Los ambientalistas quieren cambiar esta ley obsoleta para salvar especies. ¡Entérate!

Existe una ley obsoleta para salvar especies que esta demostrando que se requieren medidas más fuertes e iniciativas más ambiciosas que permitan proteger al planeta Tierra y a los seres que habitan en ella.

¿Una ley obsoleta para salvar especies?

El presidente Richard Nixon promulgó en 1973 la Ley de especies en peligro de extinción (ESA, por sus siglas en inglés), cuyo objetivo era imponer restricciones a la destrucción de especies y hábitats específicos.

ESA es reconocida por haber evitado la desaparición del 99 por ciento de las especies contempladas en la lista de protección del monarca de Guam. Sin embargo, de las especies presuntamente protegidas, más de la mitad se encuentra en dificultades.

Los expertos señalan que entre 1990 y 2010, mejoró el bienestar de apenas 8 por ciento de las especies, pero disminuyó para otro 52 por ciento: “Entre tanto, hay un rezago enorme de animales que aguardan su inclusión en el listado porque sus casos siguen en manos de los tribunales o de la burocracia”, señalan.

Esta situación demuestra que ESA y su sistema se esta volviendo una ley obsoleta para salvar especies e incluso para hacer frente a las recientes amenazas del cambio climático y las especies invasoras.

Por esta razón, ambientalistas y grupos de interés han propuesto un cambio y una transformación completa para esta ley obsoleta. Para hacerlo han compartido diversas iniciativas para volverla más eficaz, como pagar a los agricultores para que colaboren en los esfuerzos de conservación, o establecer una metodología objetiva e independiente que permita aislar de la política a las especies inscritas en el listado.

¿Y el gobierno?

Los ambientalistas han compartido su preocupación por la relación que llevan con los políticos y la hostilidad que se ha creado desde que Trump tomó posesión de la presidencia, ya que muchas de sus leyes van en contra del cuidado al medio ambiente y las especies.

No obstante, tienen la firme convicción y comparten constantemente que si la legislación no se ajusta a la época, será una herramienta cada vez menos eficaz:

“Debiéramos hablar sobre las condiciones de una legislación mejorada y soñar con que podemos obtenerla”, protesta Timothy Male, antiguo miembro del personal Obama y fundador del Centro para Innovación de Políticas Ambientales.

Male es de los pocos ecologistas que resaltan la importancia de hablar sobre las deficiencias de ESA para salvarla, y menciona que su problema es de naturaleza política:” la legislación enemista a los terratenientes rurales”, señala.

También menciona que la falta de comunicación y divulgación de los lugares donde viven muchas especies provocó la impresión de que es un listado arbitrario de animales en peligro de extinción.

“Las personas que pagan el precio económico de las especies protegidas -ganaderos, agricultores y desarrolladores- tienen motivos para desconfiar del sistema y resistirse a las designaciones”, mencionó.

Por otro lado, el lenguaje de la legislación no contempla amenazas más generales. Por ejemplo, ESA establece que debe protegerse a los animales que enfrentan la extinción en el “futuro previsible”.

¿Entonces?…

Los ambientalistas comparten que ESA debe tener designaciones más congruentes de hecho y apariencia y los reguladores deben adoptar criterios objetivos, claros y específicos para determinar si una especie amerita protección.

Ya-Wei Li, ingeniero informático, abogado y socio de Male en el grupo de expertos dice que de esta manera, granjeros, ganaderos y desarrolladores tendrán la seguridad de que no hay intervención de los conservacionistas.

“La legislación no contiene declaraciones ‘si/entonces’” prosigue Li. “Todas las decisiones se toman por caso individual. Y muchas veces, esas decisiones individuales son el trasfondo del problema”.

Wei Li propone que con una ley más congruente, en vez de cazar animales protegidos en sus tierras, granjeros y ganaderos podrían incluso formar un cabildo para lograr la inscripción de nuevos animales.

A pesar de estas propuestas, aún no se ha confirmado exactamente qué es lo que se hará con esta ley o cuáles serán los siguientes pasos a seguir.

Acerca del autor

Expok

Expok es una consultora y medio en responsabilidad corporativa. En este portal, creamos y curamos contenidos para el nicho interesado en la RSE y la sustentabilidad.