Voluntarios y museos – ExpokNews

¿Cuál es la relación de una visita al museo con el voluntariado en México?

Para: Fco. Javier González Almeida,
¡Por aquellos tiempos!

Por Emilio Guerra Díaz

Uno de los campos más productivos y benéficos del servicio voluntario es aquel que (además está muy emparentado con el voluntariado universitario) se presta en museos, salas de arte, centros culturales, talleres de producción artística, bibliotecas, equipos de investigación y realización de actividades culturales tales como foros, círculos de lectura, proyección de películas y diálogo con los espectadores, sesiones de apreciación musical, clases de arte para infantes, impartición de sesiones para aprender a tocar algún instrumento musical, y otras acciones extra muro que llevan prácticamente el museo a la comunidad.

El voluntariado cultural representa un ámbito donde se incluyen y conviven distintos tipos de personas, de variadas edades, profesiones, aficiones, intereses y sueños. Sus efectos positivos se perciben en todo el proceso artístico y cultural: creación, clasificación, catalogación, difusión (que incluye las Tecnologías de la Información), disfrute (o consumo), conservación y preservación del patrimonio cultural.

Son variadas las posibilidades a través de las cuales se incorporan los voluntarios a dichas organizaciones culturales. Puede ser de manera directa, alguien se apersona en el recinto y expresa su deseo de ayudar. En otras ocasiones, las menos, los museos tienen un programa de voluntariado a través del cual se convoca a dicho servicio. Pero la manera más consolidada ha sido a través de una asociación civil que nace de manera paralela o complementaria al museo o bien, desde los campus universitarios.

En la década de los ochenta el Dr. Enrique Florescano, a la postre toda una institución respecto a la historia del arte, académico y toda una autoridad en investigación cultural y en creación de políticas públicas en la materia, se cuestionaba cuál sería el futuro de la producción y consumo cultural en nuestro país si persistían los recortes presupuestales que los gobiernos de De la Madrid y Salinas de Gortari continuaban afectando al sector.

Desde la cátedra optativa “Historia de la Cultura”, que dictaba en la Facultad de Ciencias Políticas y Sociales, junto con los alumnos analizábamos otras posibilidades y alternativas de expansión de la producción, preservación y difusión del arte y cultura y la creación de circuitos culturales alternativos. Señalábamos entonces que, aunque con un discreto desempeño, la sociedad civil era una vía de fértil colaboración pues su involucramiento estaba dando frutos con sus pertinentes iniciativas.

Entonces, poníamos como ejemplo experiencias que habíamos atestiguado y de cierta manera incentivado desde la Fundación Cultural Bancomer, para apoyar esos propósitos. Citábamos la creación del Fideicomiso para la Cultura México – Estados Unidos para el Intercambio Educativo y Cultural que se signó entre dicha organización, la Fundación Rockefeller y el recién creado Consejo Nacional para la Cultura y las Artes y su Fondo (FONCA), donde al igual que Ercilia Gómez Maqueo, María Cristina García Cepeda, realizaron un eficiente trabajo entre artistas y creadores de ambas naciones.

También remembrábamos las experiencias de la creación de los Museos de Sitio, idea original de Don Antonio Ariza Canadilla, quién desde el Instituto Cultural Domecq y con el apoyo profesional de Fco. Javier González Almeida, lograron el apoyo de varias empresas y donantes particulares con lo que se crearon varios fideicomisos para apoyar las zonas arqueológicas de Palenque y Teotihuacán, con lo que además se contribuyó a dignificar el trabajo de los colaboradores del Instituto Nacional de Antropología e Historia. Fue tiempo también del nacimiento de varias “asociaciones amigos de los museos” que fueron el “brazo práctico” para allegar de recursos a dichos museos que hoy gozan de gran vitalidad y prestigio (recordamos con cariño a María Eugenia Stephan Otto). Dichas asociaciones “amigos del museo de…” han sido excelentes aliados para fortalecer las labores de los museos e incorporar voluntarios tanto en la operación como en los Patronatos y Consejos Directivos.

Es conveniente señalar que existen al menos, cuatro tipos de museos: a) los públicos, es decir, los que están bajo responsabilidad directa del gobierno (Bellas Artes), b) los privados, cuyas colecciones son producto de legados de particulares (Museo Soumaya), c) los que son creados, administrados y sostenidos por organizaciones de la sociedad civil (Papalote Museo del Niño) y d) los universitarios que dependen del presupuesto de la institución educativa (Universum). Es importante señalar que en la mayoría de los casos son organizaciones sin fines de lucro y obviamente cobran cuotas para mantenerlos y requieren recursos económicos adicionales.

El maridaje entre museos, organizaciones de la sociedad civil y voluntarios es fenomenal, una fórmula donde todos ganan y sigue vigente con gran vitalidad y cada vez con mayor profundidad y relevancia tanto nacional como internacional. Es todo un movimiento. Pero es sin duda, uno espectro del voluntariado nacional que tiene menos visibilidad en la comunidad y menos investigación sobre el número de personas que colaboran. Anualmente se celebran coloquios, encuentros y seminarios donde se comparten experiencias, estrategias y tácticas.

Bien lo señalan Adriana Bravo y Nohemí Arriaga: “sin el voluntariado, en muchos museos no hubiera sido posible brindar la gama de servicios que se ofrecen, en algunos de ellos los voluntarios llegan a superar al personal remunerado en proporción de 6 a 1, apoyando las tareas en áreas como: administración, conservación, planeación, organización y, atención al público”, (‘Voluntariado en el espíritu universitario. Participación activa de la comunidad en la divulgación de la Ciencia’, en: Museos Universitarios de México. Memoria y reflexiones, Luisa F. Rico M., et. al.; UNAM, México 2012).

Vea el lector el testimonio publicado esta semana en la nota de María Antonia Martínez Chávez sobre una experiencia en Baja California: “Desde sus inicios, el espíritu del (Museo) Caracol se conformó de voluntarios. La meta, crear e inaugurar un museo de ciencias. Se les unieron maestros, científicos, profesionistas, empresarios y ensenadenses en general, quienes han contribuido de distintas maneras. Unos permanecen más tiempo, otros regresan, pero todos trabajan con gran pasión en beneficio del museo y sus visitantes” (“Voluntariado, el espíritu del museo”, El Vigía, enero 7).

A continuación, María Antonia narra las actividades que realizan los voluntarios en ese recinto: “nuestros visitantes, al momento de llegar al museo, son recibidos por un guía, quienes les proporcionan un recorrido y explicación por las instalaciones… el espíritu de los guías ha contagiado a sus amigos e incluso a los visitantes, quienes han decidido participar como voluntarios. Al igual que los jóvenes de servicio social, reciben una capacitación e indicaciones para atender a los visitantes. Los voluntarios incorporan su papel como guía en su horario y se presentan con la misma formalidad”.

Los voluntarios incorporados al museo Caracol “ofrecen sus servicios de forma gratuita, como diseño, fotografía, entre otros, por amor a la divulgación de la ciencia. Para ser voluntario no existe una limitante, ya que se pueden incorporar desde adolescentes hasta personas de la tercera edad”.

Muchos de esos voluntarios provienen de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC), de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM, que tiene un campus ahí), el CBTis 41, de la Universidad Interamericana para el Desarrollo (UNID), Xochicalco, y Benemérita Escuela Normal Estatal “Profesor Jesús Prado Luna”.

Esa experiencia es una pequeña muestra de la colaboración de voluntarios en la operación del museo, pero existen más campos de acción desde la movilización de recursos y procuración de fondos, hasta la divulgación, preservación y conservación del patrimonio del museo, pero no hay que olvidar el importante papel que juegan los consejeros y patronos que también son voluntarios.

Sin embargo, hay que señalarlo, el principal reto de este tipo de voluntariado es que logre consolidarse a través de programas institucionales de voluntariado, pues quizá sea el sector menos institucionalizado junto con el que se presenta en áreas de Deportes y Recreación. Así, cada universidad, cada museo en este país, ganaría para sí, los suyos y sus comunidades si estructuran y consolidan sus propios programas de voluntariado. Por lo anterior, la Alianza Mexicana de Voluntariado cuenta con el servicio para desarrollar este tipo de requerimientos y cuenta con personal especializado para ello.

Desde esa perspectiva, conviene tener en mente que el próximo 28 marzo en la sesión del Seminario de Investigación Museológica, en Universum, Museo de las Ciencias estarán presentes personas interesadas en el voluntariado en museos, entre ellos la Dra. Luisa Fernanda Rico Mansard, el Dr. Miguel Ángel Márquez, la Física Adriana Bravo Williams, un nutrido grupo de jóvenes voluntarios y, contará además, con el apoyo del Instituto Nacional de Desarrollo Social (Indesol) y Emilio Guerra Díaz, Director de la Alianza Mexicana de Voluntariado (Amevol). “Ciudadanía en Construcción” publicará los detalles del programa en futuras colaboraciones.

Ciudadanos trabajando

El museo Caracol de Ensenada busca voluntarios

El Museo Caracol de Ensenada busca voluntarios para apoyar su labor de divulgación científica. Si desea sumarse al Voluntariado del Museo Caracol de Ensenada Baja California, escriba al correo electrónico: serviciosocial@caracol.org.mx o llame al teléfono: (646) 1770897 o (646) 1521993.

Próximos eventos

El Libro “Enlaza México” que recoge la investigación de la Red Intercomunitaria de Protección Civil Enlaza México, será presentado el próximo lunes 16 de enero en el Auditorio Principal de la Escuela Nacional de Trabajo Social de la UNAM. Será presentado por Jorge Cravioto Galindo, Director de Vinculación con Organizaciones Sociales, de la Secretaría de Gobernación; Leticia Martínez Gil, Directora y fundadora de la Fundación Zícaro; Ciro González Roblero, Voluntario Promotor de la Montaña y Emilio Guerra Díaz. Además, estarán presentes Alicia Valdovinos Septién, fundadora de la organización responsable del proyecto, Cinco Panes y Dos Peces, A. C.; el Dr. Humberto Piñón Vargas y Raúl Soto Bazán, quién ha estado vinculado al proyecto y realizado una importante labor en Oaxaca, méritos que le hicieron merecedor de una Mención Honorífica dentro del Premio Nacional de Protección Civil 2016 entregado el pasado martes 10 de enero por el Presidente Enrique Peña Nieto.

Foro “Nuevos vientos de la Mariposa Monarca”

El Foro “Nuevos vientos de la Mariposa Monarca”, que han organizado OHL México, Monsanto y Milenio Diario, tendrá lugar el 19 de enero a las 18:00 horas. Quienes estén interesados en participar lo pueden hacer accediendo a alguna de las plataformas que tiene Milenio. Es importante recordar al lector que OHL México ha apostado un compromiso profundo y de largo plazo a recuperar ecosistemas en zonas donde arriba la mariposa en su largo trayecto.

Premier a favor de personas con discapacidad auditiva

La Fundación MVS Radio invita a asistir a la premier que permitirá recaudar fondos para apoyar a personas que padecen discapacidad auditiva, a través de sus programas Ponte Oreja, Convocatoria por la audición, Audiobecas e Inclusión Laboral. La “Premier con Causa” ofrece la película “Un Monstruo Viene a Verme”. La cita es el próximo jueves 19 de enero a las 20:00 horas en Cinemex de Pabellón Polanco ubicado en: Av. Ejército Nacional No. 980 Col. Chapultepec Morales. Si desea mayor información contacte a: María Fernanda Espinosa Arcega, Gerente Fundación MVS Radio, a los teléfonos: (55) 5263.2100 / Ext. 1182. / 55 52632126 o escriba a: mfespinosa@mvs.com


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

ExpokNews