Noticias

Ahorrar gasolina: bueno, bonito y barato

Por: Leticia Gasca Serrano

¿Cuánto dinero gastas en cargar gasolina a tu automóvil? ¿Has considerado que quizá transportarse en automóvil particular es la actividad más contaminante que realizas cotidianamente?

No te preocupes, no sugeriré que dejes de usar automóvil, sólo quiero compartirte algunas acciones verdaderamente simples con las cuales puedes ahorrar combustible y generar un impacto menor al medio ambiente.

Maneja sin prisa. Un estudio del Instituto para la Diversificación y Ahorro de Energía (IDEA) en España mostró que en un recorrido urbano de 10 kilómetros la conducción agresiva puede generar un incremento en el consumo de combustible de hasta 50% y un ahorro de tiempo de sólo tres minutos.

Cuida tu coche. Revisa periódicamente el nivel de aceite, estos chequeos de rutina pueden ayudarte a ahorrar gasolina y a evitar fallos en el automóvil, por ejemplo, un motor sin afinar puede gastar hasta 25% más de combustible.

Asimismo, es importante asegurarse de que la presión de los neumáticos es la indicada, una presión inferior puede aumentar el consumo en 4%, ya que las llantas mal infladas aumentan la superficie de contacto con el asfalto e incrementan la resistencia a la rodadura.

Vacía la cajuela. Retira el peso innecesario y distribúyelo correctamente, las cargas pesadas fuerzan el motor a usar más combustible al acelerar.

No llenes el depósito.
Pocos lo saben, pero la bomba de gasolina necesita un tiempo para cargarse y no lo hace si el depósito se llena a la totalidad.

El tiempo cuenta. Si vas a estar más de dos minutos parado apagua el motor, y durante los altos pon el vehículo en Parking si es transmisión automática o Neutral si la transmisión es estándar.

Temprano es mejor. De ser posible cargue gasolina a primera hora de la mañana. El motivo es que la temperatura es más baja y, por lo tanto, la densidad de la gasolina es menor. A medida que pasan las horas, la temperatura sube y los carburantes tienden a expandirse.

Antes de la mitad. Llene el tanque antes de que éste descienda a la mitad de su capacidad. La razón es que a mayor cantidad de combustible menor cantidad de aire en el depósito y, en consecuencia, menor evaporación.

Es por ello que los grandes depósitos de las refinerías tienen techos flotantes en el interior para mantener el aire separado del combustible, con el objetivo de que la evaporación sea mínima.

Cambia de marcha. Al conducir cambia de velocidad lo antes posible, recuerda que en las marchas largas se consume menos combustible.

Evita el aire acondicionado. Enciéndelo sólo cuando en verdad sea necesario ya que su uso incrementa la carga en el motor, disminuye la economía del combustible del vehículo y aumenta el consumo hasta en 5%.

Elige tu vehículo. Si usted tiene más de un vehículo, usa el que ofrezca un mejor rendimiento de litros por distancia recorrida dependiendo si conducirá en la ciudad o en autopista.

Camina. Suena obvio, pero la mejor forma de ahorrar combustible es evitar usar el coche cuando no es necesario.


Leticia Gasca Serrano

Es coeditora de Responsabilidad Social en el periódico El Economista y socia fundadora de Reinventemos, A.C. Fue Delegada Juvenil de México en la ONU durante el 62 periodo de sesiones de la Asamblea General de dicho organismo.

Gracias a su labor de difusión en temas de responsabilidad social y sustentabilidad obtuvo el tercer lugar en el concurso latinoamericano de ensayo periodístico BIDAmérica, promovido por el Banco Interamericano de Desarrollo. Por su trayectoria fue reconocida con el Premio Nacional de la Juventud en la categoría de Mérito Cívico.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario