cómo generar innovación

Es cierto que tener un equipo de trabajo diverso, tanto en cuestiones de género como de raza o edad, es muy importante para las empresas. Pero también podemos afirmar que simplemente contar con el personal no garantiza los resultados. Por ejemplo, puede suceder que algunas de las personas del grupo no se sientan cómodas expresando sus opiniones. Es labor del líder sacar lo mejor de cada integrante para obtener buenos resultados. Aquí hay tres formas de lograrlo:

1. Tener reuniones privadas con los individuos más reservados:

Antes de una reunión de trabajo, el líder puede verse en privado con las personas que contribuyen menos al equipo para darles una retroalimentación. La clave es hablar sin hacer sentir culpable al individuo, usando frases como «He notado que casi no hablas durante las juntas, ¿a qué se debe?». También hay que destacas por qué las ideas de la persona son importantes para el equipo.

Esta estrategia dará un mucho mejor resultado que poner en evidencia a un colaborador enfrente de sus compañeros.

2. Establecer reglas para manejar discusiones:

Para encontrar ideas innovadoras es necesario pasar por discusiones y desacuerdos. Los equipos más innovadores tienen que hacer preguntas como «¿por qué lo hacemos así», «¿cómo podría ser mejor?» o «¿qué tal si se viera así?» El objetivo no es pelearse o hacerlo personal, sino tener un debate saludable que genere ideas. Sin embargo, por razones culturales o personales, algunas personas dudan antes de cuestionar a otro miembro del equipo.

Un buen líder debe afirmar desde el principio que se espera que existan desacuerdos y también explicar cómo se manejarán estas situaciones. Por ejemplo, se pueden prohibir los ataques personales y acordar que cuando exista una discusión importante, se aclarará en una reunión posterior, cuando ambas partes hayan tenido tiempo de preparar sus argumentos.

La diversidad necesariamente conlleva valores, puntos de vista y creencias distintas. Hay que aprender a ver estas diferencias como ventajas y enseñar al equipo a usar el conflicto como una herramienta.

3. Mantener el flujo de ideas:

El líder de un equipo diverso tiene que hacer un trabajo extra para moderar las interacciones. Para evitar el estancamiento, puede fomentar diálogos donde se diga «sí, y también…» en lugar de «sí, pero», las cuales pueden acabar con el diálogo. Cada aportación debe evaluarse de acuerdo a sus méritos, generando así opiniones constructivas.

En cierta forma, comprometerse con la diversidad significa salir de la zona de confort de la cultura de la empresa. Cada persona aporta sus propias experiencias y conocimiento. y el líder debe aprender a aprovechar este capital cultural para obtener un equipo comprometido y con ideas frescas.

Fuente:
Fortune

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

1 comentario

  • […] Según DiversityInc, Novartis ocupa el primer lugar por su “enfocado plan para mejorar el desempeño del capital humano”, y también destaca que el presidente de la organización se ha enfocado en desarrollar mejores métricas para conocer el progreso demográfico, así como en tomar medidas que aseguran un lugar de trabajo inclusivo. En el Top 50 se pueden encontrar también otras grandes empresas como Coca-Cola, Kellogg Company, Deloitte, P&G, Target y Monsanto. Seguramente todas ellas han encontrado formas de sacar provecho de la innovación que la diversidad puede generar. […]