Ambiental

Cambio climático: nuevo intento para enterrar el Protocolo de Kioto

Cuando faltan siete meses para la cumbre sobre cambio climático de Sudáfrica, las organizaciones ecologistas hacen sonar la alarma sobre el futuro del Protocolo de Kioto, el único tratado mundial que obliga a las naciones industriales a reducir su contaminación de gases de efecto invernadero.

“Se hace urgente hablar sobre el Protocolo de Kioto”, dijo en entrevista la consejera política de Amigos de la Tierra Internacional, Meena Raman. “Los Estados parte están obligados a negociar un segundo periodo de compromisos”, pues el actual concluye en 2012.

Pero en las reuniones que se llevan a cabo en Bangkok entre el 3 y el 8 de este mes se siente la falta de interés del mundo desarrollado en sentarse a hablar sobre más reducciones a sus gases de efecto invernadero, considerados responsables del calentamiento de la atmósfera.

El encuentro es el primero de tres organizados este año por la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático antes de la 17 conferencia de las partes (COP 17) que se celebrará en la ciudad sudafricana de Durban a fines de noviembre.

Desde la COP 16, que se llevó a cabo en la ciudad turística mexicana de Cancún, en diciembre, los negociadores de los países ricos vienen “soslayando su responsabilidad”, mientras el reloj corre hacia el plazo previsto por el Protocolo, explicó Raman.

“Eso es evidente aquí en Bangkok, y hay peligro de que el Protocolo se deshilache. Eso es lo escandaloso de las negociaciones. Se intenta reemplazar un acuerdo internacional obligatorio por un compromiso voluntario y un sistema de revisión concebido por el mundo desarrollado”, agregó.

El Protocolo de Kioto se firmó en 1997 en esa ciudad japonesa y entró en vigor en 2005. Está considerado como una pieza fundamental de la arquitectura de la Convención sobre Cambio Climático. Su primer periodo de compromisos obliga a 37 naciones industriales y a la Unión Europea a reducir sus gases invernadero en 5.2 por ciento respecto de los volúmenes de 1990, en un plazo que termina en 2012.

Los expertos creen que Durban será una instancia capital para determinar una segunda y más profunda fase del Protocolo. Esa presión surge de los sucesivos fracasos de Cancún en 2010 y de Copenhague en 2009.

Por eso la secretaria ejecutiva de la convención, Christiana Figueres, se refirió a la peligrosa “brecha” que podría abrirse en el derecho internacional ambiental si no se adoptan nuevos compromisos antes de que venza el plazo.

“Los gobiernos deben resolver cuestiones fundamentales sobre Kioto”, dijo Figueres a la prensa el lunes 4. “El primer periodo expira en 2012 y parece muy difícil evitar una brecha”.

“Los gobiernos deben definir cómo afrontan este problema y cómo avanzan colectivamente”, indicó. “Resolver esto permitirá crear una base más firme para la ambición común de reducir las emisiones”.

Japón, Rusia y Canadá no quieren oír nada de eso. Los gobiernos de los tres países se negaron a una nueva fase de obligaciones antes de que llegaran a la capital de Tailandia los representantes de casi 190 países.

Estados Unidos, el primer emisor de gases invernadero por habitante, sigue siendo un obstáculo. Tras negarse a ratificar el Protocolo, el delegado de Washington, Jonathan Pershing, dijo que su gobierno se oponía a cualquier estructura jerárquica de reglas “que alguien más estableció”.

La ciencia indica que la humanidad debe reducir las emisiones climáticas en 40 por ciento hacia 2020 y en 95 por ciento hacia 2050 para asegurar que el aumento de la temperatura global no exceda los dos grados Celsius respecto de la media en la era preindustrial. De lo contrario, el clima planetario podría sufrir cambios catastróficos.

Pero, en los hechos, las reducciones de los países europeos en el marco de Kioto no son ni siquiera un comienzo, advirtió el coordinador de política climática de Greenpeace Internacional, Tove Ryding. “No se vio un cambio fundamental, no hay una revolución energética”.

El éxito de Europa en reducir su contaminación climática en 5 por ciento hacia 2012 “se debe más que nada a la crisis financiera y económica mundial (de 2008), que abatió la producción y por tanto las emisiones”, dijo Ryding.

“Los países europeos también aprovecharon los créditos de carbono, comercializados en el mercado, en lugar de abatir realmente sus emisiones y hacer más verdes sus economías”, añadió.

Un intento del mundo rico de dar definitivamente la espalda a Kioto después de 2012 despertará una dura reacción del mundo en desarrollo, advirtió Tim Gore, consultor sobre cambio climático de la organización humanitaria internacional Oxfam. “Habría implicaciones legales que afectarían la política exterior de esas naciones ricas”.

Fuente: Milenio Diario, Política, p. 12.
Reportero: Marwaan Maca-Markar.
Publicad: 7 de abril de 2011.

Click sobre la imagen para ampliar

cambio-climatico-protocolo

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

  • LA NUEVA IDEOLOGÍA QUE PODRÍA SALVAR EL FUTURO DE LA ESPECIE HUMANA Y RESTABLECER EL ORDENADO Y ARMONIOSO DESARROLLO DE NUESTRO MUNDO MANIFESTADO DENTRO DEL QUE REALIZAN SUS VIDAS TODOS LOS SERES ANIMADOS

    El diagrama adjunto, tomando como ejemplo la antigua cultura de Grecia en un espacio de 2.000 años y nuestra cultura cristiana entre la época de Jesucristo y nuestros días, nos demuestra que la conducta y actividades de la especie humana no ha sido constante sino que oscilaba entre las tres posibilidades correspondientes a su naturaleza especial humana, compuesta de naturaleza espiritual e instintiva, y dependiendo de sus valoraciones de una u otra parte obtuvo su “filosofía del mundo y de la vida”, que guiaba sus conductas, así, en el periodo arcaico de la antigua cultura de Grecia y la Edad Media de nuestra cultura cristiana, al coincidir en esencia la “filosofía exageradamente espiritual del mundo y de la vida” entre ambos, estas sociedades intentaban vivir de acuerdo con la misma, la cual, al no reconocer las justas necesidades de la otra parte de la naturaleza especial humana se han creado distintos tipos de males. En su intento de eliminarlos he descubierto que la causa de sus fracasos ha sido la exagerada atención de las necesidades de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza, y a través de un lento proceso evolutivo han obtenido el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, el único estado que corresponde a la perfección humana. Este estado ideal que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en el Renacimiento de nuestra cultura cristiana y que duraba 200-250 años en ambas culturas ha permitido al hombre también adaptarse con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y evitar con ello crear perturbaciones en su desarrollo ordenado y armonioso y anular de manera natural y espontánea todos los anteriores males causados por su errónea “filosofía del mundo y de la vida” y pérdida del estado perfecto de su naturaleza especial humana.

    Empero, como los hombre en estos periodos de bienaventuranza no eran conscientes de la causa de estos acontecimientos, experimentando los resultados positivos y mejorar de nuevas conductas y actividades en el campo material y práctico de la vida, en su ciego optimismo en los nuevos resultados científicos en todos los campos de sus actividades, poco a poco estaban abandonando sus intereses hacia valores espirituales, llegando en la época Helenística de la antigua cultura de Grecia y en nuestra cultura Cristiana, en nuestros día a una “filosofía del mundo y de la vida extremadamente materialista” que ha destruido otra vez el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, que como hemos visto es la condición indispensable para que el hombre pueda adaptarse también con su conducta y actividades a las Leyes de la Naturaleza y anular con esto todos los males que por su errónea “filosofía del mundo y de la vida” a causado a él mismo como a la Naturaleza de nuestro planeta.

    Como en el caso de la antigua cultura de Grecia, cuando se encontró la humanidad en este estado, el cambio necesario para eliminar sus males y encontrar la solución necesitada no ha sido posible por el proceso evolutivo sino esto se acabó por una destrucción irreparable, por una revolución espiritual, que consistía de una nueva “filosofía del mundo y de la vida”, pronunciada en este caso por Jesucristo, cuya idea, convertida en la ideología religiosa de nuestra cultura cristiana, ha abierto el camino para su desarrollo según he expuesto anteriormente.

