Ambiental RSE

10 ejemplos de greenwashing

Escrito por María José Evia H

Lo sustentable es hoy una realidad de fondo no una simple envoltura verde.

Los consumidores son cada vez más conscientes del medio ambiente y buscan que sus marcas estén alineadas a este compromiso. La sustentabilidad es el nuevo reto para las empresas, pero… no todas se comprometen de fondo a lograrlo y muchas en su desesperación por sumarse a lo sustentable terminan siendo ejemplos de greenwashing.

Crear un producto o empaque respetuoso con el medio ambiente es un proceso complejo que requiere pensar en los materiales, ciclo de vida, consumidor y muchas otras variables. Es por eso que en el mercado encontramos pocas opciones que sean verdaderamente verdes, pero muchas otras que intentan confundirnos .

Te compartimos 10 ejemplos de greenwashing de marcas que no son lo que dicen ser

ejemplos de greenwashing

1. Starbucks

La cadena internacional de cafeterías,Starbucks, lanzó en 2018 una “tapa sin popote” como parte de su campaña de sostenibilidad, sin embargo, esta tapa contenía más plástico que la combinación de tapa y pajita anterior. La compañía no disputó esto, pero afirmó que está hecho de polipropileno, un plástico reciclable comúnmente aceptado que “se puede capturar en la infraestructura de reciclaje”.

Al escuchar estos señalamientos inmediatement los críticos se apresuraron a señalar que solo el 9% del plástico del mundo se recicla , por lo que la empresa no debería asumir que todas las tapas se reciclarían. Además, Estados Unidos exporta alrededor de un tercio de su reciclaje a países en desarrollo, por lo que simplemente está pasando su responsabilidad a los países más pobres.

2. IKEA

Otro ejemplo de greenwahashing es esta corporación dedicada a la fabricación de muebles y venta online. IKEA era considerada un ejemplo de que una gran corporación podía ser sostenible antes de junio de 2020, cuando el minorista de muebles estaba vinculado con la tala ilegal en Ucrania . En un informe de la ONG Earthsight , el esquema de certificación de madera que usa IKEA, Forest Stewardship Council, fue descrito como una organización que da un lavado verde a la industria de la madera. Fue acusada de no captar el abastecimiento de madera de conflicto de IKEA y actuar en consecuencia. 

Más tarde, cuando IKEA construyó su ” tienda más sostenible ” hasta ahora en Londres en 2019, lo hizo sobre otra tienda sostenible que fue demolida después de solo 17 años de uso. 

IKEA afirma que su última tienda en Londres es la más ecológica de la historia.

Sin embargo Ikea desea hacer las cosas bien y por ello ha buscado asociarse con expertos en economía circular de la Fundación Ellen MacArthur. De esta forma buaca que en la próxima década todos sus productos estén hechos de materiales renovables, reciclables o reciclados y serán diseñados utilizando los principios de circularidad. Procurando que la menor cantidad termine en vertederos.

3. H&M

Mientras el informe One Green Step de Garnier reveló que 73% de los consumidores del Reino Unido quieren ser más sostenibles en 2021. Esta parece ser la razón detrás de la táctica de marketing de H&M. Utilizando slogans similares a los que emplean activistas ambientales Las atractivas combinaciones de colores y las grandes fuentes en negrita se parecen mucho a las utilizadas por el movimiento medioambiental mundial Extinction Rebellion. Las exhibiciones también incluyen fotografías de niños activistas.

Más tarde la campaña obtuvo una respuesta de jóvenes activistas ambientales:

“Es nuestro futuro. Y ni siquiera está en el futuro. Grecia está en llamas en este momento. Londres se inundó la semana pasada. Está aquí y es ahora. Realmente no tenemos tiempo para que continúen con el lavado verde. Debería haberse detenido ayer “.

Tolmeia Gregory. Activista

La empresa de ropa retiro la exhibición ofensiva al día siguiente de que Tolmeia organizó la protesta. Al tiempo que personas de todo el mundo presionaron a la marca para quitar esa campaña ejemplo de greenwashing.

4. Burger King

En 2019, el rey de las hamburguesas informó de una nueva dieta para sus vacas y con ello reducir el metano, protegiendo el medio ambiente. Todo ello a través de un spot con niños y una canción pegadiza. Si bien suena bonita la idea es sumamente insuficiente, considerando que especialistas ambientalistas explican que la pérdida de la biodiversidad, es producto de la ganadería. Además de la alta demanda de agua que se necesita para producir carne.

Y esto lo reafirma la Organización de las Naciones Unidas para la Agricultura y la Alimentación (FAO):

El sector ganadero genera más gases de efecto invernadero –el 18 por ciento, medidos en su equivalente en dióxido de carbono (CO2)- que el sector del transporte. También es una de las principales causas de la degradación del suelo y de los recursos hídricos.

Entonces, ¿serán un verdadero esfuerzo de responsabilidad social las acciones que comunica? o pertenece más a ejemplos de greenwashing.

6. Zara

De acuerdo con la organización sin fines de lucro de moda ReMake , el 80% de los textiles desechados en todo el mundo se incineran o se depositan en vertederos, y solo el 20% se reutiliza o recicla.

Según el portal El Confidencial, la línea de ropa “Join Life”, publicitada como sostenible por Zara, contiene fibras sintéticas, es decir, materiales que fueron obtenidos de combustibles fosiles cuyo uso se ha acelerado en la industria de la moda con el objetivo de mantener una alta producción a bajo precio.

El poliéster reciclado hecho de botellas PET está siendo utilizado como la píldora mágica que va a arreglar el problema de la contaminación y de los residuos textiles, y le hacen creer al consumidor que por comprar una camiseta de poliéster reciclado se va a solucionar todo

Ximena Banegas. Moda Fósil

Las marcas de ropa ocupan por promover una imagen sostenible pero hacen muy poco por atacar el problema de fondo. Reducir el problema de causan los plásticos.

7. ExxonMobil

El gigante petrolero ExxonMobil tiene un largo historial de daños al medio ambiente. En 1989, un petrolero de Exxon derramó 11 millones de galones de petróleo crudo en Prince William Sound en Alaska, en lo que fue el peor derrame de petróleo en la historia de Estados Unidos hasta el derrame de petróleo de Deepwater Horizon en 2010. El derrame de petróleo de Exxon cubrió 1.300 millas de costa y mató cientos de miles de aves marinas, nutrias, focas y ballenas. Más de 30 años después, quedan focos de petróleo crudo en algunos lugares. 

Recientemente, ExxonMobil fue criticada por publicidad que sugería que sus biocombustibles de algas experimentales algún día podrían reducir las emisiones del transporte, mientras que no tiene un objetivo cero neto para toda la empresa y sus objetivos de reducción de emisiones para 2025 no incluyen la gran mayoría de las emisiones resultantes de sus productos. .

8. Poland Spring, Evian y Deer Park

Empresas de agua de botella de plástico 

Se puede ver una forma más sutil de lavado verde en las empresas de botellas de agua de plástico, que tienen la naturaleza en sus etiquetas. Resulta irónico teniendo en cuenta que las botellas de agua de plástico están diseñadas para ser de un solo uso y están contribuyendo a la crisis masiva de desechos plásticos en todo el mundo. 

9. Repsol

Un informe publicado por el Observatorio de Sostenibilidad sitúa a Repsol como una de las empresas que más gases de efecto invernadero emiten en España, por encima de Endesa.

Las acciones que han tomado las petroleras y compañías energéticas para pronunciarse a favor del clima y estar haciendo todo lo contrario ha causado más que indignación en grupos ambientalistas en Europa. ¿Qué están pidiendo?

Están solicitando al congreso que se prohíban todos los anuncios de compañías de combustibles fósiles a menos que incluyan advertencias sanitarias, Greenwashing files, al estilo de los cigarros sobre los riesgos del calentamiento global para las personas y el planeta.

10. BP

El gigante de los combustibles fósiles BP cambió su nombre a Beyond Petroleum y agregó públicamente paneles solares en sus estaciones de servicio. En diciembre de 2019, un grupo ambiental llamado ClientEarth presentó una queja contra BP por engañar al público con sus anuncios que se centraban en los productos energéticos de baja emisión de carbono de BP, cuando más del 96% de su gasto anual está en petróleo y gas. 

Ahora que sabes lo que se esconde detrás de las supuestas prácticas sustentables puedes decidir si continuar consumiendo sus marcas y productos o buscar nuevas opciones que sí apuesten contra el cambio climático.

Acerca del autor

María José Evia H

Comunicadora especializada en medios digitales, literatura y equidad de género. Coordina, escribe y edita contenidos de ExpokNews y la Síntesis diaria, además de colaborar en medios como Letroactivos, Letras Libres, Lee + y Equilibrio. Aquí sus redes sociales.

Dejar un comentario