Entendiendo la Responsabilidad Social

Acosador sexual, hipster, empresario… la historia de Dov Charney

Acosador sexual, hipster, empresario... la historia de Dov Charney

¿Está permitido que un CEO acose a las empleadas? Según Dov Charney, todo se vale. ¡Echa ojo a esta historia!

¿Te imaginas que tu jefe te dijera que tienes que acostarte con él para quedarte con tu trabajo? Suena horrible, lo sé. Pero en ese mismo momento ya no es tu jefe. En ese instante se convirtió en un acosador sexual.

¿Qué es el acoso sexual?

El acoso sexual es cualquier atención sexual no deseada que experimenta una mujer u hombre. Incluye miradas, pellizcos, palmadas, comentarios repetidos, sugerencias sutiles de naturaleza sexual y presión. El acoso sexual puede ocurrir en cualquier situación en la que los hombres tengan poder sobre las mujeres o viceversa. En el lugar de trabajo, el acosador puede ser un empleador, un supervisor, un compañero de trabajo o un cliente.

Una historia real de acoso sexual

¿Has escuchado el nombre de Dov Charney? Seguramente muchas personas nunca han escuchado de él, sin embargo, es muy probable que conozcas la marca American Apparel. Pues este hombre, si es que lo podemos llamar así, es el controvertido ex CEO de esta empresa, quien fue despedido por la junta directiva por algo que le encanta hacer: acosar sexualmente a las mujeres.

Esta es la historia de Dov Charney, quien se ha filmado a sí mismo teniendo relaciones sexuales con empleadas y modelos, e intercambió correos electrónicos y textos pornográficos en el trabajo. Esto probablemente te dejará con la boca abierta y con muchos resentimientos. Según él, “Dormir con personas con las que uno trabaja es inevitable”, pero el acoso es una de las faltas más graves de la responsabilidad social (RSE).

Dov Charney fundador de American APparel acosador sexual

American Apparel empezó a vender productos básicos al por mayor y fue la sensación de moda en 2003. Su hoodies, gafas de sol funky y jeans de talla alta fueron parte de la apariencia de principios del 2000. Esta empresa vendía un estilo de vida a bajo precio y, como dice Charney, les permitió a los chicos suburbanos pretender que eran “la clase creativa en las zonas urbanas” (hipsters, en otras palabras). Pero la propia compañía presentó una paradoja: por un lado, fue fabricada en Estados Unidos por trabajadores bien pagados; por otro, su publicidad representaba a chicas en poses absurdamente provocativas. Charney mismo apareció en algunos, acostado junto a mujeres jóvenes casi desnudas.

Anuncio provocativo de American Apparel

Anuncio provocativo de American Apparel

Anuncio provocativo de American Apparel

La fama de acosador sexual de Charney llegó a su cima cuando se masturbó dos veces frente a una periodista durante una entrevista en 2004, y hubo una serie interminable de cargos de acoso sexual en su contra en los años siguientes.

En 2011, cinco ex empleadas presentaron demandas. Esto se convirtió cada vez más en un problema para los consumidores. Cuando Charney fue finalmente despedido por la junta directiva de su propia compañía, había tenido una de las subidas y caídas más vertiginosas en el mundo de los negocios, y pasó de tener más de 500 millones de dólares en acciones a la bancarrota.

Actualmente, Charney está viviendo en la fábrica de Los Angeles Apparel —su nueva empresa— para poder mantener las cosas bajo control 24/7, y se pasea por las oficinas en ropa interior.

¿Puedes imaginar a este tipo como director de un negocio? ¿En serio? ¿Eso es lo que hace un CEO en el siglo XXI? ¿Aparte de ser un degenerado y un acosador sexual, es un ejecutivo que contrata a las empleadas basándose en su apariencia?

Para Charney, su historia es increíblemente simple. Al igual que su héroe de negocios, Steve Jobs, es el inconformista de pensamiento libre que las fuerzas corporativas se propusieron destruir. Es fácil ver por qué inspira tal lealtad entre sus colaboradores: es innegablemente carismático y habla con pasión sobre cómo debe dirigirse un negocio, haciendo énfasis en los derechos de los trabajadores, en escuchar a los jóvenes y no tener divisiones jerárquicas. Sus partidarios y críticos hablan de “el culto de Dov”, pero Charney lo ve de manera más sencilla. Dice que le gustan los jóvenes, que los entiende. Él mismo es como una persona joven. El asunto sobre la monogamia es que te congela, así que una manera de mantenerse joven es nunca estancarse en esa situación convencional.

Según Charney, Los Angeles Apparel es como “un continuo” de American Apparel: “La gente no es diferente, los materiales no son diferentes, el ambiente no es diferente”.

Que Charney se haya acostado con muchas de las mujeres jóvenes que trabajaron para él, es el secreto peor guardado, pero igualmente es cierto que nunca fue declarado culpable de ser un acosador sexual, a pesar de las múltiples acusaciones. De las cinco demandas presentadas en 2011, tres fueron resueltas por un juez y dos fueron a arbitraje.

Dov Charney ex CEO de American Apparel acosador sexual

“Ha habido historias acerca de Dov por años y años, pero han sido muy difíciles de determinar porque cada vez que una empleada presentaba una queja contra él, iba a arbitraje”, dijo Allan Mayer, ex copresidente de la junta directiva de American Apparel. Sin embargo, cuando llevaron a cabo una investigación forense con un investigador externo, encontraron videos y correos electrónicos de Charney. Llamarlos inadecuados sería sobreentenderlos.

Mayer dijo que conoce a Dov desde el 2004 y él honestamente no cree que haya acosado sexualmente a nadie. No obstante, cuando un director ejecutivo de 45 años se está acostando con empleadas de ventas de 19 años de edad, no lo hace consensualmente. El desequilibrio es muygrande, agregó.

A la pregunta si sigue teniendo sexo con las jóvenes empleadas, Dov responde que eso es privado, pero al mismo tiempo dice que acostarse con gente con la que trabajas es INEVITABLE.

A la reportera que lo entrevistó para The Guardian le dijo que se tomara a sí misma como un ejemplo: ella es una persona bien educada, con buen físico y que, por alguna razón, decide trabajar en su empresa. Eso significa que es muy probable que se desarrolle un interés romántico el uno por el otro, que lleguen a decir: “Está bien, nos sentimos atraídos, pero es mejor que solo trabajemos juntos”. Y lo intenten y es posible que funcione. Pero, según Dov, si la atracción es muy intensa, eventualmente se rendirán a ella.

Mayer cree que Dov es irreprimible. Él es quien es y, sinceramente, no considera que haya hecho algo malo.

Acoso sexual en México

De acuerdo con Excélsior, México es uno de los países que reporta más violencia contra las mujeres.El 47 % de las mujeres mayores de 15 años, sufrió algún tipo de violencia, sea física, sexual, emocional o económica en 2014, así lo informó el Instituto Nacional de las Mujeres (Inmujeres).

En el país, 1.4 millones de mujeres padecen acoso sexual en el trabajo, esto es, el 10% de la población económicamente activa, reveló un estudio del Colegio Jurista en 2012. Además, informó que el 99.7% de los casos no se denuncia.

No te quedes callada si te pasa algo similar. No protejas a un acosador sexual en tu trabajo o cualquier otro lugar. Habla, no solo te ayudarás a ti misma, sino apoyarás a otras mujeres y les darás la fuerza necesaria para que hablen y no permitan que esto siga pasando en las oficinas.

¿Qué te parece todo esto? Nos interesa tu opinión.

Acerca del autor

Daniela Lazovska

Dejar un comentario