RSE

Adiós al ego corporativo

Después de 25 años, Codusa decidió cambiar su nombre por BioPAPPEL, una empresa disciplinada en sus finanzas y sustentable. Ya despertó el interés de los inversionistas.

Esta oficina, ubicada en el piso 40 de la Torre Mayor, habla de un hombre de apegos y de lo aue ha sido la historia de Corporación Durango (Codusa). Es amplia, tiene una mesa para 12 personas, una sala grande de piel color miel, y una cantina en la esquina, vacía. El escritorio de trabajo ocupa un espacio menor. La adornan pinturas, fotografías familiares y obsequios aún sin abrir, sobre la mesa de centro y el piso. Hay recuerdos y opulencia. Miguel Rincón es el presidente ejecutivo de Bio-PAPPEL y dueño de ese espacio de trabajo.

Un parteaguas
El cambio en Corporación Durango no es sólo de nombre. Miguel Rincón lo considera una transformación profunda: “BioPAPPEL nace con otro ADN en lo financiero, somos austeros, disciplinados, sin crecimientos acelerados, ahora con recursos propios”.

No siempre tuvieron una posición financiera ejemplar. En 2008, Codusa debía 1,520 millones de dólares (MDD). En octubre de ese año acudió, por segunda ocasión en su historia, al concurso mercantil tras incumplir con un vencimiento de 542 MDD de bonos internacionales. Logró un acuerdo en el que cedió 6% de las acciones a sus acreedores. La familia Rincón además recompró 35% de los títulos de la controladora, subiendo su participación a 75%, con lo que obtuvo recursos para readquirir la deuda. En 2004, también mediante esa figura, reestructuró sus pasivos de 1,140 MDD a 640 MDD.

Mientras el precio de la acción de Codusa repuntó 988.1% de marzo de 2009 a marzo de este año, los títulos de sus principales competidores, Kimberly-Clark y Pochteca, tuvieron un alza de 49.5 y 86.2%, respectivamente. El buen desempeño se debió a las expectativas generadas por su saneamiento financiero.

“No es la historia de alta bursatilidad que a todo mundo interesa, de un volumen de operación increíble, o de crecimientos muy sólidos, pero sí hay que estar atentos a ella”, afirma Pedroni. En términos de bursatilidad la emisora PAPPEL ocupa el lugar 51 dentro de la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Miguel Rincón opina diferente. Durante la entrevista tiene el informe sobre BioPAPPEL en sus manos. Le sirve de acordeón (algunas cifras se le escapan), pero también para quitarle lo abstracto al orgullo por el cambio en la empresa. Muestra las fotos de los certificados que dan fe de que es una compañía sustentable y las gráficas que prueban su liderazgo en la industria. Lo repasa con cariño cuando dice: “No sabe lo bien que han recibido el cambio los clientes (entre los principales están Nestlé, FEMSA, Vitro, Pepsico, periódicos, cementeras y la Comisión Nacional de Libros de Texto Gratuitos)”.

Momento decisivo
Dos crisis (la económica y la del cambio climático) pusieron en la cabeza de Miguel Rincón un pensamiento: el cambio es ahora. “Siempre llega un momento en el que uno siente que es ahí donde debe lanzarse. Después de la crisis económica pudimos leer que arrojó un nuevo consumidor con la capacidad de cambiar los modelos de negocios, más ahorrador y orientado a lo sustentable”.

Se pinta azul
Hace cinco años, Codusa utilizaba como materia prima los árboles. En abril pasado cortó los últimos árboles en los bosques de Oaxaca. No lo hará más. “La sustentabilidad es el carril por donde vamos”, dice el ejecutivo. Casi como esperando ese momento, se incorpora y saca el as bajo la manga: se trata de ser una empresa azul, no verde, dice. Eso tiene una piedra angular que es vender sólo productos reciclados. En 2009, reciclaron 1.49 millones de toneladas de papel ya usado, que les permitió capturar 554,314 toneladas de carbono. Es decir, dejaron de cortar 12.5 veces todos los árboles del Bosque de Chapultepec.

Podían quedarse en el tono verde. Ahorran 10.5 millones de m3 de agua al año y 4.3 millones kw/h, y son el único productor de papel bond que está libre de cloro en su proceso de blanqueo en México. Entre sus planes, está la inauguración de una planta de cogeneración de energía eléctrica para diciembre de 2010, y otra para 2011. Al hacerlo a partir del vapor que producen sus plantas, protegen el ambiente y sus costos de energía bajan hasta 40%. Pero lo que la hace una empresa azul es que el corazón de la estrategia serán los bonos de carbono. “Esperamos calificar en 2011 para emitirlos”.

El costo de la transformación (para que el cambio no fuera sólo de nombre) fue de 4,100 MDP. El proyecto de BioPAPPEL se elaboró con una visión de cinco años, tiempo en el que invertirán 250 MDD. Los principales proyectos son la construcción de dos megaplantas, la primera en Tizayuca (se inaugura en septiembre), la otra en 2011.

La tarde del 7 de julio, Miguel Rincón viste un traje negro, una camisa a rayas con sus iniciales bordadas. Elige la comodidad de los sillones para hablar de la transformación de Codusa. “Hay muchas emociones”, es la frase que abre la conversación. Justo ese día se cumplían dos meses del fallecimiento de su madre. Tenía razón, había muchas emociones en la sala.

Fuente: Expansión, p. 71-74
Autor: Orquídea Soto
Publicada: 2 de agosto 2010

Click sobre la imagen para ampliar

Acerca del autor

ExpokNews

1 comentario

  • felicidades hoy que la nueva bioppapel surgio quedaron atras los benefcios que grupo durago en algunas empresas dio en su contrato colectivo de trabajo,
    con esta nueva bioppapel con sueldos mas bajos prestaciones solo obligatorias
    quedaron atras logros de trabajadooes prestaciones,sueldos.
    todo para ser una “empresa socialmente responsable” a beneficio de unos pocos
    los dueños y socios.
    patrañaz aquien qieren engañar,la gente que labora en megaplanta gdl a todo tiempo añora molesta todas las injusticias y mafias internas ,despidos masivos ,por tal causa existe mucha rotacion a todos niveles.
    ironicamente entre a face y en busqueda puse bioppapel y me encontre que esta realidad es en todo el grupo, mas del 70% de usuarios que tienen como empresa en que laboran bioppapel su leyenda dice laboro en bioppapel.
    el que no se salio lo despidieron,acaso las empresas socialmente resposables tienen tanta rotacion,que esta pasando.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact

[index]
[index]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]
[523.251,1046.50]