La población más preparada en México no encuentra trabajo – ExpokNews

El futuro laboral exige mayores competencias y certificaciones laborales

En la economía actual de México no importa la profesión u oficio que se tenga. Los idiomas o conocimientos tecnológicos y técnicos son indispensables para la solución de problemas, pero esto no es suficiente ya que el mercado laboral exige mayores competencias y certificaciones laborales.

Una de las estrategias que están tomando algunas personas es la preparación extracurricular, que obliga a las personas a adaptarse a los nuevos tiempos.

El desarrollo tecnológico, la inteligencia artificial, la nanotecnología, la biotecnología, los sistemas inteligentes están modificando sustancialmente los modelos de negocios e impulsando nuevas industrias; por ello, es obligación de todos contar con una capacitación constante.

Las ofertas de trabajo están variando De acuerdo con el Foro Económico Mundial, en su estudio El futuro de los trabajos, señala que muchas industrias y países, la mayoría de las ocupaciones no existían hace diez años.

De acuerdo con Alto Nivel, se anticipa que el 65% de los niños que están en la primaria terminarán trabajando en puestos que aún no existen.

Las fuentes de trabajo que tienen una perspectiva positiva en el futuro serán relacionadas con la ingeniería, la computación y la informática, las matemáticas, la educación, las operaciones financieras y de negocios, así como las ventas.

Mientras que los empleos con perspectiva negativa son aquellos de oficina y administrativos, los legales, el mantenimiento y la instalación, los relacionados con las artes (música, pintura, escultura, el teatro), el diseño y el entretenimiento de medios, la construcción y la extracción, entre otros.

¿Cómo debemos enfrentarnos a las tecnologías de la información?

La capacitación contínua es importante para todos los cambios que están surgiendo.

En México, el desarrollo y los retos son grandes pero también las oportunidades, considerando que el país tiene el reto de generar más de un millon de empleos al año.

Si bien las reformas estructurales que ha realizado México (energética, de telecomunicaciones, laboral, financiera, hacendaria, educativa, en materia de competencia económica y de transparencia) garantizan la entrada de nuevas inversiones en sectores modernos y estratégicos, como las telecomunicaciones, el energético, el financiero, la manufactura, entre otros, estas deben ir acompañadas de una oferta de trabajo competitiva, capaz de generar valor y atraer nuevos competidores.

De acuerdo a los últimos datos de la Encuesta Nacional de Ocupación y Empleo (ENOE) que realiza el Inegi, en marzo de 2017 la desocupación en aquellas personas con estudios a nivel superior y medio superior alcanzó la cifra, nunca antes vista, de 50.53 por ciento, lo cual nos revela una dura realidad de que en el país nuestra población más preparada no encuentra un lugar en el mercado de trabajo.

El ser titulado no asegura un empleo

Concluir una carrera universitaria no es una garantía para obtener un empleo. De acuerdo con datos del INEGI, en nuestro país existen 884,237 personas que tienen un grado superior de estudios pero se encuentra desempleado y sin una oportunidad inmediata para conseguir un empleo.

Ser titulado no tiene mucha importancia en cuestión laboral y de ingresos. Uno de los retos que enfrentan los recién egresados de las universidades mexicanas es encontrar un empleo dentro del mercado laboral tan competido.

El Instituto Mexicano de la Juventud señala que la proporción de jóvenes que logran ubicarse en un trabajo es del 30.7%. De ese porcentaje uno de cada tres consigue desempeñarse en actividades vinculadas con su perfil.

Por otra parte, existe un desequilibrio en cuanto a las habilidades de un recién egresado ya que todavía no son capaces de resolver un problema y aún les hace falta experiencia para actual de forma crítica.

65 de cada 100 egresados deciden trabajar en un área diferente a la que estudiaron, se subemplean en trabajos como choferes de transportes públicos, empleados en taquerías o se dedican al comercio ambulante.

Lamentablemente el panorama que brinda nuestro país para los recién egresados es desalentador, porque la mayoría sale con ilusiones y sueños y los conocimientos adquiridos no son suficiente para obtener un empleo.

Acerca del autor

ExpokNews