empresas sociales

Ser emprendedor social significa tener una pasión por mejorar el mundo a través de los negocios. No es un camino nada fácil, porque requiere de mucha visión y tenacidad, así como de un gran conocimiento de las necesidades del mercado. Zack Rosenberg, fundador de la empresa DoGoodBuyUS, una plataforma en línea que permite comprar productos con causa, compartió con Sustainable Brands sus errores y aciertos en el mundo del emprendedurismo social:

Empezar en donde otros se rendirían:

Es imposible competir con las grandes empresas cuando se trata de financiamiento, pero la necesidad genera innovación. Es casi inevitable que un negocio social se quedará sin dinero, perderá ventas o sufrirá otro tipo de calamidades, pero estas obligan al emprendedor a explorar otras opciones.

En el caso de DoGoodBuyUS, su fundador explica que el proyecto era incapaz de ganar concursos para pequeños negocios, quedando siempre como finalista. Entonces, el equipo se decidió a mejorar el modelo, resultando en uno más efectivo que permite que la marca crezca. Cuando una dirección pruebe no ser la correcta, simplemente hay que intentarlo con otra.

2. Usar las emociones:

toms-element
Un emprendedor social debe ser bueno vendiendo ideas. Específicamente, debe convencer al comprador de que logrará que algo bueno suceda. Por ejemplo, con TOMS es fácil ver como gracias a cada comprador, un niño recibe un par de zapatos. Esta es la herramienta de venta de una empresa de este tipo, y DoGoodBuyUS sabe usarla: en octubre lanzó una campaña en la que por cada 300 botellas de agua vendidas, un pozo de agua se construyó en Nepal, llevando así agua limpia a diez mil personas. En un solo mes se vendieron más de 600 botellas, porque la historia era clara: gracias a ti, el mundo será un lugar mejor.

3. No existen las malas conversaciones:

Muchas veces las empresas sociales fallan porque no saben como hacer networking. El secreto es hablar con todas las personas posibles acerca del proyecto, y alguna de ellas tendrá la capacidad de hacer un contacto valioso.

4. El 95% de los negocios se manejan igual:

Algunos emprendedores creen que porque su idea es única e innovadora, la ejecución debe serlo también. Pero la verdad es que todas las compañías, sean impulsadas por lo social o no, necesitan de buenos procesos de contaduría, una base sólida de clientes, buena organización y excelentes prácticas de negocio. Estos básicos no cambian.

Cada empresa debe identificar su punto débil y pedir ayuda a su red de aliados. En el caso de DoGoodBuyUS, esto significó recibir asistencia gratuita en temas de finanzas.

5. La paciencia es clave:

Tener paciencia significa reducir las expectativas, aceptar que no todos se emocionarán con el concepto, aprender a tratar con clientes y nunca olvidar la misión.

Si la idea es buena, este es el momento perfecto para comenzar un emprendimiendo social, porque los consumidores quieren comprarle a empresas que estén comprometidas, y los talentos también quieren trabajar para quienes comparten sus valores.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact