Ambiental

Reciclaje de PET en México

Datos de la UNAM aseguran que cada mexicano consume al año, en promedio, siete kilos de este plástico, cifra que se traduce en más de 780 000 toneladas a nivel nacional. Por fortuna, dicho material es completamente reciclable, y aunque ya existen importantes esfuerzos por reutilizarlo, todavía queda mucho por hacer.

El tereftalato de polietileno, mejor conocido como PET, es un poliéster resistente que, debido a sus características, es utilizado en la fabricación de una gran cantidad de envases de productos líquidos como bebidas, aceites y cosméticos; además, suele tener usos médicos y hasta textiles.

La asociación para promover el reciclado del PET (APREPET) estima que la tasa de crecimiento anual en el consumo de este tipo de plástico es de 13%. De hecho, México es el tercer consumidor internacional, sólo detrás de Estados Unidos y China, pero en consumo per cápita es el segundo, con 225 botellas por habitante.

Debido a esta progresiva demanda, resulta fundamental la participación conjunta de diversos sectores -incluida la iniciativa privada, las autoridades y la sociedad civil-, a fin de reducir las consecuencias negativas que estos residuos producen en el medio ambiente.

Al respecto, la Asociación Nacional de Industrias del Plástico (ANIPAC) asegura que “80% del impacto de un empaque se genera durante la extracción y producción de la materia prima”, por lo que desecharlo implica una doble huella ambiental.

Vale la pena destacar que en nuestro país -agrega la APREPET- sólo 40% es reciclado; el resto termina en rellenos sanitarios o es exportado a Asia, en especial a China, donde es empleado en la fabricación de telas sintéticas.

La influencia del IMER

La Industria Mexicana de Reciclaje (IMER), ubicada en Toluca, comenzó sus operaciones en 2005 y fue la primera planta de reciclado de PET grado alimenticio establecida en América Latina, y a la fecha es la empresa que más reutiliza este material a nivel nacional. Desde su inauguración, ha procesado más de 56 000 toneladas de botellas postconsumo; tiene capacidad para elaborar millones de envases que incluyen hasta 35% de material reciclado.

Las botellas aquí fabricadas son aptas para alimentos y bebidas de consumo humano y están aprovadas en México por la Comisión Federal para la Protección contra Riesgos Sanitarios (COFEPRIS) y en Estados Unidos por la Food and Drug Administration (FDA)

Fuente: Revista Equilibrio No. 50
Publicada: Octubre 2012

Acerca del autor

ExpokNews

Comentarios

Dejar un comentario