tips storytelling RSE

Si tienes hijos, sobrinos, ahijados o hermanos pequeños, seguramente te has visto forzado a cantar alguna de las canciones de la película Frozen o, como mínimo, a ver el DVD varias veces por semana. Esta producción de Disney fue popular entre las audiencias y con la crítica, por lo que no sorprende que se trate de la película de animación más taquillera la historia, ni que se haya llevado dos premios Oscar.

A continuación, seis tips para lograr que tu campaña de RSE sea tan popular y efectiva como esta extraordinaria película:

1. Elige un tema para tu canción:

No literalmente. Pero así como la canción Let it Go tiene un lugar central dentro de la película, todos los mensajes de tu campaña deben centrarse en un tema. Elige un área en la cual enfocarte, que tenga significado tanto para la empresa como para sus audiencias.

2. Apoya a tus personajes secundarios:

En Frozen, Olaf es un hombre nieve torpe y gracioso, que sirve para generar risas cuando la historia se pone muy seria. Tu campaña de RSE también debe reconocer la importancia de los actores menores que pueden llevarla al siguiente nivel. Piensa en quiénes pueden ser tus aliados y después dales crédito por su contribución.

3. «Deja ir» la camiseta

Ya existen toda clase de productos basados en la película, pero lo cierto es que ni siquiera una buena campaña puede hacer bueno un producto que no es. En este espíritu, si estás organizando un evento o un programa de voluntariado, piensa primero en el significado y en la experiencia que quieres que tengan los participantes, y deja el estilo y las camisetas conmemorativas para después.

4. Sé poco tradicional:

Por primera vez en la historia, una película que retrata a la realeza no incluye a un príncipe salvando a la princesa. Piensa tú también en cómo puedes implementar buenas prácticas de una forma poco tradicional. Este tipo de riesgos calculados puede atraer al público hacia tu programa; considera unirte a un aliado poco ortodoxo o usar canales de comunicación inesperados.

5. Sé sencillo:

Las películas infantiles nos recuerdan que las mejores historias son sencillas. Como adultos tendemos a pensar de más y a complicar las cosas. La mayoría de las personas solamente quiere una oportunidad de tener una experiencia significativa y hacer algo bueno por la comunidad. Dale a tu público la oportunidad de ser parte de una buena historia.

6. A final, la historia es lo más importante:

A los humanos nos encantan las historias de amor. Nos encanta contarlas y escucharlas. Si le preguntas a un niño de 5 años de qué se trata Frozen, te dirá que es la historia de dos hermanas que se salvan la una a la otra. Genera una historia que tu público quiera compartir.

Fuente:
3BL Media

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

1 comentario

  • La siguiente vez No. 19 (literal) que vea la película, la miraré con estos lentes, muchas gracias por recordarnos que todo puede ser visto desde varias perspectivas. ;)

    Saludos,
    Marisela