¡Averigua qué compañía tiene este ambicioso plan y cómo piensa hacerlo posible!

Antonio Guterres dijo: «En medio de los inmigrantes en busca de una vida mejor hay personas que necesitan protección: refugiados y solicitantes de asilo, mujeres y niños víctimas de la trata… Muchos se mueven simplemente para evitar morir de hambre. Cuando irse no es una opción sino una necesidad, eso es más que pobreza».

Según un reporte del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados (ACNUR), casi 60 millones de personas fueron desplazadas forzosamente en 2014 de países como Siria, Irak, Eritrea y Afganistán, de los cuales 19.5 millones eran refugiados. Entre ellos, la mitad son niños.

Lo que comenzó como un levantamiento pacífico contra el presidente Bashar al Asad de Siria se convirtió en una brutal y sangrienta guerra civil que ha dejado a más de 400.000 personas muertas, según la última estimación que hizo la ONU en abril de 2016.

La guerra además ha provocado la huida de más de 4.8 millones de personas de Siria.

¿Quién es un refugiado?

De acuerdo con la Convención de Ginebra sobre el Estatuto de los Refugiados, un refugiado es una persona que «debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, pertenencia a un determinado grupo social u opiniones políticas, se encuentre fuera del país de su nacionalidad y no pueda o, a causa de dichos temores, no quiera acogerse a la protección de su país; o que careciendo de nacionalidad y hallándose, a consecuencia de tales acontecimientos, fuera del país donde antes tuviera su residencia habitual, no pueda o a causa de dichos temores no quiera regresar a él».

En medio de una crisis con refugiados, ¿crees que la responsabilidad social empresarial (RSE) puede hacer una diferencia? La respuesta corta es sí, pero depende de que las empresas estén dispuestas a apoyar a los refugiados. Algunas marcas contribuyen con apoyo, como estos ejemplos:

  • Google ayudó a construir un centro de información para los refugiados, instalando wifi de bajo costo en los campamentos de refugiados, ayudando a diseñar y lanzar un sitio web móvil para proporcionarles información durante su viaje.
  • LinkedIn está utilizando sus activos corporativos para ayudar a los refugiados a trabajar en red a través de Welcome Talent.
  • IKEA está apoyando una serie de iniciativas, incluyendo su apoyo a Better Shelters, en su asociación con el ACNUR.

Jordania es el hogar de más de un millón de refugiados sirios. Por eso, IKEA planea abrir centros de producción en campos de refugiados en el norte de Jordania, ubicados a lo largo de la frontera siria. La marca va a contratar refugiados este verano como parte de un plan a largo plazo para crear empleo para 200.000 personas desfavorecidas en todo el mundo, a través de programas de emprendimiento social.

Mira este video sobre un campo de refugiados en Siria.

«La situación en Siria es una gran tragedia de nuestro tiempo, y Jordania ha asumido una gran responsabilidad en albergar refugiados sirios. Decidimos investigar cómo IKEA puede contribuir», dijo Jesper Brodin, director gerente de dicha empresa, en una nota publicada en Dezeen.

La compañía se ha unido con Jordan River Foundation, una organización no gubernamental (ONG) fundada por la reina Rania de Jordania, para lanzar una ambiciosa iniciativa de empleo proyectada para contratar a unas 200.000 personas empobrecidas en todo el mundo en los próximos 15 años. IKEA ofrece un modelo de negocio, oportunidades de aprendizaje, habilidades sencillas sobre cómo planificar la producción y prepararse para la exportación.

Los centros de Jordania van a contratar una mezcla de refugiados sirios y jordanos para la producción de productos tejidos, incluyendo alfombras, cojines y colchas. Las alfombras y textiles se van a vender localmente y en otros mercados de Oriente Medio que tienen acuerdos de libre comercio con Jordania. Los productos serán parte de una edición limitada.

Esta misión se trata de usar técnicas y conocimientos locales, no necesariamente crear artesanías tradicionales, sino tratar de crear nuevas expresiones basadas en sus habilidades y tradiciones para que también tengan una oportunidad de comenzar su propio negocio.

Los centros estarán situados en Amman, en el norte de Jordania, cerca de los campos de refugiados que se encuentran a lo largo de la frontera con Siria. Lo mejor de todo lo que hace IKEA es que no se enfoca solo en los refugiados, también está intentando que beneficie a la población de Jordania.

IKEA tiene una sección en su sitio web dedicada a la campaña de buena causa que ayuda a que los refugiados tengan una vida mejor.

Seccion sobre refugiados en el sitio web de Ikea

Los productos serán lanzados en la tienda de IKEA en la capital de Jordania, Amman, antes de ser lanzados en otras partes del mundo. Se espera que los productos estén en tiendas regionales para 2019.

Brodin dijo que las grandes corporaciones tienen la responsabilidad de ayudar a resolver los problemas que enfrenta el mundo. Esta es la manera de IKEA de sacar de la pobreza a 200.000 personas con RSE. En IKEA afirman: «Estamos comprometidos a tener un impacto positivo en las personas y el planeta». La iniciativa fue del fallecido Hans Rosling, experto demográfico que asesoró a la empresa en sus estrategias sociales y medioambientales.

«Hacemos bien con los trabajos que ofrecemos y ayudamos a personas necesitadas con la Fundación IKEA», dijo Brodin. «Pero hay una brecha que él identificó, que es algo interesante, y así es como no solo ayudamos a los refugiados y otras personas con necesidades severas, sino cómo podemos impulsarlos en la sociedad».

¿Qué te parece el esfuerzo que IKEA hace para sacar de la pobreza a los refugiados de Siria?
[printfriendly]

Acerca del autor

Daniela Lazovska