El cambio del trigo a chícharos como base podría aportar diferentes beneficios ambientales, ¡entérate!

Recientemente los investigadores sugieren que hay razones para hacer alcohol con los chícharos: un nuevo estudio que analizó la producción de ginebra a partir de chícharos fermentados en lugar de trigo encontró que tenía una huella ambiental mucho menor comparado con otros. 

Si el subproducto de la producción se utiliza en la alimentación animal, la arveja incluso puede ayudar a evitar la deforestación de la selva, ya que es mejor que el carbono neutral.

Para el medio ambiente, el beneficio clave de los chícharos como cultivo es su capacidad de fijar nitrógeno directamente desde el aire. 

“Esto significa que, a diferencia de los cultivos de cereales como el trigo, no requieren la fabricación y aplicación de fertilizante nitrogenado, que utiliza mucha energía y ‘filtra’ una gran cantidad de nitrógeno reactivo al medio ambiente, lo que provoca la contaminación del aire, el agua y el cambio climático», según David Styles, profesor de evaluación del ciclo de vida de la Universidad de Bangor en Gales.

 La ginebra se hace con trigo, que generalmente utiliza más de 300 libras de fertilizante por hectárea.

Los chícharos contienen más proteínas que el trigo, y después del proceso de destilación, el subproducto rico en proteínas se puede utilizar en la alimentación animal. Lo mismo ocurre con los cascos de los chícharos, que se eliminan antes de la fermentación.

En este momento, Europa importa enormes cantidades de soja para el mismo propósito (más de 18 millones de toneladas métricas en 2018), algunas provienen de lugares como Brasil, donde el cultivo de soja es una de las razones por la que se están perdiendo las selvas tropicales. 

Los investigadores calcularon que sustituir el subproducto por la soja podría compensar completamente el resto de la huella de carbono de la fabricación de la ginebra, incluido el embotellado. Cultivar guisantes en lugar de trigo tiene una huella más baja en doce de las catorce categorías ambientales.

El cambio en los ingredientes no debe afectar el sabor:

«Kirsty Black, gerente de la destilería Arbikie, confía en que la ginebra hecha de almidón de chícharo tenga el mismo sabor que la ginebra de almidón de trigo después de la doble destilación y la infusión con saborizantes botánicos», dice Styles. Los dos últimos pasos son los mismos, independientemente del ingrediente inicial.

Los investigadores quieren realizar pronto un estudio similar para la cerveza. Si los chícharos u otras legumbres como los frijoles se usaran ampliamente en la producción de alcohol, los investigadores calculan que podrían reducir las emisiones globales de gases de efecto invernadero en 439 millones de toneladas métricas de dióxido de carbono equivalente, o aproximadamente el 6% de las emisiones totales de los EE. UU.

«En teoría, cualquier tipo de alcohol se puede hacer a partir de guisantes u otros cultivos de leguminosas, como los frijoles», dice Styles, «aunque el whisky debe producirse a partir de la cebada para que se llame ‘whisky’, y el vino de arveja aún no se ha probado».

Fuente: Fast Company

Acerca del autor

ExpokNews