RSI

5 consejos para reducir el desperdicio de alimentos en el hogar

Alimentos vía Shutterstock

Alimentos vía Shutterstock

Las compras excesivas de alimento, el almacenamiento inadecuado y la confusión de fechas en las etiquetas son algunos de los factores que contribuyen al desperdicio doméstico de alimentos e incrementan la huella alimentaria de los individuos principalmente en los países desarrollados, en donde con frecuencia los consumidores se apresuran a desechar comida en buen estado.

Con esta situación en mente, la cifra de 1,300 millones de toneladas de alimento que se pierden o desperdician cada año a nivel mundial de acuerdo con la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), puede no resultar sorprendente, pero definitivamente es alarmante, ya que equivale a una cifra mayor a la de la producción de alimentos en África Subsahariana; suficiente para alimentar a casi 870 millones de personas.

En un artículo de The Guardian, Katharine Earley propone cinco claves que te ayudarán a reducir el desperdicio de alimentos en el hogar.

1. Planea tus compras con anticipación

Procura tener a la vista una lista de cosas que realmente necesitas y trata de ajustarte a ella cada vez que salgas al supermercado. Esto evitará que compres cantidades excesivas de algunos productos y olvides otros.

2. Comprueba las fechas de las etiquetas

Desde luego la principal fecha a verificar es la que señala la caducidad del producto, pero recuerda que la leyenda que indica consumo preferente no significa lo mismo, únicamente hace referencia a la frescura, por lo que es probable que el alimento se encuentre aún en buenas condiciones pasada la fecha en la etiqueta.

Recuerda también que los alimentos que atraviesan por un proceso de congelación hasta la fecha de caducidad, siguen siendo viables para su consumo.

3. Optimiza el almacenaje

Almacenar los alimentos de forma que puedan conservar su frescura sin duda te ayudará a reducir tu huella alimentaria, así que procura guardar frutas y verduras frescas en bolsas con atadura ligera e introducirlas en el área del refrigerador destinada para ello.

Utilizar bolsas resellables para dividir porciones y congelar algunos alimentos también puede resultar una alternativa interesante si es que vives solo.

4. Ajusta las porciones

Calcula la cantidad que necesitas de cada producto y procura ajustarte a ella lo mejor posible. Es cierto que muchos productos se venden en cantidades predeterminadas por los fabricantes, pero trata de ser realista; si te has propuesto cambiar tu dieta y sabes que no lo lograrás de un día para otro, ¿por qué comprar más ensaladas de las que puedes comer?

5. Se creativo con lo restante

Sí, con frecuencia es imposible evitar que sobre un poco del guisado que preparaste para la cena, pero ¿por qué no tratar de utilizarlo en un nuevo platillo y evitar que se desperdicie o pase demasiado tiempo en el refrigerador? Ahora Google ¡incluso tiene una aplicación para ayudarte!

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Caballocalco No. 42 Int 28, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact