RSE

5 pasos para preparar a tu empresa antes de escribir el Reporte de Sustentabilidad

Como continuación a sus 5 razones para hacer un Reporte de Sustentabilidad, el blog 3blMedia ofrece 5 pasos para comenzar a preparar el Reporte, antes de juntar el lápiz con el papel. Estas actividades previas harán mucho más fácil completar el Reporte, y esto se verá reflejado en la calidad del mismo.

1. Familiarízate con el GRI

El marco de la Iniciativa de Reporte Global (GRI, por sus siglas en inglés) es la estructura estándar usada por empresas en todo el mundo para reportar sus datos de sustentabilidad. Los reportes GRI pueden ser auto declarados o avalados por el GRI para lograr una calificación que refleje el grado de transparencia del reporte. La calificación más alta es la A+ y la más baja la C.

Usar el marco del GRI tiene sentido por dos razones: provee de un buen lugar donde empezar, es un sistema que ya funciona. Así, tu empresa no tendrá que empezar de cero. Segundo, la calificación le da credibilidad a tu reporte y le presenta a tus stakeholders una visión instantánea de la transparencia organizacional.

2. Tómale el pulso a tus Stakeholders

Los reportes de sustentabilidad corporativa comunican datos ambientales y sociales para satisfacer las necesidades de información de todos los stakeholders, más allá de los resultados financieros incluidos en el reporte anual. Por eso el compromiso con los grupos de interés es una característica de los mejores reportes de sustentabilidad: entender los intereses y preocupaciones de los clientes, inversionistas, empleados, comunidades y reguladores de tu organización es crucial.

Para crear un buen reporte de sustentabilidad necesitas compilar toda la información posible sobre tus stakeholders y sus expectativas respecto a tu compañía. Probablemente muchos de estos datos existen y solo es cuestión de recuperarlos. Algunas buenas fuentes son encuestas a empleados, estudios de mercados, comentarios y retroalimentación en redes sociales e información de servicio a clientes.

3. Lleva a cabo un ejercicio de materialidad

Un ejercicio de materialidad ayudará a identificar qué elementos del negocio tienen más impacto en los stakeholders y por lo tanto representan los riesgos y oportunidades de la organización. Si completaste el paso anterior, ya estás en camino.

La clave de este ejercicio es hacer un mapa de los intereses de los stakeholders para lograr un nuevo arreglo de prioridades. Llegar a un consenso con el equipo administrativo puede ser un reto, y vale la pena pensar en contratar a una tercera parte para que sirva como una perspectiva fresca y ayude a navegar las discusiones incómodas que seguramente surgirán.

4. Localiza a los salvaguardas

Una vez que identificaste los temas y tienes una idea de lo que es el GRI, estarás en una buena posición para encontrar los datos necesarios. Es más fácil decirlo que hacerlo. Especialmente en organizaciones grande, puede ser complicado descubrir qué departamento y qué individuos son responsables por cada dato (y también convencerlos de que te lo entreguen). Usa redes internas y publicaciones de la empresa para saber dónde está la información y quién la recolecta. Cualquiera que sea responsable de mucha información debe ser incluido en el proceso del reporte.

5. Corre la voz

Es posible que algunos guardianes de la información no demuestren entusiasmo por ayudar. Una buena forma de crear interés y asegurar la cooperación es difundir la idea de que el reporte será un proyecto de alto perfil que proveerá de beneficios tangibles para la compañía, para cada departamento y para la reputación personal de quienes participan.

Es importante que los líderes organizaciones en todos los departamentos entiendan el valor del reporte desde su propia perspectiva. Para hacer esto, necesitas trasladar las razones para reportar para que tengan valor para tus audiencias internas. Además, debes tratar de adelantarte a los problemas y solucionarlos rápidamente, para mantener un momentum positivo.

Acerca del autor

ExpokNews

Dejar un comentario