¿Se deben prohibir o reciclar las bolsas de plástico? – ExpokNews

Todos usamos las bolsas de plástico y son contaminación latente ¿cuál es la mejor opción?, ¿Prohibir o reciclar? ¡Averígualo!

En México, diariamente se utilizan 20 millones de bolsas de plástico. Se calcula que, cada año, una familia mexicana consume 650 bolsas de plástico y luego las tira. De 7 mil 300 millones de bolsas de plástico utilizadas anualmente en el país, menos del 1 por ciento se reciclan y el resto termina en las calles, ríos, lagunas, playas o rellenos sanitarios. Seguramente eres una de las personas que diario usa las bolsas de plástico una sola vez y las tira a la basura, ignorando que tardan más de 100 años en descomponerse. Sin embargo, ¿qué es mejor?¿Prohibir o reciclar?

Así fue el inicio de la invasión de las bolsas de plástico:

El principio de uso de las bolsas plasticas

Muchas ciudades a nivel global están tomando la medida de prohibir este tipo de bolsas, pero primero habría que ver si es viable económicamente, ya que la sustentabilidad se basa en impactos sociales, ambientales, pero también financieros.

Cada año, en los Estados Unidos se usan más de 100 mil millones de bolsas de plástico. La mayoría se tiran y terminan en vertederos, al lado de la carretera o en el océano. Como resultado, los gobiernos locales, estatales y nacionales están trabajando para reducir los desechos de las bolsas de plástico, con enfoques que van desde apoyar los esfuerzos de reciclaje y usar bolsas compostables, hasta la creación de impuestos y la restricción absoluta.

San Francisco, Portland, Modbury, Delhi, Mumbai y Sidney son algunas de las ciudades en el mundo que prohíben el uso de las bolsas de plástico, mientras Italia, Bélgica e Irlanda cobran impuestos. En la Ciudad de México y Querétaro ya se prohibieron estas bolsas en los supermercados.

Ciudades en el mundo que prohiben el uso de las bolsas plasticas

Este es el mapa de los Estados Unidos que indica los lugares que vetan el uso de bolsas de plástico, tienen una propuesta diferente, no aceptaron la proposición o siguen pendientes de decidir:

Ciudades en los Estados Unidos que prohiben el uso de las bolsas de plastico

Consecuencias del uso de las bolsas de plástico

Los impactos negativos de estas bolsas son muchos: cuando no se acumulan en los vertederos, las puedes encontrar en los desagües pluviales, las calles, o los árboles. Contaminan los océanos, donde los peces, las aves marinas y otros animales marinos las comen o se enredan en ellas; las piezas plásticas pueden provocar que la biodiversidad de los océanos se asfixie. Igualmente, puede costar a las ciudades y estados millones de dólares limpiar y eliminar adecuadamente estos residuos.

  • Las bolsas de plástico depositadas en los vertederos permanecen allí durante cientos de años.
  • A diferencia de las bolsas de papel, que son biodegradables, las de plástico no se descomponen o se desintegran fácilmente.
  • Una bolsa de plástico puede tardar hasta 1,000 años en descomponerse en tierra y 450 años en agua, mientras que una de papel se descompone en 3 o 6 semanas.
  • Una persona promedio utiliza alrededor de 350 a 400 bolsas de plástico por año.
  • Según el Wall Street Journal, solo el 1 por ciento de las bolsas de plástico se reciclan en todo el planeta.

¿Te imaginas donde termina todo este plástico?

  • Se estima que 100,000 animales marinos mueren anualmente debido a la basura plástica que termina en el Pacífico Norte.

  • En promedio, una bolsa de plástico se utiliza durante 12 minutos antes de desecharla, y puede durar siglos en el medio ambiente.

¿Qué podemos hacer al respecto?

1. Reducir y reutilizar

Por ejemplo, comprar una bolsa reutilizable. Puedes comprar un bolso de tela como algodón o yute.

2. Reutilizar y reciclar

Mantener las bolsas de plástico fuera del bote de basura.

3. Reeducar a los demás

La gente necesita saber la verdad sobre los efectos de estos desechos plásticos.

Ian Frazier reportó en The New Yorker que, en 2014, las bolsas de plástico eran el séptimo artículo más recolectado durante la limpieza costera internacional de la conservación del océano, detrás de las colillas de cigarrillo, los popotes y las tapas de botellas. Agregó que el Departamento de Sanidad de la Ciudad de Nueva York recolecta más de 1,700 toneladas de bolsas de un solo uso cada semana, y tiene que gastar 12.5 millones dólares al año para deshacerse de ellas.