    Encontrándonos, por culpa de nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” en la misma situación como existía en la antigua cultura de Grecia en la época de Jesucristo, y tomando en consideración que nuestros males y nuestros poderes de destrucción son muchísimo más grandes que los que existían en aquellos tiempos, por falta de tiempo a nuestra disposición, el necesitado cambio tampoco se puede realizar por vía evolutiva y pacífica sino que esto se realizará forzosamente por un cambio abrupto y destructivo a través de una revolución espiritual, que basada en la Verdad sobre la Existencia poseerá la justa “filosofía del mundo y de la vida”, capaz de transformarse en una ideología religiosa en la que toda la gente pudiera participar con su conducta y actividades activamente.

    Como la búsqueda de esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” que se basará en la Verdad sobre la Existencia nace en la época de contradicciones entre la filosofía reinante de una sociedad y de la realidad, entre los hombres inquietos y preocupados por el futuro a quienes afecta más directamente la práctica de sus profesiones y entre ellos, por los tres más graves males que poseemos: la desenfrenada y antinatural expansión demográfica, el anormal crecimiento del consumo de energía de los hombres de nuestras sociedades, y la fiebre de las tendencias migratorias de la gente desde nuestras medianas y pequeñas ciudades y poblados hacia nuestras grandes ciudades existentes, convirtiendo estos asentamientos humanos en caóticas y deshumanizadas Metro y Megaciudades, indefinidas y vulgares conurbaciones, dentro de las que es imposible vivir en paz y desarrollar la vida en plenitud, es el arquitecto, cuya profesión es la más negativamente afectada, y para encontrar la causa de estos males y la solución para eliminarlos, él, está entre todos los profesionales, el que siente más la necesidad de completar sus actividades profesionales con la búsqueda de restablecer nuevamente la justa “filosofía del mundo y de la vida” perdida, que permitirá practicar su profesión para servir y fomentar las justas e intrínsecas necesidades de la naturaleza psicosomática de la especie humana.

    Así es como experimentando nuestros innumerables e interrelacionados males, que no me han permitido ejercer mi profesión como ésta y mi deseo exigía, desde que terminé mi carrera, durante los últimos 45 años he dedicado parte de mi vida a la búsqueda de esta necesitada “filosofía del mundo y de la vida”, que a continuación expongo en su forma resumida, añadiendo que su contenido coincide en esencia con todas las grandes religiones existentes hoy, y sólo su transformación en sus formas practicadas es diferente lo que es debido a que como la esencia de cada una es Amor, adaptándose a las circunstancias dadas en su tiempo y espacio han tomado sus formas correspondientes en la práctica, y que como hoy, estas circunstancias, conocimientos cientificos, costumbres, jerarquía de valores, etc., han cambiado en todas nuestras civilizaciones y que éstas coinciden en que todos exigen razones para sus creencias, esta nueva “filosofía del mundo y de la vida” tiene que basarse en la razón y demostrar su validez sólo en el contenido de sí misma, que como he expuesto anteriormente siendo esto Amor, que ha sido y es la esencia de todas nuestras grandes religiones, sólo se diferencia de aquellas en el método de exponerla basado en la razón, que corresponde a nuestras circunstancias.

    No obstante, tratándose de la Verdad sobre la Existencia, que para nosotros se desarrolla en el tiempo infinito y la vida del hombre es finita en el tiempo y espacio ningún ser humano podría obtener la Verdad absoluta sobre la misma, empero, su verdad subjetiva que afecta directamente a su vida particular puede coincidir con la parte de esta Verdad absoluta y esta Verdad, que muchos hombres en el pasado han encontrado, es la que tenemos que encontrar nosotros también, pero esto nunca ha sido obra de una persona sino de muchos precursores que han preparado el camino para uno, a quien han favorecido las circunstancias en cada ocasión.

    Así es como considero el trabajo presentando aquí MI TEORÍA SOBRE LA EXISTENCIA, para que sirva ésta como la primera piedra en el camino de la búsqueda de esta nueva ideología que sea capaza de abrir un nuevo y próspero camino para los supervivientes de nuestra futura cultura.

    Madrid, 12 de Agosto de 2008
    Ferenc Z. Lantos

  • ¿POR QUÉ FRACASÓ EL CUMPLIMIENTO DE COMPROMISOS ASIGNADOS A LOS PAÍSES DEL MUNDO EN EL PROTOCOLO DE KIOTO Y POR QUÉ TENDRÁN LA MISMA SUERTE LOS ACUERDOS SOBRE EL MISMO TEMA PRONUNCIADOS EN LA CUMBRE DE BALI?

    La razón del fracaso del cumplimiento de los compromisos asignados para los países en el mundo en el Protocolo de Kyoto ha sido y es que en los programas de las conferencias y cumbres de las Naciones Unidas el problema del cambio climático se ha tratado aisladamente como un hecho dado en sí y no como un efecto de una causa, ignorada por ellos.

    Esta causa que yo he pronunciado en mi artículo “Causa y Solución del enorme aumento de la población en el mundo” en el año 1966 en la revista “Arquitectura” del COAM, es la extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” del hombre contemporáneo que ha causado la degeneración del justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, el único estado cuando el hombre puede con su conducta y actividades adaptarse de manera natural y espontánea, como los otros seres animados por debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza y evitar con ello causar daño al perfecto y armonioso desarrollo de nuestro Mundo Manifestado, dentro del que se realizan todas las vidas que lo componen.

    No reconocer este hecho, sino continuar tratando este mal aisladamente de su causante como lo están haciendo también en la Cumbre de Bali para demostrar el inevitable fracaso para obtener la deseada e indispensable necesidad de este Cumbre, voy a exponer los siguientes datos.

    Aceptando mi teoría según que nuestros males no son como algo existentes por sí mismo, sino que son manifestaciones de la causa anteriormente descrita, así todos estos están interrelacionados, entre los que la desenfrenada y antinatural expansión demográfica y anormal crecimiento del consumo de energía del hombre contemporáneo de nuestras sociedades, por mencionar sólo dos, que más han afectado al problema del sobrecalentamiento de nuestro planeta voy a exponer los cambios de estos fenómenos:

    1/ La población del mundo en el año 1977, fecha cuando se ha pronunciado el Protocolo de Kyoto, era de 6000 millones o sea 30 veces más que la que existía en nuestro planeta en la época de Jesucristo.

    2/ Una media de consumo de energía extendida por todas las partes de nuestro planeta según una estimación aceptada era 3-4 veces mayor que la que tenían los hombres en la época de Jesucristo y la que se puede considerar como normal.

    Multiplicando estos dos factores, 30 (aumento de la población del mundo) por 3-4 (aumento anormal del consumo de energía por persona) resultaría 90-120 veces más consumo de energía que el que existía en la época de Jesucristo.

    Experimentando los grandes daños causados por estos cambios en la Naturaleza y sufrimientos
    en nuestra propia vida ha surgido la necesidad imperiosa de tratar este problema que se realizó en la Cumbre de Kyoto en 1997.

    Empero, como el ritmo de crecimiento de la población del mundo y del consumo de energía aún no ha llegado a su techo, sino que estos continúan creciendo al ritmo de 80 millones de personas por año, este crecimiento para el año 2012, cuando se terminará la fecha propuesta en el Protocolo de Kyoto y empezará el nuevo mandato de Bali, significaría durante estos 15 años un aumento de la población de 1200 millones, que añadiéndolos a los 6000 millones resultarían 7200 millones o sea 36 veces más población del mundo, que multiplicado por 3-4 (aumento de consumo de energía) significaría 108-144 veces más consumo de energía que existía en la época de Jesucristo.

    Para hacer frente a este antinatural crecimiento de la población del mundo y anormal cambio de consumo de energía producido durante estos 15 años, con energías limpias que era el objetivo del Protocolo de Kyoto, está demostrado por hechos que ninguna proposición valía y todas las presentadas en las anteriores Conferencias y Cumbres realizadas por las Naciones Unidas servían sólo como autoengaño.

    Desgraciadamente, según mis observaciones, las Naciones Unidas aún no han aprendido de sus continuos fracasos ya que el programa de las Naciones Unidas sobre el tema del Cambio Climático que se celebro en Bali se ha basado en los mismos enfoques y criterios como los anteriores.

