RSE

Cómo crear tecnología que beneficie a la BdP: 3 casos de éxito

Tres proyectos exitosos que usan tecnología para mejorar la vida de los más pobres

Es fácil decir que invertir en tecnología es una forma de ayudar a la base de la pirámide (las personas que viven en pobreza extrema). Bajo esta premisa, cada año surgen decenas y decenas de proyectos. Desgraciadamente, son pocos los que generan un verdadero impacto positivo.

Para conocer la razón de esto, la empresa Huawei realizó una investigación que involucró encuestas con OSC, gobiernos, empresas de telecomunicaciones, reguladores y empresarios sociales en once países. Lo que descubrió es que no faltan las buenas ideas, pero estas pocas veces cuentan con los fondos necesarios. Además, en muchas ocasiones se opta por no cobrar el producto o servicio de tecnología, lo que resulta en iniciativas que no recuperan su inversión y dependen de donaciones o subsidios para sobrevivir.

La respuesta a esta situación, según el estudio, es cobrar aunque sea una pequeña cantidad. Esto permite que el proyecto sea autosostenible, además de tener la gran ventaja de ofrecer retroalimentación a las organizaciones que lo impulsan, de forma que puedan hacer los cambios necesarios a su producto. Sin este importante elemento, trabajan desconectadas de las comunidades a las que pretenden ayudar.

En un texto publicado en Harvard Business Review, Alex Deng, ejecutivo de Huawei, comparte tres casos de éxito que encontró la compañía al hacer su investigación:

Bridge International Academies:

Esta cadena de escuelas, enfocada en ofrecer educación primaria y preprimaria a niños cuyos padres ganan menos de dos dólares al día, cuenta con 400 colegios con fines de lucro en Uganda y Kenia, en los que estudian alrededor de cien mil jóvenes.

Gracias a las tecnologías de la información y la comunicación (TIC), Bridge International ha estandarizado su modelo: desde cuántos institutos se construyen hasta el entrenamiento y selección de los maestros, así como la forma en la que se imparten las clases. Los costos son muy bajos porque cada escuela cuenta con un solo administrador, quien trabaja con la ayuda de un smartphone. Actividades como la facturación y las inscripciones se procesan automáticamente por medio de este teléfono, lo mismo que los salarios del staff, las colegiaturas y las comidas escolares. Ningún colegio de la cadena acepta dinero en efectivo.

El objetivo de esta organización es educar a 10 millones de niños en las siguiente década, probando así que la tecnología puede resolver problemas sociales de una forma rentable y escalable.

M-KOPA:

Imagen via Solar.m-kopa.com

Imagen via Solar.m-kopa.com

Esta empresa social que genera ganancias vende sistemas de iluminación a quienes viven en pobreza rural, también en Uganda y Kenia. Este tipo de comunidades no suelen contar con servicios eléctricos, por lo que dependen de peligrosas lámparas de keroseno. M-KOPA vende un sistema casero de energía solar a un costo de 200 dólares. La cantidad, aunque equivale a lo que gasta una familia en keroseno en un año, es demasiado elevada para hacer un solo pago, por lo que la compañía ideó un sistema en el que se tiene que entregar un primer pago y después 46 microabonos que se hacen por medio de teléfonos celulares. El modelo de negocios ha permitido que la empresa cuente con 500 colaboradores de tiempo completo y una red de mil representantes de venta directa.

Vodafone:

El Vodafone Farmer’s Club es una iniciativa de la empresa de telefonía para proveer a los agricultores de información que pueda mejorar sus vidas. Por medio de ella, se provee de advertencias sobre tormentas o condiciones extremas del clima, así como de tips para cosechar y técnicas avanzadas para el control de pestes y la maximización de las cosechas.

El programa fue lanzado en Turquía hace seis años y actualmente 1.2 millones de personas en ese país utilizan el servicio, mejorando su productividad en el equivalente a 190 millones de euros, por lo que se planea llevar el concepto a India, Ghana, Kenia y Tanzania.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario