desde las costas británicas hasta la parte más profunda del Océano Pacífico, tristemente contienen contaminación por plástico.

7. Los sistemas alimentarios no alcanzarán

De los numerosos problemas destacados por el IPPR, se pronostica que la mayoría tendrá impactos «drásticos» en el sistema alimentario mundial en las próximas décadas.

El documento advierte sobre la vulnerabilidad de los sistemas alimentarios que dependen de solo cinco especies animales y 12 plantas para proporcionar el 75% de la nutrición mundial. Esta falta de diversidad, afirma el IPPR, debilita la resistencia a los crecientes riesgos de la alteración del clima, el deterioro del suelo, la contaminación y la pérdida de polinizadores.

Acerca del autor

Marisol López

Comunicóloga titulada por la Universidad del Valle de México, apasionada por la web y otras herramientas que están en la red, amante de la radio y la tecnología.