Ciudades del futuro en LATAM – ExpokNews

Las ciudades latinoamericanas han avanzado de manera importante al hacer un cambio de paradigma en la visión de las ciudades

En Latinoamérica, los desafíos para alcanzar los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS) parecen ser grandes , pero a pesar del crecimiento desordenado se han visto varios avances.

De acuerdo con el experto en desarrollo urbano y ciudades del Banco Mundial, Horacio Terraza, las ciudades latinoamericanas han avanzado de manera importante al hacer un cambio de paradigma en la visión de las ciudades.

Esto se nota en los términos de políticas, de priorización de la inversión y en el acercamiento a la planificación urbana. En relación a políticas e inversión, la ciudad ocupa un lugar preponderante en la agenda de los gobiernos, cualquiera sea su orientación política.

Ahora existe una realidad: la urbanización a escala global es irreversible, alcanza hoy más del 50% de la población; será del 75% en 2050, siguiendo los pasos de una América Latina voraz que en 65 años pasó del 40% a más del 80% actual.

Por otro lado, si la inversión se centra en centros urbanos, se generará un mayor impacto ya que son el motor económico de los países y es ahí donde se concentra su mejor recurso: el humano.

“Vivimos en una región en donde desde hace 60 años las ciudades crecen en infraestructura urbana muy por detrás del crecimiento poblacional y de la expansión física de las mismas”.

Cabe mencionar 25% de la población en América Latina, vive en asentamientos informales y se estima que serán 160 millones de personas para el 2020.

En estos lugares informales normalmente son los que tienen un  mayor riesgo de desastres como inundaciones, deslizamientos, entre otros donde se exhibe mayor vulnerabilidad social y pobreza.

De acuerdo con Horario, Latinoamérica es la región más violenta del planeta, con una media de 24 homicidios cada 100.000 habitantes, más del doble que el promedio internacional, con ciudades que alcanzan los 90 homicidios cada 100.000 habitantes.

América Latina tiene un nivel de urbanización más alta del planeta, supera el 80%.

“A diferencia de Asia y África, las grandes urbes de la región habrán dejado de crecer para el año 2050; Ciudad de México alcanzaría su pico en ese año, y muchas de ellas habrán comenzado a decrecer. Santiago de Chile alcanzaría su población máxima en 2041. Casos extremos actuales son ciudades como San Juan de Puerto Rico cuyo pico poblacional se alcanzó antes de 2012”.

Asimismo, de acuerdo con la entrevista realizada por El País, Horacio dice que para el 2050 la urbe latinoamericana él se imagina que habrá diferentes desafíos, sin embargo no será una ciudad de “Los Supersónicos”.

También destaca tres factores determinantes que podrían tener las ciudades para 2050:

  • Creo que serán ciudades que incorporen el concepto de ciudad inteligente, no por el nivel de sensorización y tecnología aplicada, sino que serán inteligentes porque habrán recuperado su esencia: el automóvil dejara de ser un factor principal de diseño urbano disminuyendo su número drásticamente y ubicando al ser humano al centro del mismo. Serán inteligentes porque dieron prioridad y estarán mucho más cerca de cerrar la brecha de inequidad y segregación socio espacial.
  • Las ciudades de América Latina van a enfrentar una población que no crece o sencillamente decreciente y una sociedad envejecida: hoy una gran mayoría de urbes latinoamericanas poseen entre 30 y 70 personas mayores de 60 años cada 100 menores 15 años. En 2050, ese rango será 80 – 180. En muchos casos la población por encima de 60 años se habrá triplicado. La tradicional pirámide demográfica que aprendimos en la escuela habrá comenzado a invertirse. Sin embargo, estos adultos mayores tendrán una vida mucho más activa que la que tuvieron nuestro abuelos y padres. Por lo tanto, no podremos seguir esperando que el crecimiento económico esté traccionado por el crecimiento demográfico, la productividad será la clave y para esto nuestras ciudades deberán dar prioridad a la educación y la atracción de talentos.
  • Nada de esto sucederá si no se da solución a la violencia en la región. Nuevamente, el éxito de nuestras ciudades estará determinado por una sociedad que planifique con mayor equidad, menor segregación y que priorice la educación.

Acerca del autor

Janneth Del Real