Es probable sobrevivir ante esta enfermedad, si es detectada a tiempo ¡Autoexplórate!

Cada 19 de octubre se celebra el Día Mundial de la Lucha contra el Cáncer de Mama, con el objetivo de concientizar a las mujeres y hombres de que la autoexploración debe ser prioridad en sus vidas para detectar a tiempo esta enfermedad y así puedan salvar su vida.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, del Consejo Nacional de Población y del Inegi, los datos presentados en el Quinto Informe de Gobierno del presidente Enrique Peña Nieto, muestran que el cáncer de mama va en ascenso desde el año 2000.

En el 2000 fallecieron tres mil 424 mujeres a causa de esta enfermedad, cuya tasa de mortalidad era de 14.1 por cien mil mujeres; en 2013 fueron cinco mil 526 y la tasa era de 16.6; y en 2016 fallecieron seis mil 646 mujeres y la tasa de mortalidad se ubicó en 18.8.

Las estadísticas del INEGI dicen que en 2014, el total de casos de cáncer diagnosticados en la población mexicana de 20 años y más, el de mama es el de mayor presencia con 19.4 por ciento. Por sexo, en los hombres representa el 1% del total de casos; tres de cada 10 mujeres de 20 años y más con cáncer, tiene cáncer de mama.

En 2015, la incidencia de tumor maligno de mama entre la población de 20 años y más es de 14.80 casos nuevos por cada 100 000 personas. En las mujeres, alcanza su punto máximo en las del grupo de 60 a 64 años (68.05 por cada 100 000 mujeres de ese grupo de edad).

(Foto: Especial)

Se estima que en el 2017 esta cifra pueda cerrar en seis mil 690 muertes por cáncer de mama, con una tasa de mortalidad de 19.3.

Según Ruth Rodríguez de Excélsior, los principales detonadores del cáncer de mama son:

  1. Es importante el profesionalismo de los médicos encargados de esta detección para evitar dar diagnósticos con errores.
  2. Las mujeres suelen tardar más de medio año para poder llegar con el especialistas, debido a la lentitud de los servicios de salud públicos. Cabe mencionar que siete de cada diez mujeres que llegan a los servicios de salud del país se encuentran con cáncer de mama en etapas avanzadas.
  3. No basta contar con más aparatos y realizar millones de mastografías, si no se interpretan correctamente, es así que faltan oncólogos que lo puedan realizar.
  4. Algunas mujeres piensan «a mi no me va a pasar» y dejan de autoexplorarse y acudir con el médico. Esto es el  mayor causante de muertes.
  5. La vergüenza o el miedo a dedicar unos minutos para autoexplorarse y acudir a la mastografía.

 

Hay que mencionar que la posibilidad de sobrevivir en etapas 1 y 2 de esta enfermedad, es de 98% y 88%, disminuyendo a 52% en etapa 3 y a 16% en etapa 4.

Muertes por cáncer de mama

En México, la tasa de mortalidad por cáncer de mama en el Instituto de Seguridad y Servicios Sociales de los Trabajadores del Estado (ISSSTE) es de 15.8 mujeres por cada cien mil, mientras que en el sector salud es de 18.1, informó José Reyes Baeza Terrazas, director del Instituto.

Asimismo dijo que en lo que va del año, el número de mastografías practicadas aumentó 26% más respecto al año pasado, producto de la adquisición de 25 nuevos mastógrafos que significan 25% más de los equipos disponibles en el Instituto.

Octubre: Mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama

La Organización Mundial de la Salud, celebra durante todo el mes de octubre «el mes de la sensibilización sobre el cáncer de mama» ya que esto contribuye que aumente la atención y el apoyo prestados a la sensibilización, la detección precoz, el tratamiento y los ciudados paliativos.

Según la OMS, cada año se producen 1,38 millones de nuevos casos y 458 000 muertes por cáncer de mama (IARC Globocan, 2008). «El cáncer de mama es, de lejos, el más frecuente en las mujeres, tanto en los países desarrollados como en los países en desarrollo. En los países de ingresos bajos y medios, su incidencia ha aumentado constantemente en los últimos años debido al aumento de la esperanza de vida y de la urbanización, así como a la adopción de modos de vida occidentales».

Autoexamen de pecho

En la autoexploración de pecho se buscan alteraciones de la mama, como grietas, rojeces o asperezas y cambios en el color de la areola, aumento del número de pequeñas venas visibles en el pecho, asimetrías evidentes en el tamaño de las mamas, pezón retraído hacia dentro, o algún pequeño bulto del tamaño de un guisante, inmóvil al tocarlo, no tiene por qué doler.

Acerca del autor

Janneth Del Real

Licenciada en Periodismo por la Escuela de Periodismo Carlos Septién. Ha trabajado en el periódico Mas por Más, revista SuperMujer, Pulso Pyme, Linio y en el Periódico AM de Querétaro. Actualmente desarrolla contenidos para Expoknews.

Mujer positiva que siempre busca el para qué de las cosas.