    Para demostrar el fatal error y el autoengaño de intentar resolver este grave problema con nuestro optimismo en ciencias y tecnologías para encontrar energías limpias sin relacionar esto con la causante no sólo de éste mal sino con todos nuestros innumerables e interrelacionados males, llamo la atención al informe de las Naciones Unidas referente al crecimiento antinatural de la población del mundo que según sus estimaciones, para el año 2050 o sea dentro de 43 años la población llegará a los 9.400millones de personas y según la observación de demanda del crecimiento anormal del consumo de energía extendido ya por todas partes en nuestro planeta puede llegar a una media de 4-5 más de lo normal por persona, lo que significará 47(aumento de la población del mundo) por 4-5 (crecimiento de la demanda de consumo de energía por persona) que nos da 188-235 veces más consumo de energía o sea casi el doble que existía en el año 1997 y lo que tenemos que producir en 43 años, de energía limpias, lo que desgraciadamente aún no sabemos como lograríamos obtener este objetivo del que dependerá nuestra subsistencia.
    Ante este hecho, y contando con la magnitud de nuestros innumerables e interrelacionados males entre los que el Cambio Climático es sólo uno de ellos, pero muy urgente para evitarlo y con el lento avance de nuestras tecnologías y descubrimientos para obtener suficiente energías limpias en tan corto espacio de tiempo que tenemos hasta el año 2050, sólo una ignorancia y un falso optimismo basado en la capacidad científica de nuestros especialistas puede justificar la creencia de que podríamos resolver nuestros problemas sin evitar una destrucción planetaria. Comparar estos avances y descubrimientos con el desenfrenado ritmo de crecimiento de nuestros males falta sólo un ingenuo optimismo para no darse cuenta que no podemos marchar al mismo paso con el desarrollo de nuestros males con este enfoque y que los pocos e insignificantes resultados tipo locales son sólo como una gota de agua en el océano, que necesitaríamos para evitar una destrucción planetaria que pondrá fin a nuestro modo de vida, que ha causado todos nuestros males.

    Basándome en estos hechos y justificando con los dos diagramas adjuntos, uno que expone el crecimiento de la población del mundo y el otro la influencia del estado paico-somático de la especie humana para su conducta está demostrado que la situación ideal para la vida del hombre es sólo cuando logra establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, pero cuando pierde esto y llega a su extrema supervaloración de la parte de su vida física a costa de su vida espiritual, todo indica que para reestablecer nuevamente su estado ideal no hay posibilidad de realizar este cambio necesario por vía evolutiva y pacífisica sino sólo por vía devolutiva y destructiva, cuando estarán dispuestos de aceptar los sobrevivientes esta nueva y justa “filosofía del mundo y de la vida”, que abrirá un nuevo camino prometedor para las futuras generaciones.

    Encontrándonos en esta situación, y conociendo la causa de nuestros males e incluso la solución de cómo eliminarlos, pero ante la imposibilidad de convencer a los hombres de nuestras sociedades con la degeneración del perfecto estado de su naturaleza psico-somática , sólo podríamos preparar y desarrollar la justa y necesitada “filosofía del mundo y de la vida” y sus correspondientes soluciones en cada campo de nuestras actividades para el futuro, mientras tanto esperar que ante los grandes daños y presiones causados por nuestro erróneo modo de vida, la Naturaleza, para salvar el necesario y armonioso desarrollo de nuestro mundo, éste va a intervenir como ha ocurrido muchas veces en el pasado. Y en este caso, para frenar el desenfrenado y antinatural crecimiento de la población del mundo, ya podemos observar que estamos llegando al techo de este antinatural proceso, ya que está disminuyendo la fertilidad de la especie humana, nacen enfermedades infecciosas relacionadas con nuestra vida sexual, enfermedades psíquicas y neuróticas incurables, envejecimiento de la población, etc., todos estos cambios negativos pararían la tendencia de sobrecrecimiento pero, desgraciadamente, su efecto no será inminente y por falta de tiempo no se realizará pacíficamente.

    Referente al anormal crecimiento del consumo de energía como esto está relacionado con el estado psico-somático de nuestra naturaleza especial humana, hasta que no se logre recuperar el perfecto equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza, no se puede frenar esta tendencia, al contrario, ésta continuará extendiéndose entre todos los países de nuestro planeta, y los consejos de disminuir las demandas de la compra de inútiles trastos y ahorrar energía utilizando bombillas más económicas y abrir los grifos de agua sólo cuando es indispensable etc., sólo servían como un autoengaño y para calmar las conciencias de las autoridades y organismos oficiales y gente responsable para enfrentarse y resolver nuestros graves problemas.

    Ahora bien si nuestros organismos oficiales, organizaciones profesionales, sociales y las Naciones Unidas hubieran estado dispuestas a cambiar sus erróneos enfoques y criterios para tratar nuestros problemas y reconocer que todos nuestros manifestados males no son mas que efectos de una causa única y común y para eliminarlos tendrían que tratar directamente esta causa, entonces aunque este enfoque no hubiera dado unos resultados inmediatos, pero al menos nuestro diagnóstico estará acertado y las soluciones obtenidas por este proceso serán positivas, y si no inmediatamente en el próximo futuro será aprovechable.

    Madrid, 7 de Diciembre de 2007
    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

  • PORQUE FRACASARÁ OTRA VEZ LA CUMBRE DE LA ONU SOBRE EL PROBLEMA DE CAMBIO CLIMÁTICO QUE SE CELEBRARA AL FINAL DE ESTE AÑO EN QATAR

    La causa de continuos fracasos de las Naciones Unidas de resolver el problema de cambio climático es que en lugar de investigar la causa de este mal, que es sólo uno de nuestros innumerables e interrelacionados males, surgidos desde la revolución industrial, los Organizadores de esta Conferencia aceptan esto como un hecho dado y casual, y tratan directa y separadamente de otros males y sin relacionarlos de una causa común de todos, cayendo en un error de un mal médico quien intenta curar una enfermedad infecciosa manifestada en la epidermis con pomadas, sin conocer la existencia de su causante la de la infección.

    Aprendiendo de las contradicciones entre este erróneo enfoque de nuestros males y de la realidad, algunos hombres preocupados por nuestro futuro, entre los que me encuentro yo también, han descubierto que la causa de todos estos nuevos tipos de males es el hombre, y según mi teoría sobre este tema, es que la causa de este negativo comportamiento del hombre es su especial naturaleza humana, que al estar compuesta no sólo de instinto sino también de espíritu dependiendo de la parte dominante de estas dos naturalezas uno sobre el otro, el hombre tiene tres posibilidades para elegir su vida.
    1) Puede sobrevalorar la importancia de la parte espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en le época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Lograr establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia, y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    1) Puede sobrevalorar la parte instintiva a costa de la parte espiritual de su naturaleza. Situación que existía en la época de Helenismo en la antigua cultura de Grecia y en nuestros tiempos, desde la revolución industrial, extendiéndose ya entre todas las civilizaciones de nuestro planeta.

    Estos ejemplos nos ha demostrado que el hombre obtuvo su perfección humana cuando logro establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza, cuando recupero su capacidad intrínseca de adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados debajo de su nivel (animales), a las Leyes de la Naturaleza, y anular con esto todos los tipos de males causado en el primer caso de su posibilidad de elegir su vida.

    Como hoy por el extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”, hemos perdido este justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, para corregir y eliminar nuestros nuevos tipos de males, entre los que el cambio climático es sólo uno, la única solución es de restaurar nuevamente el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana.

    Lograr de obtener este objetivo los Organizadores de próximas Conferencia Mundial tienen que completar el informe existente sobre los manifestados males del cambio climático, elaborado por un equipo científicos, con otro informe sobre la causa y correspondiente solución de este negativo acontecimiento, elaborados por los hombres capacitados de ver las cosas y acontecimientos en esencia y juzgarlo y valorarlo holisticamenre, formado por un equipo compuesto de nuestros filósofos, poetas, artistas, arquitectos, antropólogos, historiadores, quienes en la práctica de sus profesiones están acostumbrados de ver las cosas de esta manera,
    Sólo teniendo estos dos informes tendrán materia suficiente para que los participantes de las Conferencias Mundiales de la Naciones Unidas, pudieran juzgar y valorar los problemas y redactar sus acertadas decisiones.

    Madrid 14 de Abril de 2012-04-14
    Francisco Z. Lantos Dr. Arquitecto

  • v¿PORQUE NO NUESTROS CIENTÍFICOS SINO ALGUNOS FILÓSOFOS PODRÍAN DESCUBRIR LA REAL CAUSA DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y ENCONTRAR SUS CORRESPONDIENTES SOLUCIONES PARA RESOLVER ESTE GRAVE PROBLEMA?

    Si estudiamos la historia de la conducta y actividades del hombre en la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana, observamos que estas no han sido constantes como es el caso de los animales, sino enseño tres diferentes tipos y la causa de esta diferencia ha sido su especial naturaleza human que a diferencia de los animales su naturaleza esta compuesta no sólo instinto en el que está implantada el “Conocimiento” del mundo y de la vida que dirige sus conductas a los que no solo permite, sino les obliga adaptarse a las Leyes de la Naturaleza, asegurando con ello el ordenado y armonioso desarrollo dentro del que realizan sus vidas, sino al poseer el hombre también espíritu con dones y facultades de Conciencia, raciocinio y capacidad creativa, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos es sus alrededores, y acuerdo con sus jerarquías de valores en puede tener tres posibilidades de intentar elegir su vida.

    1) Puede sobrevalorar la patre espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Puede llevar en justo equilibrio la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    3) Puede sobrevalorar la patre instintiva a costa de la patre espiritual de su naturaleza. Situación que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia y en nuestras civilizaciones materialistas desde la revolución industrial, extendida esto ya en toda parte de nuestras civilizaciones.

    La historia de la conducta y actividades de los hombres en estas dos culturas, nos demostraban, que a pesar que el hombre física y biológicamente no era diferente, la causa de su diferente conducta y actividades ha sido su diferente “filosofía del mundo y de la vida”, lo que ha definido el estado psicosomática de su naturaleza especial humana y los valores de sus actividades.

    Hemos visto que el hombre solo obtuvo su perfección humana cuando logro establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, cuando sus dos tipos de “Conocimientos”, implantado y sentido en su instinto y percibido conscientemente a través de su espíritu no se modificaban sino se reforzaban uno al otro, y en éste estado el hombre también recupera su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y establecer con ello su ordenado y armonioso desarrollo anulando todos los males surgidos en el anterior estado psicosomático de su naturaleza, ni se presentaron los posteriores males, que tenemos hoy como la consecuencia de nuestro exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”.

    Esta historia también nos demuestra que en esta tercera posibilidad para el hombre de elegir su vida, que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, no ha sido posible eliminar los manifestados males manteniendo el erróneo modo de vida, con ningún método científico, como intentamos hacer nosotros, terminando aquellas sociedades autodestruirse.

    Encontrándonos debido de nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, en el peor caso que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, reconociendo ya que para eliminar nuestros nuevos tipos de males, entre los que el cambio climático es sólo uno, lo que tenemos que hacer es buscar la solución como cambiar nuestro erróneo modo de vida, al que sólo podremos obtener estableciendo el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, cuando todos nuestros males se desaparecerán de manera natural y espontánea, una verdad demostrada por la historia de la conducta y actividades del hombre, pero al que nuestros nuevos tipos de científicos con una formación de especializaciones sin preparación filosófica no son capaces de concebirlo, y a pesar de sus continuos fracasos para parar con sus métodos el progresivo crecimiento de nuestros males, continúan sus investigaciones basado en sus erróneos enfoques, que será la causa que nuestras civilizaciones se acabaran también autodestruirse.

    Madrid 01 de Julio de 2012
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

  • v¿PORQUE NO NUESTROS CIENTÍFICOS SINO ALGUNOS FILÓSOFOS PODRÍAN DESCUBRIR LA REAL CAUSA DEL CAMBIO CLIMÁTICO Y ENCONTRAR SUS CORRESPONDIENTES SOLUCIONES PARA RESOLVER ESTE GRAVE PROBLEMA?

    Si estudiamos la historia de la conducta y actividades del hombre en la antigua cultura de Grecia y nuestra cultura Cristiana, observamos que estas no han sido constantes como es el caso de los animales, sino enseño tres diferentes tipos y la causa de esta diferencia ha sido su especial naturaleza human que a diferencia de los animales su naturaleza esta compuesta no sólo instinto en el que está implantada el “Conocimiento” del mundo y de la vida que dirige sus conductas a los que no solo permite, sino les obliga adaptarse a las Leyes de la Naturaleza, asegurando con ello el ordenado y armonioso desarrollo dentro del que realizan sus vidas, sino al poseer el hombre también espíritu con dones y facultades de Conciencia, raciocinio y capacidad creativa, con los que puede juzgar y valorar los acontecimientos es sus alrededores, y acuerdo con sus jerarquías de valores en puede tener tres posibilidades de intentar elegir su vida.

    1) Puede sobrevalorar la patre espiritual a costa de la parte instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época arcaica de la antigua cultura de Grecia, y en la época de Edad Media de nuestra cultura Cristiana.
    2) Puede llevar en justo equilibrio la parte espiritual e instintiva de su naturaleza. Situación que existía en la época clásica de la antigua cultura de Grecia y en la época del Renacimiento de nuestra cultura Cristiana.
    3) Puede sobrevalorar la patre instintiva a costa de la patre espiritual de su naturaleza. Situación que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia y en nuestras civilizaciones materialistas desde la revolución industrial, extendida esto ya en toda parte de nuestras civilizaciones.

    La historia de la conducta y actividades de los hombres en estas dos culturas, nos demostraban, que a pesar que el hombre física y biológicamente no era diferente, la causa de su diferente conducta y actividades ha sido su diferente “filosofía del mundo y de la vida”, lo que ha definido el estado psicosomática de su naturaleza especial humana y los valores de sus actividades.

    Hemos visto que el hombre solo obtuvo su perfección humana cuando logro establecer el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de su naturaleza especial humana, cuando sus dos tipos de “Conocimientos”, implantado y sentido en su instinto y percibido conscientemente a través de su espíritu no se modificaban sino se reforzaban uno al otro, y en éste estado el hombre también recupera su capacidad de adaptarse con su conducta y actividades, como los otros seres animados debajo de su nivel, a las Leyes de la Naturaleza, y establecer con ello su ordenado y armonioso desarrollo anulando todos los males surgidos en el anterior estado psicosomático de su naturaleza, ni se presentaron los posteriores males, que tenemos hoy como la consecuencia de nuestro exageradamente materialista “filosofía del mundo y de la vida”.

    Esta historia también nos demuestra que en esta tercera posibilidad para el hombre de elegir su vida, que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, no ha sido posible eliminar los manifestados males manteniendo el erróneo modo de vida, con ningún método científico, como intentamos hacer nosotros, terminando aquellas sociedades autodestruirse.

    Encontrándonos debido de nuestra extremadamente materialista “filosofía del mundo y de la vida” y degenerado estado de nuestra naturaleza psicosomática, en el peor caso que existía en la época helenística de la antigua cultura de Grecia, reconociendo ya que para eliminar nuestros nuevos tipos de males, entre los que el cambio climático es sólo uno, lo que tenemos que hacer es buscar la solución como cambiar nuestro erróneo modo de vida, al que sólo podremos obtener estableciendo el justo equilibrio entre la parte espiritual e instintiva de nuestra naturaleza especial humana, cuando todos nuestros males se desaparecerán de manera natural y espontánea, una verdad demostrada por la historia de la conducta y actividades del hombre, pero al que nuestros nuevos tipos de científicos con una formación de especializaciones sin preparación filosófica no son capaces de concebirlo, y a pesar de sus continuos fracasos para parar con sus métodos el progresivo crecimiento de nuestros males, continúan sus investigaciones basado en sus erróneos enfoques, que será la causa que nuestras civilizaciones se acabaran también autodestruirse.

    Madrid 01 de Julio de 2012
    Francisco Z. Lantos
    Doctor Arquitecto

Dejar un comentario