- Advertisement -
NoticiasAmbientalConcursos universitarios, ¿buena idea de RSE?

Concursos universitarios, ¿buena idea de RSE?

El entusiasmo juvenil resulta buen caldo de cultivo para las ideas innovadoras y sostenibles, por el cambio de mentalidad que van adoptando las nuevas generaciones hacia una mayor conciencia por su entorno. Con todo y ello, ¿cuántas empresas ven en esta cualidad de los jóvenes un aliado natural para robustecer su responsabilidad corporativa?

Si bien la cosa no es tan sencilla como aplicar una vacuna o un bálsamo contra la inercia corporativa, tampoco es imposible.

Primero debe identificarse una causa estratégica para la compañía, abierta a la propuesta e innovación. Después hay que saber despertar el interés de los jóvenes alrededor de esa causa. En adelante, las posibilidades son infinitas.

Desde Naciones Unidas, los Principios para una Educación Responsable en Gestión establecen que las universidades están indisolublemente ligadas al desarrollo sostenible, pues tienen la misión de fomentar capacidades en los jóvenes que generen valor para la social y de explorar junto con las empresas soluciones a los retos actuales.

Así, los concursos universitarios son una herramienta valiosa, máxime si se acompañan de premios económicos, para incentivar la participación de los jóvenes en la propuesta de soluciones a problemáticas de coyuntura.

La lluvia de ideas resultante redunda en el mejor entendimiento de una línea de acción particular del negocio.

“Los jóvenes no tienen ataduras a la hora de presentar soluciones; hay que escuchar sus ideas frescas, evaluarlas e implementarlas cuando sean viables”,  consideró Bernardo Quintana Isaac, presidente del Consejo de Administración de ICA, empresa detrás del concurso Perspectivas universitarias para la gestión sustentable del agua.

Esta convocatoria  busca medidas innovadoras en materia de agua e infraestructura que atiendan la crisis hídrica que se avecina y, de paso, hagan sostenible ese ámbito de negocio.

Ideas que fluyen

El concurso bianual, que tiene la peculiaridad de ser itinerante por el país, otorga una bolsa de 310 mil pesos en premios y recopila en una publicación las 10 mejores propuestas de los universitarios, tanto a nivel licenciatura como posgrado.

En las dos primeras ediciones han participado 156 equipos universitarios de instituciones de todo México. Tan sólo la más reciente recibió 89 proyectos, que en esta ocasión se enfocaron a soluciones para la situación hídrica en la Península de Yucatán.

Los premios fueron de 75 mil pesos para los primeros lugares de cada categoría (licenciatura y posgrado), 50 mil para los segundos y 30 mil para los terceros.

En licenciatura, obtuvieron el primer lugar las estudiantes Nancy Julieta Gamboa y Erika Margaruta Uicab, de la Universidad Marista de Mérida; el segundo fue para José Gerardo Reyna y Juana Iris Sánchez, de la UNAM, y el tercero para Néstor Miguel Reyes, Erik Viveros y Rogelio García, de la Universidad Michoacana de San Nicolás de Hidalgo.

ICA

En posgrado, Yameli Aguilar ganó el primer lugar, Eduardo Herrera el segundo y Serguei Damián Rico el tercero, todos de la UNAM.

ICA

El jurado estuvo integrado por especialistas en el sector como Jürgen Mahlknecht, director del Centro del Agua para América Latina y el Caribe; Gabriel Echávez Aldape, investigador de la Facultad de Ingeniería de la UNAM; José Alfonzo Canché Uuh, profesor investigador de la Universidad Autónoma de Quintana Roo, y María Luisa Torregrosa, investigadora de la Facultad Latinoamericana de Ciencias Sociales.

La primera edición del concurso se enfocó a soluciones para la cuenca del Valle de México; las 10 soluciones ganadoras fueron publicadas en 2012.

Los tirajes de las publicaciones son de 2 mil ejemplares y se distribuyen entre las universidades participantes así como organismos locales y federales en materia de agua.

Actualmente se analiza el lanzamiento de la tercera edición del concurso así como la región que atenderá.

Diego Quintana, vicepresidente de ICA, destacó la importancia de estos concursos, al permitirles contar con visiones plurales de diversos actores que inciden en el manejo del agua y con enfoques técnico, económico y social.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí

Lo más reciente

DEBES LEER

TE PUEDE INTERESAR