RSI

Causas sociales en México tienen eco en Wirikuta Fest

La unión, la reflexión y la solidaridad por la defensa de la reserva natural y cultural de Wirikuta se unieron en un llamado que activistas y músicos, en su mayoría mexicanos, hicieron durante el Wirikuta Fest para alzar la voz ante otros problemas que enfrenta México.

La exigencia al gobierno federal para proteger esa región, la violencia desencadenada por el narcotráfico y el apoyo a un movimiento estudiantil fueron los temas que reinaron en la maratónica jornada musical realizada en el Foro Sol de la capital mexicana, en la que participaron Café Tacvba, Caifanes, Enrique Bunbury, Calle 13, Julieta Venegas, Ely Guerra, Sonidero Mestizo, Amandititita, Lengualerta y Héctor Guerra, entre otras agrupaciones.

“Hoy es tiempo de dar un grito de exigencia y respeto. Al mexicano se le respeta, su lugar y su condición, su filosofía y sus costumbres”, dijo Saúl Hernández, vocalista de Caifanes durante su actuación en el festival que reunió a 60,000 personas, de acuerdo con cifras de la promotora OCESA.

El español Bunbury también se unió a la lucha que indígenas huicholes, activistas y músicos entablaron para concientizar sobre la situación que enfrenta la zona de Wirikuta, asentada en el desierto del estado de San Luis Potosí, que en 1999 fue declarada por la UNESCO uno de los 14 sitios naturales sagrados del mundo que deben ser protegidos.

En el 2009, el gobierno mexicano otorgó 22 concesiones a la minera canadiense First Majestic para la explotación de plata. Expertos indican que los impactos ambientales y culturales serán irreversibles, pues más de 60% de la superficie concesionada a dicha empresa se encuentra dentro del área protegida.

“Cada uno de nosotros hacemos hoy que Wirikuta esté en boca de todos… El respeto a la tierra no se cuestiona”, dijo Bunbury.

En un momento del festival, Rubén Albarrán, vocalista de Café Tacvba, pidió al público realizar un ritual masivo de psicomagia en favor de Wirikuta, el cual dijo que fue recomendado por el tarotista, psicomago y escritor chileno Alejandro Jodorowsky.

La cantautora Julieta Venegas, que en pleno proceso de producción de su nuevo álbum se hizo un espacio para participar en el Wirikuta Fest, también dio un discurso sobre el poder que el corazón de las personas puede tener para realizar un cambio.

Fiel a su ideología política y social, René Pérez Residente, vocalista del grupo boricua Calle 13, fue otro de los músicos que habló en contra del peligro que enfrenta Wirikuta.

“Está pasando en Panamá, Argentina, Ecuador y es importante demostrarle a todos los gobiernos latinoamericanos que un pueblo unido jamás será vencido”, dijo Residente, en cuya espalda pintó la leyenda “Yo soy 132” para manifestar su apoyo a los estudiantes universitarios mexicanos.

Además del músico boricua, el poeta Javier Sicilia, que encabeza el Movimiento por la Paz con Justicia y Dignidad, y el músico y activista mexico-estadounidense Zack de la Rocha, se sumaron el sábado al movimiento 132, iniciativa que estudiantes universitarios establecieron recientemente para mostrar su descontento por el sesgo informativo de las cadenas de televisión en favor del candidato del PRI, Enrique Peña Nieto, y por la corrupción de la clase política.

Huicholes descalifican donación

Representantes de comunidades indígenas huicholes descalificaron el viernes el anuncio del gobierno federal para proteger una zona del norte de México considerada por ellos como suelo sagrado y en la que hay concesiones mineras que esperan sean canceladas en su totalidad.

El gobierno informó el jueves que 45,000 hectáreas de la zona huichol conocida como Wirikuta, en San Luis Potosí, fueron declaradas como reserva libre de explotación minera y anunció que la empresa canadiense First Majestic Silver Corp. cedió también parte de sus permisos en el área para que no se haga ninguna explotación.

Integrantes del Consejo Regional Wixárika para la Defensa de Wirikuta, que representa a los huicholes, aseguraron en rueda de prensa que el gobierno no consultó a las comunidades locales y que se busca la protección de la totalidad de las 140,212 hectáreas que integran su territorio sagrado, no sólo una parte.

“Que sean canceladas todas las concesiones mineras en la reserva natural y cultural de Wirikuta, así como las actividades de las agroindustrias que ponen en peligro la biodiversidad”, dijo Felipe Serio Chino al leer la posición del Consejo Regional Wixárika.

Las 22 concesiones de esa empresa canadiense cedidas están en una zona que es hogar del Cerro Quemado, una montaña donde los huicholes creen que nació el sol, por lo que se ha dicho que los proyectos mineros devastarían la herencia cultural y religiosa de ese grupo indígena.

Los huicholes todavía realizan ceremonias y hacen un peregrinaje anual desde sus hogares en los estados occidentales de Nayarit, Jalisco, Durango y Zacatecas hacia la reserva de Wirikuta, cerca del pueblo de Real de Catorce, en San Luis Potosí.

Fuente: eleconomista.com.mx
Publicada: 28 de mayo de 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]