El niño que soñó con limpiar el océano y cerró las bocas de quienes no le creyeron – ExpokNews

Este joven quiere, con su invento, retirar todo el plástico de los océanos. ¡Conoce su historia!

Reparar todo el daño que le hemos causado al planeta Tierra, no es algo sencillo ni es una tarea que podamos resolver de la noche a la mañana.

Aunque cada vez somos más conscientes sobre los efectos del cambio climático y lo que podrían provocar, todavía existen muchas personas que, como el presidente Donald Trump, niegan la existencia del calentamiento global y contribuyen al agravamiento de este problema a través de sus acciones y rutina diaria.

Viviendo entre plástico

Un informe presentado por el Foro Económico Mundial señala que para el 2050 habrá más plásticos que peces en el océano. Lamentablemente muchos de los los productos y accesorios que utilizamos, día con día, tienen un porcentaje de plástico que probablemente terminará en alguna parte del mar y más tarde en el estómago de alguna especie marina.

Cada año se producen más de 300 millones de toneladas de residuos plásticos. Muchos de ellos no solo acaban en el mar, también contaminan los lagos y ríos del mundo que amenazan a los diferentes animales marinos e incluso afecta la vida de los seres humanos.

¿Sabías qué uno de cuatro peces contiene plástico en sus tripas? Esto quiere decir que si eres amante de los mariscos, puede que estés consumiendo unas 11 mil piezas de plástico al año. ¡Escalofriante!, ¿no lo crees?

Sin embargo, y conociendo todos estos datos, seguimos consumiendo grandes cantidades de plástico y fomentando que la industria produzca aún más. Aunque hay un joven que aceptó el reto de liberar a los océanos de todo el plástico.

Un parche para limpiar el mar

Boyan Slat con tan solo 22 años de edad, dejó sus estudios en ingeniería aeroespacial para embarcarse en una misión mucho más ambiciosa; el proyecto The Ocean Cleanup, tiene como objetivo desarrollar tecnologías que ayudan a combatir la contaminación en los mares.

De acuerdo con el fundador, muchos científicos están enfocando todos sus esfuerzos en educar a la población mundial y no abordar el verdadero problema que es limpiar los mares y protegerlos de la basura que se sigue arrojando.


“Existen muchas razones por las que algunos investigadores en contaminación plástica creen que deberíamos centrarnos en la prevención, enfocándonos por ejemplo en educación en lugar de intentar una operación de limpieza, agregó Boyan Slat.

El principal proyecto de, The Ocean Cleanup, consistía en colocar una enorme barrera flotante de 100 metros en 23 kilómetros de la costa holandesa que ayudaría a recolectar de manera pasiva los residuos del océano.

La gran barrera funcionaría de manera natural con las corrientes del océano así como con el viento. Los residuos quedan atorados en las paredes. Estas barreras permiten el libre paso de los peces pero retienen el plástico.

No obstante, aunque este invento representaba una gran idea, muchos lo criticaron, dudando de su capacidad para gestionar y realizar el proyecto. Dos años más tarde, Boyan ha cerrado bocas y ha compartido un avance importante del proyecto en una conferencia.

Un proyecto más realista

Aunque el primer prototipo podía generar un impacto importante en los océanos, aun necesitaba algunos ajustes y un poco de investigación que le ayudara a maximizar su potencial y abarcar más territorio.

El primer diseño podía limpiar hasta un 42% de la basura del Pacifico. El nuevo puede retirar hasta 50% del plástico en tan solo cinco años, además de que su sistema permite moverse con las corrientes marinas y moverse tal y como lo hace el plástico, lo que le permite recoger todavía más plástico.

Su estructura permite colocar pequeñas matrices más pequeñas y será una trampa para toda aquella basura plástica, que posteriormente, será retirada a través de una cinta transportadora.

La fuerza que atrae al plástico al interior de esta trampa funciona como los sistemas de limpieza. En otras palabras, los residuos son atraídos a este aparato casi como imanes.

Todo este sistema es impulsado por energía solar, modular y flexible que permite a los a la barrera moverse con las mareas. En un inicio los responsables de crear este proyecto planeaban extenderlo a una 60 millas, actualmente se planea colocar más de 50 dispositivos en 0,6 millas; si un dispositivo se rompe los otros 49 seguirán funcionado.

Una vez que se recolectan estos residuos se planea reutilizarlos y crear ropa, hilo, gafas de sol y otros artículos y materiales.

Hasta hoy, su creador ha recibido diferentes premios y reconocimientos por su trabajo, como la distinción “Champion Of The World”, y ha logrado impresionar a todos aquellos que no creyeron en su proyecto desde un inicio.

¿Te gustaría que The Ocean Cleanup comience a limpiar nuestros mares? Coméntanos, nos gustaría saber tu opinión.

Acerca del autor

Kenya Giovanini

Comunicóloga en formación por la UTEL. Melómana, cinéfila y amante de la cultura pop. Ha desarrollado contenido para Revista Kuadro y actualmente trabaja como Asistente Editorial en Expokews, donde se encarga de curar el contenido más relevante sobre responsabilidad social, diseñar la síntesis diaria y crear contenido entretenido acerca de estos temas.