Ambiental

A pesar de las preocupaciones por el medio ambiente, las bolsas de sándwich subsistirán

Aunque un artículo reciente del New York Times sugiere que la creciente preocupación por los temas ambientales entre los administradores de escuelas, padres y la presión ecologista está lastimando las ventas de bolsas para comida, la revisión de las listas de regreso a clases de varios distritos a nivel nacional sugiere lo contrario, ya que varios maestros pidieron a los alumnos traer bolsas plásticas y contenedores de sándwiches para usar en clase.

Además, la información disponible acerca de las bolsas y contenedores de almacenaje sugiere que aunque las bolsas de comida están enfrentando un mal momento, su alternativa mucho más ecológica –el contenedor plástico reutilizable– la está pasando mucho peor.

Las ventas por unidad de bolsas de plástico para sándwich y congelador bajaron en 1.8% en las 12 semanas que terminaron el 7 de agosto (durante las vacaciones de verano), de acuerdo con SymphonyIRI, aunque fue menor que la baja de 3.2% por las 52 semanas que terminaron en la misma fecha. Mientras tanto, el volumen por unidad de contenedores de casa y cocina bajó 10.5% en las últimas 12 semanas, una baja superior a la de 6.7% del año pasado. Una razón pueden ser los precios, que subieron en el caso de los contenedores un 9.5% en el periodo más reciente, contra 2.3 de las bolsas.

Y, de hecho, las bolsas de papel, a las que les hacen competencia las bolsas aisladoras reutilizables que han sido ampliamente promocionadas en lugares como Walmart, Staples, Costco y Trader Joe’s, corren mucho más peligro que las bolsas de plástico o los contenedores. Las ventas por unidad de las bolsas de papel bajo 19% en las 12 semanas que terminaron el 7 de agosto (una vez más, en vacaciones), acelerando una baja de 13% para el año completo. Y esto sucede después de que las ventas de las bolsas para lunch bajaran después de un pequeño incremento de 3% en el precio.

El regreso a clases sigue siendo la mejor temporada del año para los vendedores de bolsas de plástico. Información de SymphonyIRI del Banco Deutsche muestra un aumento de ventas por unidad de alrededor 10% cada año en el tercer cuarto comparado con otros artículos de la misma categoría. Pero este año, las marcas de bolsitas parecen estar cubriendo sus apuestas medioambientales.

Ziploc de SCJ acaba de lanzar comerciales que se enfocan en sus contenedores reutilizables, y Glad incluyó contenedores reutilizables Gladware en lugar de bolsas como parte de los “Kits de Regreso a Clases” de Clorox Co., distribuidos a los bloggeros el mes pasado.

Las bolsas de comida y los almuerzos escolares se ven afectados por fuerzas económicas en ocasiones conflictivas. Durante las recesiones, la gente come menos fuera de casa, lo que significa más comidas caseras y más sobras que guardar. Pero también más niños entran en el programa federal de lunch Gratis o de Precio Reducido, lo que incentiva a los padres a no enviarles lunch.

Y también está el enfoque de la nutrición. La Escuela The Little Village, una primaria pública de Chicago, prohibió el año pasado cualquier forma de lunch empaquetado sin justificante médico, alegando que la comida que proporcionan en la escuela tiene un mayor grado nutritivo. Hasta ahora, ninguna otra escuela parece haber seguido sus pasos. Muchas escuelas están aprobando las bolsas de plástico a través de las listas de útiles de las maestras. Distritos en Illinois, Wisconsin, Virginia, Oregón, Washington y Carolina del Norte, entre otros, tienen maestros de primaria que están solicitando que los niños traigan una o dos bolsas o contenedores de sándwich para usarse en clase, incluso en lugares liberales y con conciencia ecológica como Madison en Wisconsin y Durham en Carolina del Norte.

Muchas de estas listas piden bolsas Ziploc por marca, y por una buena razón, además de ser la marca más reconocida. Ziploc lleva muchos años en el programa Box Tops for Education (Tapas de Cajas para la Educación) de General Mills y lo incluye en sus esfuerzos de marketing de regreso a clases, señalando que cada caja tiene dos tapas que equivalen a 10 centavos cada una y que van dirigidos a los programas de la escuela.

“Los maestros dan la lista de útiles”, dijo Renee Sams, director de la Escuela primaria John S. Clark en Waukegan, Illinois, donde los maestros de casi todos los grados de primaria pidieron cajas de bolsas Ziploc. “No he escuchado a ningún padre quejarse”.

La Guía de Replantamiento del Lunch Escolar del Centro para Eco-cultura fomenta el uso de los contenedores reutilizables (en lugar de las bolsas de plástico). Pero ni siquiera los que apoyan que las escuelas sean ecológicas han atacado el uso de las bolsas de plástico.

La Iniciativa de Escuelas Verdes de Berkeley, California, ofrece muchos consejos para “Lunchs libres de desechos” que incluye evitar el uso de bolsas de plástico u optar por contenedores reutilizables. Pero en honor a su vecino de Oakland, Clorox Co., propietario mayoritario de Glad (junto con su socio minoritario Procter & Gamble Co.), la Iniciativa Escuelas Verdes señala que “Muchos productos Glad están hechos con polipropileno y son libres de PVC, incluyendo las bolsas Glad, los contenedores reutilizables Gladware y el papel plástico Glad. Evita los plásticos #3”.

Fuente: Adage.com
Por: Jack Neff
Publicada: 12 de septiembre de 2011.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario