Voluntarios piden mantener el actual régimen fiscal – ExpokNews

¿Qué opina el presidente Enrique Peña Nieto sobre el voluntariado en México?

“Los científicos se esfuerzan
por hacer posible lo imposible.
Los políticos por hacer
lo posible imposible”.
Bertrand Russell

Por Emilio Guerra Díaz

Eduardo Behrentz recién escribió: “Se equivoca el Gobierno Nacional en su empeño de reducir los beneficios derivados de las donaciones a causas benéficas por parte de empresas y particulares. Es este un gran despropósito que dejará la reforma tributaria que hace curso en el Congreso de la República. Sabemos que dicha reforma es necesaria (en el contexto del precio internacional del petróleo) y que estábamos en mora de contar con una norma simplificada que promueva la competitividad empresarial, pero el afán de aumentar el recaudo no debe sacrificar la construcción de una cultura de la solidaridad”.

Benjamín Mijangos Borja, Director Ejecutivo de Operation Smile, organización ganadora del Premio Nacional de Acción Voluntaria y Solidaria 2016, en la categoría Grupal, coincide con Behrentz. Durante su discurso de agradecimiento al recibir, el 6 de diciembre, el galardón se dirige al Presidente Peña Nieto diciendo:

“Señor Presidente, a nombre de todas las fundaciones filantrópicas que existen en el país, quiero solicitarle respetuosamente, que se mantenga tal cual el régimen de deducibilidad que nos permite operar eficientemente en beneficio de quienes solicitan nuestra ayuda, debido a que, prácticamente, nuestra supervivencia depende de las donaciones que den nuestros patrocinadores, cualquier modificación a dicho ordenamiento podría significar una drástica reducción de nuestras posibilidades de operar con eficiencia y eficacia y, transparencia en beneficio del país”.

Mijangos Borja tuvo la oportunidad de buscar la salvaguarda del sector filantrópico en México y lo hizo directamente en la residencia oficial de Los Pinos. Behrentz describe en un artículo una situación similar que enfrenta el sector filantrópico… colombiano. Su voz ha de escucharse por sus autoridades y desde México tiene eco.

Mijangos y Behrentz llaman la atención respecto a la insensibilidad de legisladores y gobiernos con actos administrativos que pudieran en sus respectivas naciones, aniquilar la filantropía que fluye a través de organizaciones de la sociedad civil y que tanto se requieren.

Eduardo Behrentz publicó su llamado a defender a las organizaciones altruistas en El Tiempo de Colombia, bajo el artículo “Castigar la Solidaridad” que no tiene desperdicio (diciembre 5 de 2016) y puede ser consultado aquí. Deja entrever la profunda amenaza que se ciñe sobre nuestras naciones hermanas y sus respectivas organizaciones de la sociedad civil.

En el caso mexicano, la exposición de motivos que justifica los cambios que pretende hacer la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP – dependencia del Ejecutivo Federal) parten de una buena intención. Es un buen fin, pero a través de muy malos medios que reflejan que muchos funcionarios están en ciernes respecto a la dinámica del sector y sus necesidades particulares.

El universo de donatarias es muy bajo, históricamente ha registrado un mínimo aumento entre las nuevas organizaciones y las que desaparecen o se extinguen. No pasamos de 10 mil donatarias autorizadas y en el Registro Nacional de Organizaciones de la Sociedad Civil, bajo la responsabilidad del Instituto Nacional de Desarrollo Social, se tiene un aumento considerable, pero las organizaciones que rondan por las 35 mil no transitan a ser donatarias.

Las propuestas de la SHCP para que las OSC tengan un gobierno corporativo, se puedan confiscar sus bienes y patrimonio, así como el propósito de certificar a las organizaciones por su nivel de desarrollo institucional (niveles A, AA y AAA) abrirían una gran brecha de exclusión con los donantes y afectará su proyecto institucional.

He tenido la oportunidad de ser testigo del poder transformador que tienen los voluntarios, Enrique Peña Nieto

El Presidente Enrique Peña Nieto respondió a Benjamín Mijangos Borja. Señaló que el régimen fiscal para las donatarias no se ha modificado y que las propuestas habrán de revisarse: “No lo hemos modificado, ni lo habremos de modificar, pero con mucho gusto, y aquí puse inquietos a muchos de mi Gabinete que decían: Bueno, y esta petición de la deducibilidad que debe haber a quienes aportan y patrocinan mucha de la labor social que realizan distintas organizaciones…, abramos un espacio de diálogo con la Secretaría de Hacienda para conocer los casos muy particulares”.

Si la audiencia recibió el mensaje presidencial y se entendió por igual, entonces las modificaciones deberán ser retiradas de su discusión en el pleno de la Cámara. Estemos pendientes.

pnavs-2016-foto-116 (1)

La ceremonia, una fiesta

De los comentarios de los asistentes se puede afirmar que la ceremonia parece haber provocado al menos las siguientes coincidencias:

El evento fue una fiesta, una celebración general, ya que el voluntariado hermana a las personas, les da identidad y unión. La audiencia compartió las distinciones tanto a los ganadores como las menciones honoríficas y las sintió como suyas. Sin duda, todos se identificaron con la gente buena que abunda en el país. Fue como recibir una bocanada de aire fresco, oxígeno puro, que refrenda el compromiso de las decenas de personas que prestan servicio voluntario y que ese día llenó el Salón Adolfo López Mateos.

Ha sido un gran tino que por fin el Presidente Enrique Peña Nieto entregara el PNAVS, porque enaltece a quien lo otorga tanto como a quienes lo reciben; proyecta al voluntariado como un tema de interés nacional para el gobierno y se percibe como un recurso adicional para los esfuerzos públicos, pero habrá que darle sustancia desde gobierno.

La ceremonia fue breve, emotiva, cálida y salpicó a todas las personas asistentes de pasión por ayudar; creó una fiesta que, carente de música, puso a bailar la solidaridad de quienes están en el mundo del voluntariado. Fue un evento que infundió ganas de continuar, una fuente donde emanaron varias sensaciones, quizá la más sentida: ¡Claro que vale la pena ayudar al prójimo!

México, un país… ¿de voluntarios?

Hoy no lo es, los datos de las investigaciones oficiales (INEGI) y de especialistas como del Centro de Investigación y Estudios sobre Sociedad Civil (CIESC), revelan que no llegamos siquiera a los dos millones de voluntarios, pero diversas personas y organizaciones como las que integran la Alianza Mexicana de Voluntariado y las que participan en Plataforma Voluntarios por México comparten el sueño de que la solidaridad que nos distingue como nación se estructure y crezca a través de voluntariados organizados, bien estructurados que estén presentes por todo el país.

Se enfrentan retos…

Gobierno y organizaciones voluntarias comparten retos. Uno mayúsculo, profundizar en el entendimiento y el diálogo. Es prioridad que los funcionarios públicos, senadores, diputados, partidos políticos y miembros de la administración pública conozcan a fondo la dinámica del sector, cómo trabaja, sus necesidades y aportes. Del otro lado, corresponde a las organizaciones de la sociedad civil observar un desempeño transparente, incluyente y apegado a criterios de rendición de cuentas.

benjamin

Los ganadores, ejemplares ciudadanos

Esta es la lista de ganadores:

En la Categoría Grupal, el ganador fue “Voluntarios de Operation Smile México, A. C. (Jalisco) que es una organización sin fines de lucro que brinda de manera conjunta con otros hospitales e institutos, tratamiento integral (quirúrgico, odontológico, foniátrico, nutricional y psicológico) a niños y niñas, jóvenes y adultos de toda la República Mexicana, que tienen labio y/o paladar hendido (LPH) principalmente, o alguna otra malformación facial. Desde el año 2006, sus voluntarios han beneficiado a más de 5 mil 200 personas.

Las menciones honorificas de esta categoría fueron para:

El Patronato de La Casa De Descanso Para Ancianos Matilde Roubroy de Villanueva I.B.P.
Grupo de Voluntarias Religiosas de Asilo Primavera I.A.P.
Hospital Materno Infantil A.C.

En la categoría Individual, el reconocimiento fue para Alicia Leal Puerta (Nuevo León), quien es fundadora del Centro Nacional de Refugios, para atender a mujeres y niñas víctimas de violencia familiar.

Las menciones honoríficas para:

Dora María Ruíz Galindo Terrazas
Julio César Salas Alanís
Diana Ramos López

En la categoría Juvenil, la distinción fue para Voluntariado de los Ecologistas Sub Acuáticos de Yucatán (Yucatán), que es una asociación civil de 23 jóvenes que se han dado a la tarea de sacar basura de los cenotes (particularmente botellas de vidrio, plástico, latas de cerveza y refresco), así como pláticas de concientización ambiental en comunidades y escuelas.

Las menciones honoríficas para:

Cinthya Ayerim Lucio García
Juan Carlos Atzin Calderón
María José Serrano Carbajal

La Alianza Mexicana de Voluntariado expresa sus felicitaciones y deseos de buenaventura para cada ganador y refrenda su reconocimiento a la labor que han realizado a favor de los demás y con el medio ambiente.

Fotografía de Benjamín Mijangos cortesía de Presidencia de la República:


Emilio Guerra Díaz

Emilio Guerra cuenta con amplia experiencia en la Gestión de la RSC, destacando su trabajo en el área de vinculación con la comunidad que potenciar la inversión social empresarial. Ha gerenciado fundaciones empresariales.

Acerca del autor

Emilio Guerra

1 comentario

  • Muy buena reseña; en verdad, fue una fiesta y esperamos que todo lo que se mencionó frente al micrófono se haga una realidad!