Noticias RSE

4 pasos para garantizar el éxito de un programa de becarios y trainees

4 pasos para garantizar el éxito de un programa de becarios y trainees

Te contamos cómo puedes asegurar que una pasantía sea exitosa y de provecho para tu compañía y el pasante.

A distancia o en sitio, la experiencia de trabajos temporales de verano puede beneficiar a las empresas y a los jóvenes profesionales.

Las pasantías de verano son una larga tradición para los empleadores y para los jóvenes profesionales que estudian licenciaturas y posgrados. Si se de forma adecuada, se pueden obtener fantásticas ganancias, entregando un valioso producto de trabajo para el empleador; experiencia formativa y desarrollo profesional para el pasante; e idealmente algún resultado que sea bueno para la gente o para nuestro planeta.

Como tantas otras cosas, durante la pandemia por COVID-19, muchas de estas ofertas se han retirado, puesto en espera o aplazado en las últimas semanas a medida que las necesidades y recursos de las empresas se ponen en duda. Pero particularmente para las Corporaciones Certificadas B, con nuestro inseparable sentido del propósito, los estudiantes están dispuestos a contribuir y aprender de nuestro trabajo ahora más que nunca.

El desarrollo profesional representado por las pasantías es un área de la economía que podemos y debemos mantener absolutamente en funcionamiento.

Como hemos visto en las últimas semanas, el trabajo a distancia es factible.

Estamos muy interesados en contribuir a resultados más allá de nuestra propia supervivencia. Aunque los pasantes se encuentran en una etapa más temprana de su carrera —y en el caso de los estudiantes universitarios, probablemente aún no han tenido un trabajo de tiempo completo— también se inclinan evolutivamente a hacer trabajos que contribuyan a algo más allá de su propia supervivencia o placer.

Las pasantías continúan siendo una de las mejores estrategias de atracción de talentos a mediano plazo: Un puesto de verano (o a plazo fijo) es una forma de bajo riesgo para que un empleador y un empleado se conozcan y determinen si sus necesidades y habilidades encajan y cómo.

Los pasantes pueden ser un gran recurso temporal para hacer investigaciones o reunir información para hacer recomendaciones en épocas de cambio. Dado que se encuentran al principio de su carrera y todavía no están totalmente integrados en la organización, ellos tienen esa «mente de principiantes» que es útil para diseñar soluciones creativas o comparar posibilidades sin el bagaje de un profesional experimentado.

El coronavirus está creando grandes y variados desafíos para todas las empresas, y muchas están luchando para pagar al personal permanente y prepararse para permanecer en funcionamiento durante el tiempo que dure este cierre.

Los internos no son una solución a esos problemas existenciales. Pero para las empresas que se han estabilizado o que esperan hacerlo en breve, proceder con las prácticas de verano podría ser acertado y al mismo tiempo un servicio para los estudiantes de hoy en día, que todos queremos que continúen en su camino para convertirse en profesionales productivos.

Te compartimos cuatro maneras de asegurar que una pasantía sea un éxito para tu compañía y su pasante, sin importar en qué punto nos encontramos en la respuesta del coronavirus este verano.

1. Empieza a incorporarlos ahora

Si tu interno tiene que trabajar a distancia este verano, por cualquiera que sea la razón, recuerda que toma más tiempo conocer a alguien sin interacciones diarias en persona. Para lograrlo, te recomendamos:

  • Prepara un puñado de videollamadas con tu pasante antes de la fecha de inicio esperada, idealmente cada dos semanas, incluso si las llamadas son de sólo 15-30 minutos cada una.
  • Envíales lecturas y vídeos sobre tu empresa y el proyecto en el que trabajarán.
  • Comparte los perfiles de LinkedIn de cualquier persona con la que interactúen durante el verano y programa un almuerzo virtual una semana más o menos antes de que el pasante empiece a trabajar.

Entonces, asegúrate de darte algún tiempo cada día de su primera semana para la incorporación: Merecen al menos una hora de tu tiempo en su primer día, y 30-90 minutos al día con algún tipo de actividad estructurada para el resto de la semana, incluso si se trata de material de entrenamiento pregrabado o un almuerzo de equipo (en persona o virtual).

2. Diseña un proyecto claro con revisiones regulares

Asegúrate de identificar un proyecto específico que coincida con los conocimientos y cualificaciones de tu pasante, y que sea factible para llevarse a cabo dentro de las 6-12 semanas en que trabajará para ti. Pon el proyecto por escrito, incluyendo una descripción de cómo debe ser el éxito obtenido, los recursos que necesitan para completarlo, y una línea de tiempo tentativa semana por semana que deben seguir.

Crea una calendarización cada semana para que no pierdas la noción del tiempo y dejar que el proyecto se pierda. El verano se pasa volando, por lo que es particularmente importante estar en contacto regular con tu interno para asegurarte de que está pasando su tiempo de una manera que es útil para tus necesidades.

3. Incorporar la capacitación y el desarrollo profesional

Trabajar a distancia libera tiempo que de otra manera pasamos viajando y charlando con los colegas. Pero la cantidad de trabajo productivo que cualquiera de nosotros puede hacer razonablemente en un día no se amplía.

Proporciona contenido de entrenamiento para que tus internos lo usen durante este tiempo «más libre«. Particularmente porque están al principio de su carrera y probablemente inscritos como estudiantes, están bien preparados para aprovechar cualquier contenido educativo que les puedas ofrecer.

Estos materiales de capacitación pueden ser específicos para tu empresa o industria, o libros, vídeos o artículos más generales que tú hayas encontrado útiles en la etapa donde se encuentran tus pasantes ahora.

4. Intégralo a un grupo de trabajo

Ya sea que trabajen a distancia o en persona, tu pasante se beneficiará enormemente al tener acceso a compañeros que también están haciendo pasantías, con todas las aventuras y desafíos que ello conlleva.

Hay una variedad de modelos de becas que proporcionan a los pasantes, así como oportunidades de formación. Si otros departamentos de tu empresa tienen pasantes, asegúrate de que puedan conectarse. Si su pasante es único en su empresa, pregunta a otras empresas de tu comunidad local, a miembros de grupos industriales, a miembros de grupos de ex alumnos o a sus amigos y colegas de otras empresas.

Las pasantías bien hechas son una excelente fuente de talento fresco y rentable, especialmente en tiempos de disrupciones y evolución como el actual.

Además, son un elemento crítico de desarrollo profesional para los líderes del mañana. Manténte en tu programa de pasantías si estás planeando uno. Y si no… ¡Todavía hay tiempo!

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga por la Universidad del Valle de México, especialista en marketing y RSE. Colabora en este espacio desde 2012 y es la encargada de planear el contenido de Expoknews para hacer llegar a tus manos información útil y entretenida.

Actualmente es estudiante de la Maestría en Mercadotecnia por la Universidad de la Comunicación.

Dejar un comentario


By submitting this form, you are consenting to receive marketing emails from: Expok, Encantada Nº 46, CDMX, 04100, http://www.expok.com.mx. You can revoke your consent to receive emails at any time by using the SafeUnsubscribe® link, found at the bottom of every email. Emails are serviced by Constant Contact