La responsabilidad empresarial consiste en “entender la relación entre empresa y sociedad, así como las maneras en que éstas pueden beneficiarse de forma recíproca”, explica Michael Hastings.

La lógica es simple: en una economía saludable, las organizaciones proveen buena parte de los bienes y servicios que la sociedad necesita y también los medios para adquirirlos, gracias a las fuentes de trabajo.

La sociedad, a su vez, las abastece de mano de obra y les brinda la licencia social -es decir, las infraestructuras física y legal- para que las empresas operen.

Según el Pacto Global, una iniciativa de las Naciones Unidas que convoca al sector corporativo a trabajar por una economía más sostenible e inclusiva, las compañías deben lidiar, cada vez más, con problemas ambientales y sociale, y con una agenda impuesta por la comunidad.

Esto es resultado de la creciente interdependencia de los mercados, las comunidades y las personas.

El Economista Opinion : – – P6 –

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact