Facebook y la censura a páginas feministas

Estimated reading time: 4 minutes

Recientemente he leído sobre muchos casos de censura por parte de Facebook a páginas o publicaciones feministas (o simplemente femeninas). En este artículo de la página de bienestar Elephant Journal se mencionan algunos, y yo he leído sobre otros en los mismos perfiles o páginas de las afectadas. Retomando el título del artículo ¿es que Facebook odia a las mujeres o a las feministas?

Creo que la respuesta más simple es “no”. Lo que sí es verdad es que no se ha preocupado por ser una empresa que apoye más activamente a las mujeres, y eso en sí mismo es preocupante.

Tanto en el artículo de Elephant Journal como en las páginas de, por ejemplo, la caricaturista Agustina Guerrero o la blogger Yael Farache, se han descrito situaciones en las que las cuentas han sido suspendidas por varios días por publicar imágenes de mujeres mostrando sus senos. El problema es que, al parecer, el algoritmo de Facebook para decidir estas sanciones tiene muy poco sentido crítico o social, porque se trata de imágenes que, respectivamente, crean conciencia sobre el cáncer de mama o son parte de un trabajo artístico.

El mensaje enviado por Facebook a los administradores de las páginas menciona que sí se pueden subir imágenes artísticas, y cita como aceptables a una madre amamantando a su hijo o pinturas renacentistas. ¿Qué diferencia hay entre lo natural de amamantar y lo igualmente natural, pero trágico, de contraer cáncer? ¿Son Mark Zuckerberg y Cía. críticos artísticos que deciden que Miguel Ángel sí puede pintar desnudos pero una caricaturista no?

De nuevo, no creo que se trate de una Gran Conspiración, sino de una falta de sensibilidad de la empresa, así como una gran falta de recursos para hacer más humanas y menos tecnológicas sus búsquedas de imágenes “ofensivas”. Porque es bien sabido que existen muchas páginas que permiten imágenes o textos claramente misóginos, con alusiones a pornografía o a violaciones, que no parecen recibir la misma atención por parte de la empresa. No pondré una liga en esta columna porque no me gusta la idea de mandarles más tráfico, pero se puede leer un artículo al respecto aquí.

Otro problema: es imposible comunicarse con una persona de carne y hueso para aclarar estos asuntos. Facebook envía correos genéricos a los que es imposible contestar o presentar contra argumentos. De esta forma, no se crea un verdadero diálogo, sino que se trata de decisiones unilaterales e inapelables.

Claro que estas mujeres podrían, por ejemplo, dejar de usar el servicio e irse con sus imágenes de senos a otra parte: ¡nadie las obliga a quedarse! Pero el asunto aquí es que, si Facebook quiere destacar el alcance social de su plataforma (como ha demostrado con algunas acciones), tiene que ser congruente. Las organizaciones y los artistas quieren ser parte de la red social por su gran alcance y su capacidad para crear comunidades, pero la empresa tiene que responder con mejores políticas y mejor aplicación de éstas.

No creo que Facebook como compañía odie a las mujeres, pero después de varios meses de críticas, es momento de que la empresa lo pruebe con acciones concretas. No solo debe permitir la expresión de grupos femeninos y feministas, sino que debe crear un espacio que impida que existan páginas que condonen la violación u otros tipos de violencia de género. No se trata de algo fácil, ya que intervienen subjetividades y diversas visiones de lo que es “ofensivo” y lo que no. Pero es claro que el trabajo que la red social está haciendo hasta el momento no es ni por asomo suficiente.


María José Evia Herrero. Coordinadora de Contenidos y Medios en Expok.

Comunicóloga por la Universidad Modelo. Ha sido niñera, repostera, Community Manager, nerd, periodista cultural, maestra de preparatoria, asistente de dirección y ahora Coordinadora de Contenidos y Medios en Expok. En sus tiempos libres es una blogger indisciplinada pero divertida.

Es también una consumidora irredenta de libros, películas, postres, televisión, social media, crítica de género y moda. Para compensar, escribe sobre todos estos temas. Se incorporó a la autoría de este espacio desde 2012. Su Flavors.

, , ,

Comments


No hay comentarios.

Deja un comentario