Academia

Conducen electricidad con madera

Los dispositivos pueden degradarse en cuestión de meses, evitando contaminación ambiental.

Foto vía Reforma.com

Foto vía Reforma.com

Aún cuando se ha considerado a la madera como una mala conductora de la electricidad, científicos crearon un transistor biodegradable capaz de ser utilizado en dispositivos electrónicos, como teléfonos celulares.

Zhenqiang Ma, ingeniero eléctrico de la Universidad de Wisconsin-Madison, reporta en la revista Applied Physics Letters la creación del dispositivo que se basa en una película delgada de celulosa nanofibrilada, es decir, una madera de bajo costo.

Debido a la actual tendencia por cambiar constantemente de equipos electrónicos portátiles, la Agencia de Protección Ambiental de Estados Unidos reveló en 2012 que cerca de 152 millones de dispositivos móviles se desechan cada año.

De los equipos desechados, sólo el 10 por ciento se recicla, lo que lleva a consumir una enorme cantidad de recursos naturales y producir una gran cantidad de basura hecha de materiales caros y no biodegradables como el silicio altamente purificado.

“Los transistores hechos con fibra de celulosa nanofibrilada exhiben un rendimiento superior a la de los transistores de silicio convencionales”, precisa Zhenqiang.

Estos equipos son tan seguros, añade el especialista, que usted puede poner uno en el bosque, y se degradará rápidamente, volviéndose fertilizante, por lo que el trabajo abre la puerta para la creación de biodispositivos electrónicos de bajo costo.

La celulosa nanofibrilada es una fuerte nanomaterial transparente sostenible, hecha de madera que, por su relativamente bajo coeficiente de expansión térmica, no cambia de forma ante las alteraciones de la temperatura.

Para el funcionamiento del equipo los especialistas introdujeron en la madera nanomembranas de silicio y trozos de películas ultrafinas del cristal, más delgadas que el cabello humano.

Pero, para su uso en dispositivos electrónicos portátiles, el transistor biodegradable necesita para ser capaz de operar a frecuencias de microondas, que es el rango de trabajo de la mayoría de los dispositivos inalámbricos.

Así, los investigadores revisaron las características corriente-tensión para estudiar el rendimiento funcional del dispositivo, lo que finalmente mostró que el transistor biodegradable tiene capacidades de operación superior a los hoy existentes.

El siguiente paso de los investigadores es desarrollar un sistema de circuito más complicado basado en los transistores biodegradables.

Fuente: Reforma

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.

Dejar un comentario