Una investigación llevada a cabo por la Universidad de New Hampshire ha encontrado que, aunque todas las políticas destinadas a disminuir los residuos de bolsas de plástico tienen sus pros y contras, la reducción del uso fue más exitosa cuando los impuestos sobre ellas eran lo suficientemente altos como para provocar un cambio de comportamiento. El investigador de la Estación Experimental Agrícola de New Hampshire, John Halstead, profesor de Economía Ambiental y de Recursos, junto con Megan McLaughlin, asistente planificador de la ciudad en Old Orchard Beach, Maine, y un graduado de UNH del programa de Gestión y Administración de Recursos, presentaron sus hallazgos en “The Ubiquitous Plastic Bag – And What to Do” en BioCycle.

Los investigadores dijeron que cada medida política tiene ventajas y desventajas, por ejemplo, las tarifas tuvieron un efecto deseado en el uso de bolsas de plástico. Ellos sugieren un impuesto sobre utilización lo suficientemente alto para que los consumidores alteren su conducta.

Ellos aseguran que, si el objetivo es deshacerse completamente de las bolsas de plástico del medio ambiente, una prohibición funciona mejor. Un programa de recuperación o reciclado debe estar acompañado de una iniciativa de educación para que se convierte en un hábito para los consumidores.

Mira este video.

¿Por qué algunos países deben enfocarse en el reciclaje en vez de la prohibición?

El caso Kenia

Kenia es un país de África Oriental con una población estimada de 46 millones de habitantes. Con el apoyo del Grupo del Banco Mundial (GBM) y el Fondo Monetario Internacional (FMI), Kenia ha realizado importantes reformas estructurales y económicas que han contribuido al crecimiento económico sostenido en la última década. Los desafíos del desarrollo incluyen la pobreza, la desigualdad, el cambio climático, etcétera.

Este país anunció recientemente que prohibirá el uso, la fabricación y la importación de todas las bolsas de plástico. No obstante, The Conversation hizo una investigación sobre el manejo de residuos plásticos en las zonas urbanas de Kenia, la cual muestra que la nueva prohibición no es realista por no basarse en una investigación extensa sobre las implicaciones del veto ni considera el impacto que tendrá económicamente.

Según el estudio, recuperar los residuos plásticos y el reciclaje es una mejor estrategia. Esto tiene más fundamento, especialmente para las economías en desarrollo como Kenia, tomando en cuenta que se pueden crear oportunidades de empleo dentro de la cadena de reciclaje. El estudio afirma que no funcionaría sustituir las bolsas de plástico por otras biodegradables, ya que la mayoría de los países en desarrollo tampoco tiene el equipo con la capacidad tecnológica para producir dicho material y todavía no es rentable.

Es mejor introducir medidas de política para gestionar los residuos de plástico como:

  • Prohibir la producción de ciertos plásticos.
  • Recaudar impuestos.
  • Establecer objetivos obligatorios de reciclaje.
  • Hacer campañas para reducir el uso de bolsas de plástico.

Reutilización y reciclaje

De acuerdo con la investigación, reutilizar y reciclar los residuos de plástico tiene mucho más sentido, sobre todo porque Kenia no tiene la industria petroquímica necesaria para fabricar plástico. Las materias primas para las industrias del plástico y el polietileno se importan de ultramar.

La recolección es una solución más realista y sostenible para la gestión de residuos plásticos en Kenia. Los desechos se convierten en una fuente de materia prima para la producción de materiales plásticos, creando una relación interdependiente entre los sistemas de gestión de residuos sólidos y la producción de plástico.

Kenia necesitaría el apoyo y la coordinación del gobierno, la industria y la sociedad civil en todos los niveles:

  • Separar los residuos de plástico de otras corrientes de desechos, así como de diversos materiales plásticos para el uso eficaz de diferentes residuos de polímero en la producción.
  • Proteger a los recicladores y a aquellos que aportan valor, incluyendo el lavado y la clasificación de residuos de plástico.
  • Asignar un espacio para los centros de separación de residuos.
  • Apoyo tecnológico y financiero para el procesamiento de residuos.
  • Programas de extensión educativa.
  • Marketing de productos plásticos para popularizar los diversos artículos.
  • Introducir sistemas de depósito y devolución en supermercados.
  • Mejor logística de transporte o productos y residuos de plástico, para que puedan llegar a sus destinos a tiempo.

¿Cuál es tu veredicto? ¿Prohibir o reciclar las bolsas de plástico? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska