Género RSE

3 razones responsables por las que queremos ver Supergirl

Escrito por Corinna Acosta

¿Qué hace que la nueva serie Supergirl sea atractiva para la responsabilidad social?

Supergirl

Rodeado de expectativas y despertando una enorme polémica, el trailer de la serie de Supergirl invadió internet hace un par de semanas llegando a las pantallas de millones de usuarios alrededor del mundo. Fans y detractores manifestaron su opinión en redes sociales y blogs especializados de inmediato; para algunos se trataba de un esfuerzo extremadamente feminista, aunque hubo quienes dudaron de que realmente presentara tintes de equidad de género.

Finalmente, con sólo unos días de diferencia el primer episodio se ha filtrado a la red y con él muchas dudas han quedado despejadas, la actuación de Melissa Benoist ha sido especialmente elogiada y los efectos especiales de la serie no se han quedado atrás en la lista de cumplidos; así que aunque existen algunas variaciones en los personajes que han despertado molestia entre los fanáticos de los comics, la reacción general del público ciertamente puede calificarse como positiva.

En la serie, Kara Zor-El cuenta la historia de cómo salió de Krypton al mismo tiempo que su primo Kal-El y, tras pasar veinticuatro años en Zona Fantasma, llegó a la tierra y se crió con los Danvers; su vida en National City trabajando como asistente en CatCo no parece nada fácil. La futura heroína lleva algo de tiempo sin utilizar sus poderes, pero esta realidad se transforma de inmediato cuando su hermana adoptiva, Alex se encuentra en peligro.

Pero más allá de los detalles de la trama, ¿qué hace que esta serie resulte tan atractiva para la responsabilidad social?

1. Empoderamiento más que feminismo

Más allá de la evidente celebración de tener finalmente a una mujer del siglo XXI protagonizando su propia serie, lo realmente destacable es el equilibrio entre la humanidad de Kara y su lado extraterrestre, una característica que trasciende en forma de dudas que la protagonista debe enfrentar al convertirse en toda una heroína.

2. Amor fraternal

Adiós al paradigma del superhéroe que rescata a una damisela en peligro y la chica enamorada del principe azul. Tal como vimos por primera vez en Frozen y más tarde en Maléfica, se trata de algo que poco a poco está pasando de moda y el canal CBS parece estar completamente de acuerdo, ya que el primer rescate de Kara es nada menos que el de su hermana, Alex, quien también está lejos de ser una damisela en el estilo tradicional y se presenta más como una guerrera incansable, ya que trabaja como agente en el D.E.O, una agencia dedicada a tratar asuntos extraterrestres.

3. Liderazgo

Y ya que hemos empezado a descubrir elementos de películas populares, por qué no hablar de aquella escena del trailer en dónde nuestra heroína perfecto podría ser confundida con Andy Sachs, la asistente de Miranda Presley, una de las peores jefas retratadas por el cine norteamericano.

Desde luego estoy hablando del momento en que la jefa de Kara, Cat Grant aparece en escena en medio de las oficinas de CatCo. reprendiendo a cuanto colaborador encuentra a su paso mientras la futura Supergirl la persigue para acercarle su café. Más tarde es esa misma mujer quien ofrece a la joven una increíble lección de empoderamiento asegurando que ser una chica no tiene por qué ser algo negativo.

Acerca del autor

Corinna Acosta

Comunicóloga, Mercadóloga y Especialista en Marcas Humanas. Colabora en este espacio desde 2012.

Generadora de estrategias y contenidos digitales. Defensora de la comunicación corporativa con enfoque humano. @coryacr en Twitter.

Dejar un comentario