Responsabilidad social en la industria del café – ExpokNews

El café es solo para disfrutarlo, no tiene que ver con la sustentabilidad… ¡Falso! Estas empresas te muestran lo contrario. ¡Mira lo que hacen!

Para algunos es el amor; para otros, la medicina que puede curar cualquier crisis. Tal como dice Alexander King: “En realidad, esto parece ser la necesidad básica del corazón humano en casi todas las grandes crisis: una buena taza de…”

¿Sabes qué es? Si pensaste en la bebida que se obtiene de las semillas tostadas y molidas de los frutos de la planta del café, adivinaste.

Sin embargo, las personas que disfrutan el café puede que no estén conscientes de un problema que tiene que ver con su bebida preferida. Cada año, miles de millones de vasos que no son biodegradables, tapas y cápsulas desechables, se acumulan en los vertederos, creando un creciente problema ambiental.

Los australianos usan aproximadamente mil millones de vasos de café desechables al año, que no son reciclables en la mayoría de los estados. El revestimiento de plástico a base de aceite de petróleo los hace impermeables, por lo que no pueden reciclarse con el papel y cartón.

Los australianos gastaron más de 215 millones dólares en cápsulas de café en 2015, pero no son biodegradables debido a la combinación de plásticos y aluminio con materia orgánica que hay en el interior.

Debido a este problema, han aparecido de manera creciente empresarios sociales con ideas creativas para aumentar la concientización e inspirar a los amantes del café a reducir el impacto que tienen estos desechos en nuestro planeta.

Los solucionadores

La empresaria social de Melbourne, Soula Thuring, vende vasos de café biodegradables con un kit adicional, Enviro-Grow, que convierte el recipiente usado en una planta.

Enviro-Grow es una empresa responsable y comprometida con la creación de productos ecológicos innovadores y conceptos promocionales que hacen una diferencia sostenible para el planeta.

sitio web de grow cup of life

Grow Cup of Life es un vaso reciclable, biodegradable y compostable con un revestimiento térmico (PLA) hecho de materiales vegetales (almidón de maíz). El kit Grow Cup of Life, que cuesta 2 dólares, contiene una pastilla de tierra que se expande con agua, una estera de semillas e instrucciones para el cultivo de col rizada, remolacha, rúcula y otros alimentos saludables. Se puede plantar en el patio trasero o en otro lugar, y se descompone en pocos meses.

el kit de grow cup of life

Thuring dice que la idea de sus kits nació cuando se enteró de cuántas tazas desechables se desperdician en Australia cada año. Ella afirma que trata de aumentar la conciencia y evitar que cualquier residuo sólido vaya a los vertederos. Declara que un billón es una cantidad enorme de impactos venidos de gente que no es consciente.

La empresa social Streat, fundada en Melbourne en 2009, ofrece una mezcla de cafés y alimentos como muchos negocios, pero toda su operación apoya la responsabilidad ambiental y la solución de problemas sociales. Es la esencia misma del negocio. La combinación de la calidad de la comida y las bebidas con acciones visibles de sustentabilidad ha logrado ganarse a los clientes.

La marca responsable trabaja con la empresa Pod & Parcel para poner su café en cápsulas biodegradables que se puedan usar en las máquinas de Nespresso.

Según los fundadores de Pod & Parcel, Ben Goodman, Elliott Haralambuos y Jai Felinski, entre 2 y 3 millones de cápsulas de café se consumen a diario en Australia, contribuyendo globalmente a más de 30 mil millones de cápsulas que contienen aluminio, un elemento reciclable pero lento para biodegradarse.

sitio web de Pod & Parcel

La intención original de Goodman era que un mejor café estuviera dentro de las cápsulas. Luego, el equipo tomó la decisión de mejorar el recipiente a una versión biodegradable. Fueron un éxito. Dicen que tenían que llamar a amigos para que los ayudaran a empacar las cajas que debían enviar.

Ahora venden entre 10.000 y 15.000 cápsulas al mes. Según Goodman, la calidad del producto es lo que atrae a los consumidores… la sustentabilidad es un plus.

Existen otros problemas relacionados con el consumo de café, aparte de las tazas y cápsulas. Las toneladas de café molido también tienen un impacto porque, cuando los residuos orgánicos se descomponen en un ambiente anaeróbico, como un vertedero, liberan metano, el cual es más dañino que el dióxido de carbono.

En 2015, los amigos Ryan Creed y Julian Mitchell decidieron resolver este problema al fundar la primera granja de hongos urbanos de Australia Occidental en Fremantle, usando desechos de café molido para producir hongos gourmet.

sitio web de life cykel

Ellos financiaron colectivamente 30.000 dólares. Diariamente recogieron los residuos y los mezclaron con esporas de hongo. El año pasado se mudaron a un contenedor dedicado al cultivo de hongos, y empezaron a suministrarlos a los mismos restaurantes que les estaban dando sus desechos.

Después de la segunda campaña de Kickstarter, la empresa se expandió a Melbourne, suministrando champiñones a los restaurantes y vendiendo “cajas de setas de café”, que permiten a las personas cultivar hongos en casa. Creed dice que eso pone a la gente a cargo de cultivar su propia comida de una manera sencilla.

Life Cykel ha desviado más de 10 toneladas de residuos de café de los vertederos, y ha cultivado más de 1.600 kg de setas.

Life Cykel trabaja en construir alianzas con varias marcas incluyendo Virgin Airlines, que les provee los granos de café de su sala en el aeropuerto. Virgin ofrece las cajas de setas como recompensa en su programa de viajero frecuente Velocity. La marca responsable también se ha asociado con el grupo de habilidades de New Zealand’s Abilities Group –que proporciona ayuda a las personas con discapacidades–, con el grupo de reciclaje Redcycle y la Universidad de Melbourne. Creed dice: “Es abrumador el número de grupos que creen en nuestra visión y quieren trabajar juntos”.

“El café es un lenguaje en sí mismo”, dice Jackie Chan, y todas estas compañías parece estar de acuerdo con la frase.

¿Qué te parecen las maneras en que estas empresas le permiten a la gente no solo disfrutar del café que les gusta, sino ayudar a proteger el medio ambiente? ¿Se te ocurren otras ideas? ¿Conoces otras marcas responsables en la industria del café? Te leemos en los comentarios.

Acerca del autor

Daniela Lazovska