RSE

Corrupción, talón de Aquiles de empresas

La corrupción continúa siendo el talón de Aquiles entre las empresas del país, y es que entre las compañías adheridas al Pacto Mundial, la red de gobierno corporativo y Responsabilidad Social Empresarial (RSE) más grande a nivel mundial, la lucha contra la corrupción es el tema que menos se reporta, informó Rodolfo Sahagón, coordinador del Pacto Mundial en México.

Esa situación será dada a conocer de manera oficial en las próximas semanas, adelantó, cuando la red local presente su primer informe anual sobre la situación de los cuatro pilares básicos del Pacto Mundial en México: derechos humanos, normas laborales, medio ambiente y lucha contra la corrupción. Reveló también que conformarán una agenda junto con la Organización de las Naciones Unidas para invitar a las empresas a que sean transparentes en el tema.

En el Foro México Responsable 2013, convocado por la consultoría Responsable, especialistas coincidieron en que la globalización obliga a la Iniciativa Privada a asumir la RSE, uno de cuyos temas torales es la transparencia, y para ello, han surgido en los últimos años estándares internacionales que permiten su aplicación voluntaria, evaluación y retroalimentación. Algunos de ellos son el Pacto Mundial, la ISO 26000 y el GRI para realizar reportes; incluso, en México se creó recientemente el IPC Sustentable de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Rodolfo Liaño, director de Productos de Información, Índices y Estadística de la BMV, aseguró que el objetivo principal del índice sustentable es sumar a las empresas a la transparencia y dijo que las 29 empresas que están actualmente en el IPC verde se ubican por encima de la media nacional en gobierno corporativo, medio ambiente y responsabilidad social, con lo que obtienen mayor visibilidad ante los inversionistas, quienes muestran más interés por las empresas responsables. “Los inversionistas retribuyen las acciones de las empresas que reportan bajo el IPC Sustentable”, destacó.

PARA ELEGIR

Como parte del panel “Medición de la Responsabilidad Social”, Deyadira Curiel, miembro del Comité Espejo de la ISO 26000, dijo que esta guía funciona para conocer el nivel de RSE al interior de una organización, a pesar de reconocer que es un poco complicada por las más de 800 recomendaciones que contiene. La diferenció de la SA 8000, que es una certificación voluntaria creada por la organización estadounidense Responsabilidad Social Internacional para promover mejores condiciones laborales, mientras que la ISO 26000 abarca no sólo el aspecto laboral, sino el medioambiental, organizacional, de derechos humanos, anticorrupción, consumidores y comunidad. “Es más incluyente”, dijo.

Dentro de algunos meses, el Global Reporting Initiative (GRI) lanzará la versión 4 para reportar, la cual integrará la parte financiera, sustentable y de responsabilidad social, por lo que los panelistas recomendaron a las empresas que reportan bajo la metodología GRI mantenerse actualizadas.

Además, empresas de todo tamaño u organizaciones sociales pueden adherirse al Pacto Mundial, que actualmente tiene en nuestro país alrededor de 450 participantes. Los miembros deben entregar un reporte anual o de lo contrario se convierten en inactivas y posteriormente son expulsadas.

Rodrigo Patiño, coordinador de Desarrollo Sustentable de Vitro, invitó a las grandes, medianas y pequeñas empresas a conocer estas herramientas y a involucrar a sus empleados y proveedores en estas acciones responsables.

HAY QUE CAMBIAR PARADIGMAS DENTRO Y FUERA DE LA EMPRESA

Doble reto, armar estrategias de RSE

Estructurar un proyecto de Responsabilidad Social Empresarial (RSE) presenta obstáculos tanto dentro como fuera de la compañía, ya que la estrategia a realizar involucra a empleados, directivos, consumidores y cadenas de suministro, niveles en donde habrá que modificar hábitos.

Durante su participación en la segunda edición del Foro México Responsable, Ana Paula Fernández del Castillo, directora de Responsabilidad Social de ICA, comentó que adoptar una cultura sustentable implica cambios en la forma de actuar y pensar de la gente.

Para Adolfo Alanís Ruiz, director de Responsabilidad Social de Grupo Modelo, la idea del cambio es algo que implica salir de la zona de confort.

“Hay muchas maneras de hacer las cosas, la eficaz es el ejemplo. Todas las actividades deben tener este enfoque e incluir a los demás para ir construyendo un diálogo”, indicó.

La capacitación de los empleados es vital para un proyecto de responsabilidad social, comentó Víctor Eduardo Pérez Orozco, subdirector de Sustentabilidad Social del Infonavit, pues recordó cuando se empezó a promover la Hipoteca Verde y se dieron cuenta de que los derechohabientes recibían mala asesoría. “Había que capacitar a los empleados”, dijo en el panel “Ser una empresa responsable: ¿Una aventura o un reto?”.

Carlos Ramos Cárdenas, director de Desarrollo Social empresarial de Televisa, enfatizó la importancia de elegir a la persona adecuada para desarrollar un proyecto de RSE y destacó que debe ser capaz de aportar, negociar y generar alianzas dentro y fuera de la empresa.

TAREA PENDIENTE

Duraministración de Felipe Calderón, la RSE se impulsó mayormente entre grandes corporativos, por lo que el actual gobierno buscará involucrar más a las micro, pequeñas y medianas empresas, aseguró Maricela Peña Cárdenas, directora nacional de los Centros México Emprende, en el marco del Foro. 


Fuente: El Economista

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]